jueves, 31 de mayo de 2018

Sánchez, Rajoy, Zidane y... Stefan Zweig

Zidane y Florentino Pérez (31/5/2018)
Este asunto ha eclipsado hoy en parte a lo de Sánchez y Rajoy. Doble palo para este último, ya que es del Madrid. Pero descuiden, no hablaremos de la moción de censura, aunque la opinión genérica de este modesto bloguero quedó reflejada en la entrada anterior. Solo nos resta añadir lo siguiente: crucemos los dedos para no tener que acabar echando en falta algún día al señor Del Puro.

Pero es que... "fútbol es fútbol", amigos. Sepan ustedes, por si no se han enterado todavía, que Zinedine Zidane ha decidido abandonar al Madrit, equipo con el que ha conseguido tres copas de Europa seguidas, lo cual no es nada fácil aunque tengas los mejores jugadores del mundo (véase al Barça, que en ese período solo ha ganado torneos muy españoles, como la copa del denostado rei Felip por triplicado).

Lo hace "en un buen momento y de pie", y seguramente su decisión es acertada, porque las cosas solo podían ir a peor a partir de ahora, con algunos jugadores a punto de la jubilación y la presión de la masa para seguir ganando. Más vale abandonar el barco a tiempo antes de que te echen a gorrazos a las primeras derrotas, que sin duda llegarían. Esperemos que los madridistas tampoco tengan que echarlo en falta algún día...



Nada que ver con lo que vamos a contarles ahora, por supuesto, pero es que hemos citado antes unas palabras de Stefan Zweig (1881-1942), las que escribió cuando decidió suicidarse junto a su esposa en Brasil, en 1942. En efecto, según sus palabras, "es mejor finalizar en un buen momento y de pie una vida en la cual la labor intelectual significó el gozo más puro y la libertad personal el bien más preciado sobre la Tierra". En febrero de 1942 la victoria de Hitler parecía inevitable y Zweig no quiso tener que soportar el triunfo de ese siniestro sujeto, aunque fuera en la distancia de su exilio brasileño. Además, tenía en ese momento la intuición de que no volvería a disfrutar de su bien surtida biblioteca de Salzburgo. Eso, unido al declive físico que se les avecinaba, a él y a su esposa, lo volvió tremendamente depresivo.

Zweig dedicó un gran esfuerzo a "La embriaguez de la metamorfosis", una novela que dejó y retomó varias veces durante 15 años y que acabaría siendo publicada por primera vez cuarenta años después de su muerte. La protagonista Christine Hoflehner, tal como comentábamos hace unos días, tiene veintiocho años y ostenta tras la guerra de 1914 "un cargo miserablemente pagado en un pueblucho remoto", en una sórdida oficina de correos, esa que se describe al comienzo de la novela. A partir de un telegrama recibido en ese lugar empieza su aventura: es invitada por una hermana de su madre, que está nadando en la abundancia por su matrimonio, a pasar unos días en un exclusivo balneario suizo, hacia 1926. La metamorfosis de Christine se produce cuando accede al mundo de lujo y oropeles, toma perspectiva para verse a sí misma, descubre que hay otras opciones en la vida y la injusticia se está cometiendo con los desfavorecidos.

Pero ¡amigos!, en ese balneario empiezan a correr rumores de que el origen de Christine es muy modesto y que, por tanto, el de su tía también lo es, circunstancia que ésta oculta minuciosamente, rodeada como está de ricachones y millonarios ociosos. El terror a que la gente se entere mueve a su tía a abandonar precipitadamente el lugar de veraneo y a "facturar" con toda frialdad a la pobre Christine de vuelta a su casa. Este es el momento clave que reproducimos aquí, magistralmente narrado por Zweig.


Stefan Zweig, La embriaguez de la metamorfosis, Acantilado (2002), págs. 174-175

Christine, que en pocos días se ha acostumbrado a vestir las mejores ropas (que le ha dejado su tía) y a ser galanteada por todo tipo de 'pijorros', se lo toma muy mal. A partir de ese instante, con su regreso al pueblo llena de resentimiento, empieza otra novela, bastante triste por cierto, que acabará con un final inesperado que parece abrir la puerta a otra historia que podría haber pertenecido al género "novela negra", pero que Zweig prefirió no desarrollar, quizá con buen criterio. Es por eso que se ha calificado a "La embriaguez de la metamorfosis" como obra inacabada.

En cualquier caso, una buena novela, con el pulso narrativo y la prosa inigualable del autor, que G.U. (siempre reacio a recomendar novelas y películas) les anima a ustedes a leer. No todo el mundo escribe como Zweig, desde luego.

Politiquillos hasta en la sopa

Gran Uribe detesta esta política ratonera que llena diarios, debates y redes sociales. No confía en absoluto en el gremio de politiquillos que ocupan los diferentes gobiernos y parlamentos, empezando por el central y acabando por los autonómicos. Que el PP es corrupto lo sabemos todos desde hace tropecientos años, pero la sentencia de ahora ha servido sobre todo para reactivar a los mediocres que estaban fuera de foco y que ven oportunidad de acceder a la tarta.

En fin, unos que quieren seguir en la poltrona; otros que quieren acceder a ella por la vía rápida sin pasar por unas elecciones que los destrozarían; otros que quieren elecciones "a la voz de ya" porque la cosa se les presenta favorable; otros que siempre quieren armar bulla, que se olvide ya lo del chalet y ver qué pillan; otros —los chantajistas y aprovechones por antonomasia, PNV— con el 'cuponazo' recién aprobado y garantías de que continuará el chollo; los separatistas, ilusionados con algún resquicio que les permita "tirar endavant"con el procés vendiendo caro su apoyo a quien sea, etc. Mala pinta tiene el asunto.

La corrupción es la coartada que a todos sirve, pero en el fondo a nadie le importa un pepino, quizá porque todos saben que en cualquier momento la tendrán en su casa, si es que no la tienen ya (y 'no miramos a nadie'). Eso es lo que hay.


En la modestísima opinión de quien esto escribe, habría que hacer elecciones lo antes posible y si "el pueblo", "la gente" (terminología Podemos) decide que eso tipos del PP deben seguir gobernando, habrá que tragarlo con patatas y punto. Uno desconfía de estos sórdidos contubernios de laboratorio, elaborados por la gentuza a la que nos referíamos al principio, como manera de llegar a ocupar el poder usando atajos.  En ellos, curiosamente —o no— nadie piensa en lo que realmente nos preocupa, y con razón, a la "clase de tropa".



