viernes, 23 de junio de 2017

El "Centro Botín" desagrada a Gran Uribe

Radio Brionvega TS-502, de Marco Zanuso
Radio Brionvega TS-502 (1964)
[Marco Zanuso y Richard Sapper]
La radio Brionvega (de 1964), de Marco Zanuso, es el típico diseño italiano del pop de los 60. Cuando Gran Uribe les mostraba esta diapositiva a sus alumnos de "Fundamentos del diseño" del bachillerato, les llamaba muchísimo la atención y hacían todo tipo de comentarios elogiosos. ¡Qué tiempos!

El caso es que, mientras Alemania buscaba por entonces la racionalidad —como no podía ser menos— y Japón la innovación tecnológica, Italia encontraba soluciones que combinaban arte y tecnología y que tuvieron mucho éxito por estos lares. España se inundó en aquellos años de muebles y objetos de plástico de todos los colores: sillas apilables, lámparas, ceniceros, pequeños electrodomésticos, etc. Esta radio, cuando estaba cerrada era un pequeño y enigmático monolito, pero al abrirla se revelaba su función: la parte izquierda era el altavoz y en la derecha estaban los controles. La separación entre el objeto escultórico y su artículo útil dentro de una única forma es semántica y literal.



¿A qué viene todo esto? Viendo fotografías del recién inaugurado "Centro de Arte Botín", frente a la bahía de Santander, a Gran Uribe le ha entrado un cabreo bastante importante, porque a su juicio es difícil encontrar una solución menos integrada con el entorno, a pesar de que algunos diarios titulen: "El centro de arte que vuela sobre Santander".

Según el arquitecto-estrella que lo ha parido (Renzo Piano —coautor con Rogers del Centro Pompidou, en París—), además de "volar", se integra de manera discreta en el paisaje (?). Afirma ese figura que buscó hacer un edificio que despertara el orgullo de los santanderinos y su sensación de "pertenencia al lugar". Veremos si esa sensación se consolida...

El Centro Botín "vuela sobre la bahía de Santander" / Fotografía: Enrico Cano
Todo esto ha dolido a G.U. porque le gusta esa ciudad, que ha visitado algunas veces coincidiendo con cursillos de verano en el Palacio de la Magdalena, y siempre apreció que había muy buena conexión visual entre el paseo de Pereda y la bahía de Santander, y también entre Pedreña, cuando se volvía desde allí por mar, y ese frente urbano.

Parece ser que cuando se conoció el proyecto, hace seis años, hubo muchas protestas de gente muy preocupada y que no se sentía 'orgullosa' de lo que se les venía encima, pero... Botín es mucho Botín, y los políticos necesitan ponerse medallas (¿o algo más?) a costa de lo que sea —Revilla, ese sujeto lenguaraz que regala anchoas, incluido—. En cuanto a lo que se llegue a exponer allí... ¡Dios proveerá!, aunque seguramente eso sea lo de menos.

[El Centro de Arte  Botín, frente a la bahía / Simulación a cago de granuribe50]

En pleno mosqueo, doña Perpetua ha dicho: "me recuerda a algún diseño de los años sesenta". Tras unos breves instantes de vacilación, G.U. ha dicho ¡bingo!: ¡la radio Brionvega!, ¿cómo no se le había ocurrido antes? Ha buscado con prontitud en sus viejos archivos, ha encontrado lo que buscaba y ha procedido a hacer una rápida y modesta simulación.



Una pregunta final: ¿No había en España ningún arquitecto que conociera a fondo esa ciudad y fuera capaz de realizar un proyecto más respetuoso con el entorno en ese lugar tan paradigmático del paseo de Pereda?

Claro es que quizá lo que intentan es reproducir el éxito que tuvo Bilbao —una ciudad que antes no visitaba ni Dios— con el Guggenheim, de Frank Gehry, ese espabilado arquitecto-estrella del que se dice que tiene en su estudio a un virguero "arruga-papeles" (folios, pero también trabaja en otros formatos, como A0, A1, etc.) que tiene mucho arte. A partir de ahí surge la maqueta y después, si se aprueba, se elabora el proyecto básico y el de ejecución. ¿Una leyenda urbana, tal vez?

[Del episodio "The Seven-Berre Snitch" de los Simpson]

En presencia de Maduro y del "arruga-papeles", Gehry presenta la maqueta de la sede del Centro Nacional de Acción Social por la Música
[granuribe50.blogspot.com.es]

4 comentarios:

  1. jajajajaja no sabía lo del arruga-papeles, esta es buena.

    Y dos: Convengo con ud. que es un desastre el diseño que nos emplaza. No encuentro nada que sea conjuntable con la ciudad. Sólo le falta el altavoz en un lateral y el sintonizador en el otro.

    Y tres: pone ud debajo de la imágen que inserta lo que copio y pego : [El Centro de Arte Botín, frente a la bahía / Simulación a cago de granuribe50]... Si, cierto, es "pa cagarse", también estoy de acuerdo.
    Salut

    ResponderEliminar
  2. Así de lejos queda como un pegote. MJ

    ResponderEliminar
  3. Espero que le pague bien a su "arruga-papeles". Se lo tiene ganado.
    El Tapir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, el "arruga-papeles" es un sujeto bien situado en el estudio de Frank Gehry. Asiste, aunque siempre en segundo plano, a todas las apariciones públicas (con políticos diversos, alcaldes, ilustres presidentes de república bananera, etc.) del arquitecto-estrella. Hay algún documento gráfico que lo corrobora, que hemos procedido a adjuntar a la entrada del post.

      Eliminar