miércoles, 20 de septiembre de 2017

Habrá que hacerse invisible (o ilegible)

Lección de alemán, Siegfried Lenz, Ed. Impedimenta (2016), pág. 81
El padre del narrador es policía, y le trae a ese pintor, que no 'gusta' a las autoridades, la carta en la que se le prohíbe pintar, con la obligación imperiosa de entregar a las susodichas autoridades todos sus cuadros "a la voz de ya".

Bueno, ya la leen ustedes, esta es la página 81 de la "Lección de alemán", de Siegfried Lenz, editada por Impedimenta. Ya saben, narra la época de los representantes del llamado "arte degenerado" del nazismo (Kandinsky, Grosz, Chagall, Nolde, Munch y tantos otros). Los siniestros años 30.

El pintor que retrata la novela, muy dolido y triste, le dice —en la página siguiente— al policía, su amigo de siempre, que a partir de ahora "pintaré cuadros invisibles. Y tendrán tanta luz que no os enteraréis". ¡Ay Marsé, Marsé!, ya te veo escribiendo novelas ilegibles...

Falta todavía el muerto

Anna Gabriel, durante el día más feliz de su vida (habrá más), sonríe satisfecha ante la amenazadora presencia de la policía
CocoMocho, los de la ANC (con Forcadell a la cabeza) y la CUP están que se frotan las manos. Hoy ha sido un día grande para ellos porque saben que sin follón, sin agitación popular, sin antidisturbios ni detenciones (aunque sea de millonarios como los de hoy), el camino al "nou estat" es imposible, aunque para acabar de validar el asunto falte todavía el muerto, como decía Gregorio Morán. Vean si no la cara de satisfacción de la lideresa de la CUP Anna Gabriel (algunos con muy mala baba la llaman "miss Sobaquillo") ante la amenazadora presencia de los maderos.


martes, 19 de septiembre de 2017

noloserufian

Lluís Bassets
Lluís Bassets
En línea con lo que comentábamos antes, Lluis Bassets es uno de los periodistas que están en la diana, y solo falta que le pongan a su fotografía una mancha roja en la frente (como hicieron el otro día con Albiol). Todo porque el hombre suele decir verdades como puños, como las que señala en su artículo "Catalanes: ¡Ya no tenemos Gobierno!", cuando afirma que "cada día está más claro que el autogobierno de Cataluña, fruto de esfuerzos políticos ingentes durante todo el siglo XX, ha dejado de existir. Y no ha sucedido por una decisión ajena, tomada fuera de Cataluña, en Madrid concretamente, sino por voluntad explícita de la mayoría que gobernaba hasta ahora".

En efecto, se cargaron la Constitución y el Estatut en aquellas siniestras jornadas del 6 y 7 de septiembre, cuando la fanática Forcadell se convirtió en el ujier jurídico de la mayoría de Jx3% y CUP, olvidando que las leyes sirven, ante todo, para proteger a los más débiles, por lo que es enorme la responsabilidad de quienes las han anulado torticeramente.

Para colmo, la dejadez y las torpezas de Madrit han servido para que marrulleros y zascandiles diversos —como Rufián— las utilicen para afirmar, sobre todo desde twitter, que el 1 de octubre ¡se cargarán definitivamente a Franco! Un guiño a los izquierdistas que aún se lamentan de que ese sujeto se muriera en la cama.



Veamos pues lo que nos cuenta hoy Bassets (en su artículo "La matanza del Caudillo") sobre el susodicho Rufián, un individuo que produce vergüenza ajena (y bastante indignación, por estar cobrando el pastón que le pagamos entre todos por soltar imbecilidades todos los días).

La impresora de Rufián
«Hay muchas cosas que Gabriel Rufián no sabe, como Joan Coscubiela demostró en su discurso ya célebre ante el Parlamento de Cataluña en las sesiones de la vergüenza del 6 y 7 de septiembre, en la que se aprobaron fraudulentamente y con malas artes las leyes de desconexión. Hay incluso un hashtag , #noloserufian, como símbolo digital de su ignorancia.

Todo cuadra en este cuento en el que España, o el Estado como les gusta decir a los independentistas, es la bruja mala y los secesionistas y republicanos zurdos son Hänsel y Gretel  —[nota de G.U: el cuento de los hemanos Grimm]— . El último movimiento de los astutos estrategas del Proceso es una finta que convierte el referéndum independentista en movilización contra el PP, el último residuo del franquismo que hay que sacar del poder.