A Félix de Azúa tampoco le agrada esa sobredosis de políticos, por llamarlos de alguna manera, hasta en la sopa. Comentaba ayer en su columna Hartazgo:

[...] «Nosotros tenemos la enorme dicha de soportar diecisiete presidentes, una montaña de ministros e infinitos políticos sin la menor relevancia, pero presentes en todos los informativos y, cosa sorprendente, en las revistas de peluquería.

Políticos hasta en la sopa (de letras)
Ese gigantesco ejército de pasiones, codicias, narcisismos, ambiciones, frustraciones, vanidades, envidias, conspiraciones, cainismos, jactancias, delincuencias y majaderías hace imposible tomarse la sopa sin antes sacar con la cuchara dos concejales, tres secretarios, una vicepresidenta y cinco miembros de la oposición pataleando. En España los políticos gozan de un entusiasmo popular solo comparable al de los futbolistas y sus señoras, ahora que los toreros son un objeto de lujo. 

Es el único país del ámbito civilizado en el que un político convoca a las masas para que decidan si debe comprarse un ferrari, adoptar un perro o dejar de fumar. El ansia de protagonismo de los políticos, su megalomanía, es tan desaforada que ni siquiera se percatan del espantoso ridículo que harían en cualquier país civilizado. Los belgas ya se van dando cuenta».




Y mientras tanto, a la "clase de tropa", a los de a pie, ahí los ven, retratados en el metro por Natan Dvir...

[Fotografías de las "Historias subterráneas", de Natan Dvir / granuribe50]

martes, 29 de mayo de 2018

Hasta siempre, María Dolores Pradera

Magnetofón REMCO
Gran Uribe la recuerda, en los años en que entró la televisión en la casa familiar, trabajando en algunas obras del mítico Estudio 1. Por aquel entonces ya estaba separada de Fernán Gómez y empezaba a dedicarse a la canción, actividad en la que rápidamente se convirtió en artista de culto. Todas sus canciones nos gustaban, pero una en especial le quedó grabada a G.U. por tenerla grabada (valga la redundancia) en el no menos mítico magnetofón REMCO. Estaba extraída de un programa de Ángel Álvarez, un tipo que siempre traía buena música a sus programas de radio. Y ahí quedó inmortalizada en una cinta que oíamos miles de veces, junto a cosas de Kris Kristofferson, Gordon Lightfoot, Van Morrison, Jethro Tull, Pink Floyd, Simon@Garfunkel, los Creedence Clearwater Revival y otros monstruos que nada tenían que ver con la música que ella practicaba...

Lo malo es que, con el tiempo, todo tipo de pelmas se le han subido a la chepa con ese tipo de colaboraciones en forma de dulzones duettos, apartándola un poco de la esencia de su repertorio. Pero en fin, a lo que íbamos; "Dos puntas" no es ni mucho menos la canción más conocida suya pero... dado que nadie la cita en sus obituarios aquí se la ofrecemos:

"Dos puntas" (Carlos Montbrun Ocampo) / María Dolores Pradera y "Los Gemelos"

Iglesias, el chalet y "Los Morancos"

Un millón de visitas lleva ya el vídeo de Los Morancos y... mil millones el de la mejicana Becky G. ¿Llegarán a empatar?

lunes, 28 de mayo de 2018

Cosas de la vida, del fúbol y del procés


Todo el p*** año dando la matraca de la Champions con el Barça (que gana las copas de ¡España!) , llega la final y...

Portadas de los diarios de Barcelona del 27/5/2018, el día después de la final de la Champions 

domingo, 27 de mayo de 2018

Los trenes llenos de psiquiatras se demoran


Los de la DGT se han pasado tres pueblos con la campaña de tráfico de este año, que ya de por sí suele ser bastante truculenta. O eso, o el 47% de los catalanes están para que los encierren y tiren la llave... Va a ser eso último.



Ahora que... puestos a encerrar, ocupa un lugar de privilegio este procesista catalán de la Tractoria profunda, que ha diseñado un aparato para hacer ruido simulando una cacerolada, con el fin de ahorrarse el esfuerzo que supone darle golpes a la cazuela durante diez minutos, duración habitual de estos asuntos.

El inventor se llama Miquel Nogués, un vecino de Vinebre (Ribera d'Ebre) que está muy ufano con su máquina para hacer ruido y protestar de manera amplificada. Su dispositivo ha llamado ya la atención en Elche (països catalans, no lo olvidemos) de cara a la próxima Feria de los Inventos 2018 que se celebrará en esa localidad de arraigada tradición zapateril. Se trata, en esencia, de un dispositivo formado por un bidón lleno de metales que gira sobre un eje mientras unos tubos lo golpean al tiempo que impactan en unas llantas de coche. Todo ello con la ayuda de un motor. El propósito de esta "màquina de fer soroll" es "mostrar nuestro disgusto aún más" que con una cacerola normal, y "pedir que todos los presos encarcelados por el 'procés' vuelvan a sus casas", afirma Miquel.

sábado, 26 de mayo de 2018

Barcelona es un camposanto ahora (Madrid, no)

"CROCHET" EN LA MANDÍBULA AL "PROCÉS"
[EL REIAL MADRIT, CAMPIÓ (INJUSTAMENT) DE LA 'CHAMPIONS' PER TERCER ANY CONSECUTIU]

viernes, 25 de mayo de 2018

El finde se presenta movidito

Antoni Baños en la terraza de Can Fuster
(al fondo, Toni Soler, el de Polònia)
No, no les voy a saturar a ustedes con la enésima imagen de los sórdidos sujetos del PP cenando vestiditos de presos, ese twitter viral que tanto ha agradado a los procesistas (es una imagen que difícilmente veremos aplicada por aquí a los del CiU y el tres per cent). Infografistas tienen las redes que se están ocupando de ello, y que casi van a obligar al pobre Pedro Sánchez, a quien quizá no apetezca 'un pedo' ser presidente ahora, con el marrón del procés a cuestas (al menos a G.U. le pasaría eso si estuviera en su lugar), a montar una moción de censura.

No, no hablamos de eso. Nuestra vista está puesta en los planes para el finde. El de mañana sábado es atractivo, sobre todo por la oportunidad de comer butifarra, a ser posible con judías (seques), plato que nos confesaba El Tapir que hace años que no degusta. Y, además, las actuaciones musicales y los ponentes (Dante Fachín, Empar Moliner, Sala i Martín (el de las chaquetas de domador), el costurero Torrent y Antoni Baños (el bebedor de gin-tonics por excelencia, sobre todo en la terraza de Can Fuster), resultan de los más estimulante.

Y el domingo, una cita en la playa de Mataró para plantar cruces amarillas, en la que se nos insta a llevar comida y bebida. Y, si se anima El Tapir a viajar desde Ibiza (Països Catalans, ojo al dato), así lo haremos, trayendo nuestro gin-tonic en un termo si es preciso. Allí, compartiendo gin-tonic, no es descartable que podamos departir con Antonio Baños, un tipo eixerit y muy animado y —quién sabe— si con Gabriel Rufián, que se apunta a un bombardeo, aunque últimamente está un poco oscurecido (quizá intuir que pueda ser liquidado por Torra le hace presentar ahora perfil bajo).

Gin-tonic en la playa de Mataró (granuribe50)

Mataró en alerta por la plantada de cruces / Viñeta de S.O. (26/5/2018)
Como dice Gregorio Morán en Ahora toca victimismo:

[...] «Una minoría bien engrasada está intentando silenciar, y últimamente desterrar, a unos ciudadanos que se creían vivir en una sociedad madura, valiente e integradora. En esa pelea estamos y en esa pelea irán apareciendo elementos a los que no damos la importancia que tienen. La exhibición de símbolos, por ejemplo, con tantas reminiscencias fascistas y autoritarias.

Y por si fuera poco, ahora gustan de llenar las playas de cruces amarillas de buen tamaño, imagino que de madera o compradas a los chinos como las urnas. El símbolo por excelencia del cristianismo convertido en juguete de unos descerebrados que juegan a ser Ku Klux Klan. Hasta a los ateos nos produce vergüenza ajena. Sería una banalidad pensar que el Abad de Montserrat, que vive de eso, llamara a abandonar la utilización torticera y fascista de una de las metáforas más sensibles del mundo de los creyentes. Las playas, cementerios. ¿Hay quien dé más?»

jueves, 24 de mayo de 2018

Rajoy, el PNV y los presupuestos

"NON ESAN NION ESAN DUT, ESAN DUT DIDAKA"
"ESPAINIACO EZ DAGO INORK EZ DUELA ORPO ONA EROSI"

["Donde dije digo, digo Diego" / "No queda nadie en España que un talón no pueda comprar" —Alfonso Guerra—]
—Por cortesía del Traductor de Google—



Se entiende, ¿no? Y mientras tanto... lean, lean, el preámbulo del Estatuto vasco que preparan PNV y ehbildu): 
Enlace: PNV y EH Bildu imponen el “derecho a decidir” en el preámbulo del nuevo Estatuto vasco

Simulación infográfica: Santi Orúe / granuribe50

miércoles, 23 de mayo de 2018

Stupendo: las máscaras van cayendo

G.U. debe confesar que también está satisfecho, tanto como Félix de Azúa o más, de la reciente caída de máscaras.
Stupendo

Pablo Iglesias e Irene Montero, felices preparando una barbacoa en su nuevo hogar / Simulación infográfica: LOOK/granuribe50
«Las cosas no pueden ir mejor: en muy escasos días se les ha caído la máscara a dos de los más farisaicos elementos de la política española. El pobre Iglesias, bajo cuyo disfraz de sin techo se cobijaba un ricacho algo hortera; y el nacionalismo catalán, tras cuyas sonrisitas curiales se disimulaba la navaja oxidada de los quinquis.

Hace ya mucho que, hablando con políticos españoles, les había yo advertido sobre lo que de verdad piensan los nacionalistas catalanes. Nunca me creyeron. En sus cabezas (harto holgazanas) no cabía la modernidad catalana de un partido neofascista. Ahora ya lo saben. Lo que Torra dice de los españoles (él incluido, claro) es lo que he podido oír decenas de veces en círculos catalanes cuando creen estar hablando en privado, tanto las derechas como las izquierdas. No solo quienes siempre fueron racistas de tradición alemana, como los secuaces de Pujol, sino también los topos que se escondían en el partido socialista catalán, especialmente algunos del clan de los Maragall (hoy todos secesionistas), que eran los más explícitos porque estaban acostumbrados a mandar a la servidumbre.



Ahora ya está claro, tenemos en España una banda neofascista encabezada por Torra que en nada se diferencia de la Liga italiana, de los lepenistas franceses, de los racistas alemanes, flamencos y holandeses, o de los prenazis húngaros. No íbamos a ser una excepción, los españoles. Somos europeos, ¿verdad?, pues ahora ya sabemos a quién apoyan los de la CUP, los de la así llamada izquierda como Domènech, la Colau y otros especímenes, o los sofocantes sindicalistas podridos que desfilan con las tropas nacionales.

Menos mal. Por fin tenemos neofascistas en España. Un tren europeo que, esta vez, no vamos a perder».


Félix de Azúa, Stupendo / (22/5/2018)

martes, 22 de mayo de 2018

Zaplana se hizo rico, sí, pero...

Zaplana nunca dijo que estuviera en política para forrarse

Dijo: "Me tengo que hacer rico porque estoy arruinado"

Y parece ser que cumplió su objetivo. Y Rajoy... fumando un puro mientras lee el MARCA

La Guardia Civil detiene a Zaplana por delito de blanqueo de capitales y cohecho / EL MUNDO-granuribe50

Zapatero el observador

Zapatero, abucheado a la salida de un centro de votación de Venezuela

  • "He estado mucho tiempo aquí y vengo a observar", declaró
  • Tuvo que salir escoltado y de forma precipitada


[Zapatero el observador (Viñeta de JM Nieto, 22/5/2018 / Fotografia: Reuters / granuribe50]

lunes, 21 de mayo de 2018

Cruces amarillas en la playa


«Arenys de Munt es el primer municipio catalán que sancionará a las personas que retiren lazos amarillos en apoyo a los políticos catalanes presos. El acuerdo se ha tomado en el pleno consistorial presidido por el alcalde, Joan Rabasseda (ERC) y toma forma de declaración institucional en la que plasma que se “valorará la posibilidad de sancionar a las personas que retiren símbolos de la vía pública y de espacios privados”. El pleno del municipio cuna de las primeras consultas independentistas podrá sancionar con hasta 200 euros a los llamados “limpiadores” brigadas de personas contrarias a la simbología en las calles y que actuan en grupos para retirarlas. La medida, a parte del partido en el gobierno, ERC, contó con el voto favorable de PDeCAT, la CUP y PSC y el único voto negativo del concejal del PP».