Incluso a los adversarios del independentismo, o a los que habían quedado vejados por la iniquidad cometida por Junts pel Sí y la CUP, se les ofrece el voto negativo, nulo o blanco en una votación que no dilucidará la secesión, sino el final de Rajoy como presidente del Gobierno y que simbólicamente resuelve, al parecer, un trauma generacional. 

Franco murió en la cama y la democracia llegó porque los reformistas del franquismo y la oposición se pusieron de acuerdo. Ahora se trata de repetir la jugada: primero resucitar a Franco y luego matarlo a través de la derrota de Rajoy, y romper a la vez con la democracia constitucional, ya que la democracia constitucional no supo romper con el franquismo.

Cuadro entero y pie de foto / [todocoleccion.net]
Así es como encaramos el Día de la Matanza del Caudillo, como una repetición y corrección en diferido del final del franquismo, cuando el mundo entero quedó admirado de que España cambiara de régimen sin organizar otra guerra civil y sin secesiones ni cantonalismo. Rufián, que no sabe nada, y sus amigos, que se las saben todas, lo proclaman bien alto: aquí tenemos de nuevo a Franco, ahora lo mataremos, proclamaremos la república, jo no tinc por y nada nos asusta, ni siquiera a esta guerra civil que el vanidoso amigo Julian Assange se atreve convocar con sus provocaciones en Twitter.

Rufián enterrará a Franco el 1-O
Sin embargo, hay algo que Rufián cree y dice que sabe: Franco ha resucitado y volverá a a morir el Primero de Octubre, precisamente el Día del Caudillo, en que el régimen militar y fascista celebraba "la exaltación de Francisco Franco a la Jefatura del Estado", en esta misma fecha de 1936. Según Rufián, lo matarán los votos del plebiscito secesionista y lo harán, como en los sacrificios rituales, a través de un chivo expiatorio que carga con los pecados del franquismo, llamado Mariano Rajoy».

Quien insulta a Marsé... insulta a Gran Uribe

¡Ay Marsé, Marsé! Quisiera hacer una carta abierta dirigida a ti, pero no dispongo de facultad literaria alguna, ¡qué más quisiera! Por ello solo puedo decirte, en un alarde de inspiración, algo parecido a lo que un tipo tan oscuro y poco alentado por las musas como Rajoy dijo a un turbio sujeto llamado Bárcenas: "¡Sé fuerte, Juan!" (él dijo 'Luis', claro).

Pero lo hago sin coña alguna. Fuertes tenemos que ser, porque esto empieza a ser difícil de soportar. Yo confieso que lo estoy pasando un poco mal, casi como el personaje de Forges de las viñetas que publiqué ayer, aunque nadie me haya insultado ni amenazado. Incluso reconozco que alguna noche me despierto algo sobresaltado y padezco, desde hace un tiempo, algunos dolores cervicales y de cabeza, que doña Perpetua achaca al "Proucés", quizá con acierto.

Malos tiempos para la lírica, como se suele decir, aunque parece ser que muy buenos para la épica, me refiero a la de medio pelo. Lo digo porque no me gusta nada lo que veo, me parece revivir algo muy casposo y muy antiguo, pero sé que tú estás por encima de todo eso, por suerte para los que te leemos desde hace ya cincuenta años.


Lo de los carteles de Assenyalem-los! lo avaló, en cierto modo, el propio president Puigdemont con su ya famoso "¡mírame a la cara!" dirigido a los alcaldes 'disidentes'. Y así amenazan ahora a esos alcaldes, a concejales, periodistas, directores de colegio, y quizá pronto a intelectuales y ciudadanos conocidos no procesistas que se hayan atrevido a decir "esta boca es mía".

Muy poco falta para que lo hagan con los artistas como tú. Algo así se hizo durante el nazismo con pintores y escritores, prohibiéndoles pintar o escribir. [¡Lean "Lección de alemán", la novela de  Siegfried Lenz, please! —creo que Boadella ya lo ha hecho, y en el bachillerato alemán es de lectura obligatoria, tengo entendido—].

Bueno, en resumen, que lo sepas: quien insulta a Juan Marsé... está insultando a Gran Uribe. Todo esto va porque hemos leído con tristeza que hay descerebrados que se dedican a emborronar tus libros con escritos de muy bajo nivel. Se dirá que eso no es nada, solo libertad de expresión y democracia, pero siempre se suele empiezar por 'minucias' así.