Una entrañable jornada playera la de ayer. Aparte de que G.U. ha emprendido una drástica operación bikini, ha decidido que había que complementarla con baños de sol para "ligar bronce", y así lo hizo ayer en una playa al norte de Tabarnia.

Diversas payas del norte de Tabarnia (20/5/2018)

Pero, como señala R. de E.en Las playas serán siempre suyas: «El peligro amarillo se está instalando en las playas catalanas, donde los del CDR de turno, convencidos de que el espacio público es suyo, se dedican a clavar unas siniestras cruces que convierten lugares pensados para la relajación y la holganza en una especie de cementerios de las sonrisas. Cuando las playas se llenen y no se quepa, igual les da por clavar las cruces en la tripa de los turistas —o en el corazón, si proceden de Transilvania—, por insolidarios y egoístas. De momento, la cosa va generando enfrentamientos entre los guardianes de las esencias y los que consideran que una playa no es un cementerio».

En efecto, el ambiente no era el más adecuado, ya que había que esquivar cruces amarillas para poder poner la toalla en la arena. Sabedor de que se empieza a sancionar a la gente que quita lazos amarillos, se ha temido ser multado por retirar alguna crucecita para conseguir colocar la toalla. Pero ha habido gente con más h***** que lo ha hecho por él. Lo malo es que esto va cogiendo una pinta muy fea y algún día empezará a haber serios problemas de violencia entre los propios catalanes. Todo es empezar. El que avisa no es traidor, pero es que tenemos al president ideal para conseguir la total balcanización de la región, que parece ser que es lo que se pretende.



El caso es que volvió de bastante mal humor y un poco congestionado a casa, y aún da gracias de que no le cayera en la cabeza un gato que se precipitó ayer en su terraza procedente del cuarto piso. La dueña, que padece del corazón, llegó desesperada a casa y logramos localizar a la criatura acurrucada junto a unas macetas que acababa de destrozar en su caída, y que quizá amortiguaron el golpe. Un poco más y tenemos que avisar al 112 por el tema de la dueña.

No inquietarse: hoy han vuelto ambos del hospital de gatos donde fue ingresado. Tiene siete vidas, como corresponde a esa especia de animal de compañía, y salvo alguna herida superficial y una congestión en el tórax, todo es OK.

Música para Pentecostés

Erschallet, ihr Lieder, erklinget, ihr Saiten!, BWV 172, (¡Resonad, canciones; vibrad, cuerdas!) es una cantata de iglesia de Johann Sebastian Bach, compuesta en Weimar en 1714 para el domingo de Pentecostés. Ofrecemos el movimiento que abre la cantata en versión de un coro de "voces blancas" y la orquesta L´arte del mondo.

Erschallet, ihr Lieder, erklinget, ihr Saiten! of cantata 172 by Johann Sebastian Bach
The Tölzer Knabenchor / Orchestra L´arte del mondo, directed by Werner Erhardt 
Altenberger Dom (Cologne) / 28th of May 2011

Y, de postre, una de las músicas más reproducidas del barroco, incluida su utilización en el cine:

Pachelbel, Canon en Re Mayor (compuesto en 1680) / Orquesta Sinfónica de RTVE / Adrian Leaper (director)
Teatro Monumental (Madrid) /2008 

domingo, 20 de mayo de 2018

La emoción de lucir el lacito amarillo

CUANDO LOS ANTIFRANQUISTAS DE VERDAD CABÍAN EN UN AUTOBÚS

Al salir de nuestro último gin-tonic de media tarde, tan gozoso como otros anteriores, le comentaba a El Tapir que la mayoría de las personas que llevan el lacito amarillo es gente de edad provecta, mayor o muy mayor. Ante su sorpresa —él no vive aquí— me reafirmé en ello, y le añadí que es gente que da la impresión de que ahora se atilda con esmero para el momento en que sale a la calle, y lo hace luciendo ese adminículo en pareja, ambos dos muy dignos, orgullosos y tiesecitos. Y le comenté que no lo entendía, ya que en la casa familiar sus progenitores no habían sido antifranquistas —muchos de ellos— sino más bien todo lo contrario, aventurando G.U. que tal vez les habían prometido ahora en los "casals per a gent gran" unas pensiones estratosféricas o vaya usted a saber qué.

Javier Cercas, un tipo culto, inteligente y que conoce el percal, incide en este asunto y le da una lectura más profunda y menos prosaica al arraigo de los lacitos entre las personas más vetustas y también al reciente frenesí separatista entre los más jóvenes.

Lo hace en su artículo de hoy en EL PAÍS SEMANAL, muy bueno, titulado ¡Antes la barbarie que el aburrimiento!

Javier Cercas, "¡Antes la barbarie que el aburrimiento" (fragmento) / EL PAÍS SEMANAL (20/5/2018)

Las bestias carroñeras, el ADN y la raza


«Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar a las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que destilan odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con moho, contra todo lo que representa la lengua. Están aquí, entre nosotros. Les repugna cualquier expresión de catalanidad. Es una fobia enfermiza. Hay algo freudiano en estas bestias. O un pequeño bache en su cadena de ADN. Pobres individuos!»

Quim Torra, La llengua i les bèsties, Món Terrassa (19/12/2012)

[Viñeta de JM Nieto (20/5/2018) / Cocker Spaniel]

Enlace: Los 440 artículos de Torra (recopilados por Pablo Haro)

sábado, 19 de mayo de 2018

Iglesias ya desayuna en su nueva casa

Pablo Iglesias desayuna en su casa de Madrid (diciembre 2015) / [CLAUDIO ALVAREZ]
Las redes echan humo y todo tipo de graciosillos, como Ojeda, intervienen para zaherir a la 'pobre' parejita, hasta tal punto que se dice que van a someter —populismo puro—a la decisión de las bases si dimiten o no de sus cargos por este asunto del chalet de Galapagar. Si han de dimitir y marcharse a casa a cuidar el jardín y torrarse en las hamacas de la piscina como caducos jubilados ¿con qué peculio pagarán el chalet? O sea: que el resultado de la consulta está cantado.

Y si las bases (que él controla) dicen que está bien, sólo puede estar bien, se acabó el dilema. Y la cantinela habitual: que si la casta, que si el IBEX 35, que si la persecución de la derechona y de la prensa, que si bla, bla, bla. Ya saben.


Pablo Iglesias desayuna ya en su nueva casa de Galapagar / [Look / simulación infográfica: granuribe50]

Respecto a lo del préstamo dice Ramón de España en ¡Bienvenido a la casta, Pablo!, y quizá no le falta razón:

[...] «Hay quien se pregunta cómo es posible que un banco le haya concedido a los Pablemos una hipoteca de tanto importe y tanta duración. Yo les contesto: porque los consideran unos políticos más, unos miembros de esa casta de la que abominaban, unos españoles más en manos de un banco, gente que, a partir de ahora, tiene mucho que perder, lo cual los descalifica como revolucionarios, igual que a esos separatistas catalanes con piso en propiedad, dos segundas residencias y cuatro planes de pensiones.

El banco sabe que Pablo Iglesias no representa el menor peligro para el sistema que dice combatir, y al soltarle la guita lo tiene controlado, por lo menos, durante los treinta años que se va a tirar apoquinando el préstamo. Y cuando acabe de pagarlo, ya habrá superado la edad de la jubilación. De hecho, el banco ha comprado a Pablo Iglesias por una suma irrisoria».

viernes, 18 de mayo de 2018

Stefan Zweig: así escribe un maestro

G.U.estaba  leyendo esta tarde un manuscrito de una especie de novela que le ha pasado un habitual de este blog, ese con el que solemos compartir el gin tonic de media tarde, siempre que las respectivas agendas lo permiten. Está escrito por un compañero suyo (y sin embargo amigo), que se lo ha enviado con ánimo de que se lo valore. El asunto chirría por todas partes; descripciones plúmbeas, personajes de cartón piedra, diálogos mal hechos, faltas de ortografía (las que no detectan algunos procesadores de texto), punto de vista mal definido, etc. Bien, pero... ¿cómo se le explica al autor?

Y es que escribir una novela es muy difícil y no está suficientemente valorada la gente que lo hace y lo hace bien: no es imprescindible que el tema sea de gran interés, pero hace falta talento y técnica para contarlo. Hay talleres de narrativa que ayudan a perfeccionar este último aspecto, pero lo del talento...

Stefan Zweig, La embriaguez de la metamorfosis, Acantilado (2000), págs. 5-6

El caso es que Gran Uribe, después de ese pestiño, necesitaba urgentemente recargar las pilas, y nada mejor para ello que adentrarse en las páginas de otra de las excelentes novelas de Stefan Zweig, "La embriaguez de la metamorfosis".

La protagonista —Christine— ha padecido la guerra del 14 durante su adolescencia y, sumida su familia en la pobreza más absoluta, al acabar el conflicto encuentra trabajo en una sórdida oficina de correos, lugar donde le van pasando los años juveniles inmersa en la rutina y la miseria. Aquí arranca la novela y, por ello, su página inicial está dedicada por Zweig a describir esa oficina. Pero, amigos, ¡qué maestría desde el principio!

Luego se produce en ella una profunda metamorfosis en contacto con los oropeles de una tía suya, enriquecida por matrimonio al que llegó de manera turbia, que la invita a pasar unos días en un lujoso lugar de vacaciones de los Alpes suizos, y esa transformación de Christine nos es explicada con la prosa limpia y fluida de un gran maestro.

 Y "hasta aquí puedo leer". Aunque es complicado recomendar libros, quizá lo mejor sería que la leyeran ustedes...

jueves, 17 de mayo de 2018

¿Entregarías la política económica a Iglesias?

Las redes echan humo; sobre todo se le echa en cara sus críticas al ático de De Guindos...

Corolario 1: "Esto de la política es un chollo para la casta" / Corolario 2: En Podemos están enfadados con que abandonen Vallecas (y a "la gente")

miércoles, 16 de mayo de 2018

Cercas, Torra y la sierra eléctrica

Ayer les dejé a ustedes descansando de Quim Torra, aún a sabiendas de que Javier Cercas acababa de publicar un artículo sobre ese sujeto que, por cierto, le hace plena justicia. Era San Isidro y no queríamos amargar la jornada a los madrileños que nos siguen con ese siniestro individuo, que los tiene enfilados (a nosotros, sin ser madrileños, también).

Pero lo tenemos presente, y una manera de fijarlo en la memoria es publicarlo en el blog, ya que si no lo hacemos así, el tiempo pasa y se hace más difícil localizar estos textos. Si necesitan recabar algo de lo que ha salido aquí, utilicen el "BUSCAR EN ESTE BLOG" (columna derecha), y "ordenar por fecha" (en la parte superior del texto) para tener los hallazgos "por orden de intervención". El móvil no está configurado para ofrecer esa opción. Prueben a hacerlo, por ejemplo, con la entrada "Cercas" o "Quim Torra", ya que estamos en ello. En fin, es una de las modestas utilidades que tiene lo que hacemos.

El caso es que, como el artículo de Cercas es bastante extenso, le hemos practicado una ligera poda para hacerlo más adecuado a la lectura en internet. Cabría matizar, cuando Cercas se pregunta si ERC avala los textos de este sujeto, que el propio Oriol Junqueras intervino junto a Quim Torra en el emotivo homenaje que se dedicó a los hermanos Badia (Miquel —capità Collons— y Josep) en abril de 2013. Y también indicar que las redes están llenas de fanáticos del susodicho capità Collons, incluso hay quien ha adoptado, muy ufano, su alias en twitter; o sea, que ni Quim ni Oriol son los únicos fans de aquella gente. Pero leamos ya a Cercas:

Cartel anunciador del homenaje a los hermanos Badia
«Repitámoslo una vez más, a ver si repitiéndolo acabamos de creerlo: Joaquim Torra, flamante presidente de la Generalitat, es un entusiasta de Estat Català, un partido fascista o parafascista y separatista que en los años treinta organizó milicias violentas con el fin de lanzarlas a la lucha armada; también es un entusiasta de sus líderes, en particular de los célebres hermanos Badia, dos terroristas y torturadores a quienes [...] el señor Torra calificó como "los mejores ejemplos del independentismo". La palabra "entusiasta" no es, como se ve, exagerada. Hace  apenas cuatro años, en un artículo titulado Pioneros de la independencia y publicado en el diario El Punt Avui, el señor Torra escribía refiriéndose a Estat Català y a Nosaltres Sols!, una corriente de Estat Català nacida en torno a una red paramilitar clandestina: "Y hoy que el país ha abrazado lo que ellos defendían desde hace tantos años, me parece de justicia recordarlos y agradecerles tantos años de lucha solitaria. ¡Qué lección, qué bellísima lección!"


Todo lo anterior es más o menos conocido; no lo es tanto, en cambio, que el partido venerado por el señor Torra sobrevivió a la Guerra Civil y el franquismo y revivió durante la Transición. Así, la hemeroteca de la Universidad Autónoma de Barcelona conserva un cuaderno firmado por Nosaltres Sols! que, según el historiador Enric Ucelay-Da Cal, se publicó en torno a 1980. Está escrito en catalán, consta de ocho páginas mecanografiadas, se titula Fundamentos científicos del racismo y concluye de esta forma: "Por todo esto tenemos que considerar que la configuración racial catalana es más puramente blanca que la española y por tanto el catalán es superior al español en el aspecto racial". Cambiando "alemán" por "catalán" y "español" por "judío", estas palabras las hubiera firmado cualquier ideólogo nazi de pacotilla: ¿son ellas la lección, la bellísima lección que, según el señor Torra, debemos aprender los catalanes de sus admirados pioneros independentistas? La respuesta sólo puede ser sí, al menos a juzgar por los artículos y tuits que el señor Torra ha escrito en los últimos años y que hemos conocido con incredulidad estos últimos días, en los que los españoles aparecen sin falta como seres indeseables, candidatos a ser expulsados de Cataluña

En su primera entrevista como candidato, el señor Torra declaró sobre esas porquerías xenófobas: "Pido disculpas si alguien las ha entendido como una ofensa". ¡Pero, hombre de Dios, cómo se le ocurre! ¿Quién en su sano juicio consideraría una ofensa que se le califique de sucio, fascista, violento y expoliador, como hace usted en sus textos con millones de personas? Y ahora la pregunta se impone: ¿representa el señor Torra, con su xenofobia salvaje, al independentismo actual? ¿Esto es lo que había detrás del nacionalismo tolerante, transversal, abierto e integrador que el catalanismo predicaba en Cataluña y que tantos nos creímos durante años (aunque no fuéramos nacionalistas)?

Uno entiende muy bien que el señor Puigdemont y tres o cuatro insensatos como él compartan las ideas del señor Torra, pero ¿las comparte también el PDeCAT, la antigua Convergència de Pujol y Roca y Mas? ¿Las comparten ERC y la CUP, partidos que dicen ser de izquierdas? Y, si no las comparten, ¿cómo es posible que hayan permitido con sus votos que este señor sea presidente de Cataluña? [...] ¿Cuánto hubiera durado en su escaño un diputado de cualquier parlamento español que hubiera escrito sobre los catalanes las brutalidades que ha escrito este señor sobre los españoles y hubiera expresado hace cuatro días su entusiasmo por Falange, el equivalente español de Estat Català?

Hasta aquí, el asco y la vergüenza; ahora viene el miedo. Porque el señor Torra ha prometido en el Parlamento catalán hacer exactamente lo mismo que, en nombre de la democracia y sin el más mínimo respeto por la democracia, hizo su antecesor en la presidencia de la Generalitat, lo mismo que en otoño pasado llevó a Cataluña, tras el golpe desencadenado el 6 y 7 de septiembre, a vivir dos meses de locos durante los cuales el país se partió por la mitad y quedó al borde del enfrentamiento civil y la ruina económica (una ruina que algunos economistas consideran en voz baja difícil de evitar: una muerte lenta). 


Quim Torra (con sierra eléctrica) / granuribe50
Por supuesto, este xenófobo entusiasta de un partido fascista o parafascista y violento se halla en condiciones de cumplir su ominosa promesa, porque a partir de su toma de posesión tendrá en sus manos un cuerpo armado compuesto por 17.000 hombres, unos medios de comunicación potentísimos, un presupuesto de miles de millones de euros y todos los medios ingentes que la democracia española cedió al Gobierno autónomo catalán, además de cosas como la educación de decenas de miles de niños. Dicho lo anterior, sólo puedo añadir que me sentiría mucho más tranquilo si el presidente de la Generalitat fuera un paciente escapado del manicomio de Sant Boi con una sierra eléctrica en las manos.


A veces la historia no se repite como comedia, según creía Marx, sino como pesadilla; es lo que está ocurriendo ahora mismo en Cataluña. El señor Torra lleva razón en una cosa: de un tiempo a esta parte, todo el nacionalismo catalán y dos millones de catalanes parecen haber abrazado las ideas que en los años treinta defendían Estat Català y Nosaltres Sols!; la mayoría de los separatistas no lo saben, claro está, pero eso explica que nuestro nuevo presidente sea el señor Torra. O dicho de otro modo: ayer tomaron el poder en Cataluña aquellos a quienes la mayor parte del nacionalismo catalán, desde los años treinta hasta hace muy poco, consideraba extremistas peligrosos, cuando no directamente descerebrados. En estas circunstancias, no sé si merece ya la pena pedir ayuda a un Gobierno español que ni siquiera ha sido capaz de explicar a la opinión pública europea qué es lo que está pasando en Cataluña; se la pido al Estado democrático, a los europeos, a los españoles y a los catalanes de buena fe —incluidos los separatistas catalanes de buena fe—: hay que parar esta pesadilla».


martes, 15 de mayo de 2018

A los madrileños (y madrileñas)

No inquietarse: no, no soy Quim Torra. Aquí G.U., que os felicita por la fiesta de San Isidro. ¡Salud y buenos alimentos!


PRIMERO LA MÚSICA (con Luigi Boccherini)

"La música nocturna de Madrid" (Luigi Boccherini) / Orquesta de pulso y púa de la U. Complutense / Director: Santiago López / (6'03")

"La musica notturna delle strade di Madrid" / Boccherini (op.30; nº6) / Passacalle / Berliner Philarmoniker / Herbert Von Karajan

"La música nocturna de Madrid" (Luigi Boccherini / José Luis Encinas)



Y DESPUÉS LA GASTRONOMÍA (con las rosquillas "tontas" y "listas")

Rosquillas "tontas" y "listas" para San Isidro 2018 (Emma García)

lunes, 14 de mayo de 2018

Nuestra bienvenida al "Molt Honorable" Torra

Todo ha devenido (en buena parte gracias a los medios utilizados) en una cuestión de sentimientos y creencias, aunque el caldo de cultivo ya existía. Por eso se ha vuelto tan peligroso: porque es difícil dialogar o intercambiar ideas con un abducido por la religión. Y en ese éxtasis, uno se traga con embudo, sin pestañear, todos los dogmas que haga falta. Y por eso Gran Uribe lo descartó hace tiempo: solo habla de ciertas cosas con la gente con la que está de acuerdo y, de no ser así, "en presencia de su abogado". Todo eso es bastante malsano, lo sabe: en el momento en que con un amigo que intuyes que piensa diferente puenteas un tema tan candente... ya estás falseando un poco la relación con esa persona.

Y ya que hablamos de falseamientos, utilizamos algo que hemos leído en DC. El nacionalismo, como falsificación y sucedáneo de lo religioso, tiene aquí la versión secularizada: profetas (como Prat de la Riba), mesías (Macià, Companys, Pujol, Mas, Fuigdemont), pueblo escogido  (el catalán, naturalmente), demonio con cuernecitos, fuego y forca (los españoles, claro), promesas mesiánicas (gelat-per-postres-cada-dia, pensiones estratosféricas y pleno empleo), redención (hablar catalán), santos (catalanes ceballuts), pecadores (tabarneses e hispanoparlantes), genealogías sagradas (la famíglia Pujol, por ejemplo), paraíso (Catadisney) e infierno (Cataluña autonomista y España, claro está).

Torra luce ufano la camisa parda
[granuribe50]
Todo ello endulzado hasta hace muy poco con una especie de empalagoso edulcorante, pleno de cursilería, un poco indigesto, la verdad sea dicha. Que si lacitos, que si globitos, que si rosas amarillas por Sant Jordi, que si això va de democràcia, (quins pebrots!), que si la Moreneta, que si esto que si lo otro. Por eso necesitábamos a un tipo duro y sin tapujos, que nos ayude a todos los demás a desenmascarar lo que se escondía detrás de tanto almíbar.

Y por eso damos la bienvenida al president racisTorra (Ku Klux Quim). Aquí estamos para oponerle la mano firme y decidida de la Cataluña normal, esa que está dispuesta a superar el anaftalinado etnicismo suprematista que representa ese desagradable sujeto, quitándole la careta de una puñetera vez. Y para eso, precisamente, necesitamos a ese tipo imprudente y sin doblez, impresentable en ningún foro civilizado, un patanegra y camisaparda como él; necesitamos bien a las claras sus maneras de hooligan para dejar delatado de una vez por todas el racismo que subyace detrás del susodicho almíbar.



Tanto tildarnos de "fachas" a los que no compartimos su religión, ahora tenemos aquí a un "facha catalán" de libro.

Viñeta de Peridis (14/5/2018)
Montaje: Santi Orúe

Las redes echan humo con el racismo de Torra

Y ponen un punto de humor muy de agradecer. Ni tribunales "ni na". Es casi es la única herramienta que nos queda... Conste que seleccionamos aquí uno de los chistes menos sangrantes de los muchos que circulan por el ciberespacio.

G.U. está enfadado con el racismo y la xenofobia que destilan los escritos de la gente a la que ese desagradable sujeto tiene en su altar (Miquel Badía —"capità Collons"— y Daniel Cardona, por supuesto, y los redactores de la revista Quaderns del Separatisme, publicada por la entidad Nosaltres Sols), los suyos propios —penosos "panfletos", según Valentí Puig, que se ha leído algunos—  y, por supuesto, los tuits que borró cuando vio que podía trepar.

Y esa ya clásica cantinela le cabrea también a G.U.: "pido disculpas por si alguien se ha podido sentir molesto", como si ese "alguien" fuera un pobre paranoico que ve amenazas por todas partes y que se ofende por una minucia. Y como si con esa protocolaria frasecita ya tuviera que quedar todo olvidado. Pues... va a ser que no.

Enfadado, sí, porque ese sujeto será su próximo "Molt Honorable President"; pero ofendido... 'para nada': "no ofende quien quiere sino quien puede", y ese impresentable individuo no tiene el más mínimo nivel para ello.





ESTRAMBOTE
 G.U. TAMBIÉN ESTÁ ENFADADO POR ESTO (RECIÉN PINTADO EN SU CALLE):

[Calle  D** i M*** esquina  J*** G***** ]  / (13/5/2018)

domingo, 13 de mayo de 2018

La tiranía "del pueblo", "de la gente"

Stuart Mill fue un brillante filósofo, político y economista del S.XIX. Según él, el objeto de su famoso ensayo "Sobre la libertad" no es el llamado libre arbitrio, sino la libertad social o civil, es decir, la naturaleza y los límites del poder que puede ejercer legítimamente la sociedad sobre el individuo, cuestión que pocos se habían planteado antes.

Javier Marías nos rescata para su columna de hoy en EL PAÍS SEMANAL, titulada ‘Cuando la sociedad es el tirano’, unos párrafos de la introducción a ese magnífico ensayo que, aunque con una prosa un poco anticuada, parecen haber sido escritos ayer mismo. Pero leamos ya lo que decía Stuart Mill al comienzo de esa obra:

«Como las demás tiranías, esta de la mayoría fue al principio temida, y lo es todavía, cuando obra, sobre todo, por medio de actos de las autoridades. Pero las personas reflexivas se dieron cuenta de que cuando es la sociedad misma el tirano, sus medios de tiranizar no están limitados a los actos que puede realizar mediante sus funcionarios políticos.

 La sociedad puede ejecutar, y ejecuta, sus propios decretos; y si dicta malos decretos en vez de buenos, o si los dicta a propósito de cosas en las que no debería mezclarse, ejerce una tiranía social más formidable que muchas de las opresiones políticas, ya que si bien no suele tener a su servicio penas tan graves, deja menos medios para escapar de ella, pues penetra mucho más en los detalles de la vida y llega a encadenar el alma.

Por eso no basta la protección contra la tiranía del magistrado. Se necesita también la protección contra la tiranía de la opinión y sentimiento prevalecientes; contra la tendencia de la sociedad a imponer, por medios distintos de las penas civiles, sus propias ideas y prácticas como reglas de conducta a aquellos que disientan de ellas; a ahogar el desenvolvimiento, a impedir la formación de individualidades originales y a obligar a todos los caracteres a moldearse sobre el suyo propio».



Y aquí una parte de la glosa que hace Javier Marías, que luego extenderá a otros campos, como se puede apreciar en el enlace que facilitábamos más arriba. Y es que si nuestras cabezas pensantes, cultas y bien amuebladas no dicen lo que piensan y nos iluminan un poco ¿qué será de nosotros?

«Parece que Stuart Mill esté hablando de nuestros días y alertando contra un tipo de tiranía que, por ser de la sociedad (vale decir "del pueblo", "de la gente" o "de las creencias compartidas"), no es fácil percibir como tal tiranía.

"Si nuestra época piensa así", parece decirse a veces el mundo, "¿quién es nadie para llevarnos la contraria? ¿Quién los políticos, que han de obedecernos? ¿Quién los jueces, cuyos fallos están obligados a reflejarnos y complacernos? ¿Quién los periodistas y articulistas, cuyas opiniones deben amoldarse a las nuestras? ¿Quién los pensadores" (esas "personas reflexivas" de Mill), "que no nos son necesarios? ¿Quién los legisladores, que deben establecer las leyes según nuestros dictados?" (vale decir "del pueblo", "de la gente" o "de las creencias compartidas"), no es fácil percibir como tal tiranía».

sábado, 12 de mayo de 2018

Estemos atentos a Torra

Miquel Giménez es un tipo que coqueteó en cierto momento con el independentismo, pero cayó del burro hace tiempo. A partir de entonces se declaró "mal catalán" y así lo confesó en su artículo Soy un mal catalán. El caso es que no es ni ha sido nunca un tipo optimista, y en su columna de hoy nos lo confirma. Confiemos en que se equivoque en sus sombríos augurios, aunque este desagradable sujeto llamado Quim Torra resulta bastante inquietante y francamente peligroso, tal como señala Giménez y delatan esos tuits que borró oportunamente, pero internet siempre deja huella...

«El panorama que se abre a partir de ahora es mucho más inquietante que el vivido hasta el momento. 

Puigdemont solo ha sido un chico de pueblo más bien tonto al que le venía muy grande el cargo, pero Torra está hecho de otra pasta. Su vocación lo lleva a hacer todo lo que el de Bruselas no hizo. Cuando Torra proclame la república catalana, y esto será así, que nadie lo dude, no será para dejarla en suspenso a los pocos segundos. Cuando Torra haga que se aprueben las leyes de transitoriedad hacia la república, las mantendrá hasta sus últimas consecuencias. Cuando Torra salga al balcón de la plaza de Sant Jaume, que lo hará, para llamar a la resistencia a los separatistas, lo hará plenamente consciente de lo que eso supone. 

No estamos ante un chisgarabís cualquiera, un atolondrado o un simple comisionista. Todo eso le importa un pito. Se cree con una misión histórica y hará lo que sea, al precio que sea, con tal de llevarla a cabo. Con él, el independentismo ha llegado a la última estación, la de un movimiento de extrema derecha como el de la Lega veneciana.

Hay que estar atentos a esto, porque desde el gobierno se suele pensar en el independentismo como algo que se acabará por desactivar a cambio de más dinero o algunas concesiones, y eso se ha terminado. Sepan, además, que Torra es un devoto admirador de Jordi Pujol y que este, a su vez, le tiene en gran aprecio y lo valora muchísimo. Resumiendo, con Joaquim Torra como President el conflicto no tan solo no habrá terminado, sino que solo habrá comenzado su andadura.

De ahí que, por lo que lo conozco, va a perseguir su sueño pese a quien pese, aunque nos lleve a la peor de las pesadillas. Que no es otra que un enfrentamiento civil».


Andemos con ojo con Torra

Miquel Giménez es un tipo que coqueteó en cierto momento con el independentismo, pero cayó del burro hace tiempo. A partir de entonces se declaró "mal catalán" y así lo confesó en su artículo Soy un mal catalán. El caso es que no es ni ha sido nunca un tipo optimista, y en su columna de hoy nos lo confirma. Confiemos en que se equivoque en sus sombríos augurios, aunque este sujeto llamado Quim Torra resulta bastante inquietante, tal como señala Giménez:

«El panorama que se abre a partir de ahora es mucho más inquietante que el vivido hasta el momento. 

Puigdemont solo ha sido un chico de pueblo más bien tonto al que le venía muy grande el cargo, pero Torra está hecho de otra pasta. Su vocación lo lleva a hacer todo lo que el de Bruselas no hizo. Cuando Torra proclame la república catalana, y esto será así, que nadie lo dude, no será para dejarla en suspenso a los pocos segundos. Cuando Torra haga que se aprueben las leyes de transitoriedad hacia la república, las mantendrá hasta sus últimas consecuencias. Cuando Torra salga al balcón de la plaza de Sant Jaume, que lo hará, para llamar a la resistencia a los separatistas, lo hará plenamente consciente de lo que eso supone. 

No estamos ante un chisgarabís cualquiera, un atolondrado o un simple comisionista. Todo eso le importa un pito. Se cree con una misión histórica y hará lo que sea, al precio que sea, con tal de llevarla a cabo. Con él, el independentismo ha llegado a la última estación, la de un movimiento de extrema derecha como el de la Lega veneciana.

Hay que estar atentos a esto, porque desde el gobierno se suele pensar en el independentismo como algo que se acabará por desactivar a cambio de más dinero o algunas concesiones, y eso se ha terminado. Sepan, además, que Torra es un devoto admirador de Jordi Pujol y que este, a su vez, le tiene en gran aprecio y lo valora muchísimo. Resumiendo, con Joaquim Torra como President el conflicto no tan solo no habrá terminado, sino que solo habrá comenzado su andadura.

De ahí que, por lo que lo conozco, va a perseguir su sueño pese a quien pese, aunque nos lleve a la peor de las pesadillas. Que no es otra que un enfrentamiento civil».


viernes, 11 de mayo de 2018

¿Nos exterminará el "Molt Honorable" Torra?

"Això va de democràcia"
1) "Franceses y españoles comparten la misma concepción aniquiladora de las naciones que malviven en sus Estados". 2) "Vamos en coches particulares y nos lo pagamos todo. No hacemos como los españoles". 3) "El fascismo de los españoles que viven en Cataluña es infinitamente patético, repulsivo y borde. 4) "Fuera bromas. Señores, si seguimos aquí algunos años más corremos el riesgo de acabar tan locos como los mismos españoles". 5) "Sobre todo, lo que sorprende es el tono, la mala educación, la pijería española, sensación de inmundicia. Horrible". 6) "Los catalanes votamos y los españoles vienen a vigilarnos. ¡Fuera de aquí de una vez! Iros, dejadnos vivir en paz. 7) "Vergüenza es una palabra que los españoles hace años que han eliminado de su vocabulario". 8) "Los españoles solo saben expoliar".


Fuigdemont, Quim Torra y Elsa Artadi cierran el asunto en Berlín, en presencia de "la Moreneta" (10/5/2018) / (LVG / granuribe50)
«Viendo como se va construyendo la republiqueta, en ausencia completa de los valores que uno entiende por valores republicanos, me temo que no vamos a ganar para disgustos» (Lluís Bosch dixit). Pues eso.