En fin, visto lo que estamos viendo y oyendo, nos refugiaremos en los evangelios, ya que a este paso va a resultar que no podremos hacerlo en nada más tangible. Dijo JC: "¡Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen!".

Leemos en la prensa de hoy:

Biblioteca de Cambrils
«Una documentalista de la biblioteca de Cambrils ha denunciado a través de Twitter el hallazgo de unas obras de Juan Marsé pintarrajeados con ultrajes a su autor acusándolo de "botifler" y "renegado". Marsé es uno de los muchos escritores catalanes que ha publicado toda su obra literaria en castellano por lo que en algunos ámbitos culturales se les considera un antipatriota catalán.Los agravios al escritor se han rotulado en negro en algunas páginas del interior de obras como Un día volveré, Libertad provisional, Últimas tardes con Teresa y La oscura historia de la prima Montse.

Los libros se han localizado, al parecer, esta mañana en las cajas que la biblioteca de Cambrils tiene destinadas a bookcrossing -préstamo de libros en lugares públicos entre particulares-, por lo que se desconoce la autoría de esta gamberrada.El autor o autores de la misma también han tachado el término "Barcelona" -la ciudad de nacimiento de Marsé- en la solapa de una de las obras en la que se reproduce la biografía de Juan Marsé y se ha sustituido por la palabra "renegado"».

lunes, 18 de septiembre de 2017

Lo que queda hasta el 2 de octubre

Viñetas de Forges (16/9/2017 y 18/9/2017)

Cataluña y los negreros

EL  INCÓMODO PASADO NEGRERO DE CATALUÑA


Se lo digo a ustedes siempre: 'todo' (es un decir) está en "El blog del gran Uribe", y si no lo creen, recuerden lo que decíamos el año pasado, con ocasión del 12 de octubre, en la entrada Colón y otros esclavistas (los negreros):

«En fin, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. Ya lo ven: los catalanes... plenamente implicados en la tarea americana junto al resto de españoles, y algunos de ellos en su vertiente más sórdida. Cuando escuchen eso de "els catalans som gent pacífica", "som una nació oprimida" o "espanyansroba", piensen en las 30.000 personas a las que esclavizaron algunos comerciantes de nuestra tierra. Unos y otros hicieron de todo, como se ve. Y luego... a cantar habaneras en las cálidas noches veraniegas, regadas con "Ron Pujol"y a lucir "la cubana estelada"».




Lo cierto es que en España, el análisis del pasado negrero permanece prácticamente oculto, aunque algunos historiadores lo hayan estudiado, aprovechando que los archivos británicos dan muchas facilidades para ello. Se ha defendido en muchas ocasiones que Barcelona no tiene pasado colonial ni ha sido una ciudad colonialista. Incluso el propio Jordi Pujol amonestaba a algún incauto historiador que se atrevía a bucear en este asunto, instándole a "no meter las narices". Recordemos que anteriormente, a finales del XIX, un diputado catalán en Cortes llegó a pronunciar aquella célebre frase: "sálvense las colonias y piérdanse los principios".

La última aportación al tema se titula 'Negreros y esclavos', está editada por Lizbeth Chaviano Pérez y Martín Rodrigo y Alharilla (2017) y se presenta mañana en el Museu Marítim de BCN. Se trata de un estudio en el que ocho historiadores dan un repaso al papel de Barcelona y sus municipios costeros cercanos en el tráfico de personas entre los siglos XVI y XIX. El fruto de aquellos negocietes contribuyó, según ellos, a levantar una buena parte del Eixample o a que el primer tren de la península fuera el que unía Barcelona con Mataró.




Leemos en El Periódico lo siguiente, firmado por Carls Cols, acerca de este estudio. En él se habla, además, de los ancestros del trilero del carrer Tuset, como es el caso de "El Pigat", uno de los gegants de la colla de Vilassar de Mar.

«Una parte de los ascendientes de quienes integran en la actualidad las élites políticas y económicas de Catalunya, de España y, en general, de la vieja Europa, estuvieron claramente relacionadas con el mundo de la esclavitid atlántica". Es el aviso de que vienen curvas que formula Martin Rodrigo Alharilla, profesor de Historia Contemporánea de la Pompeu Fabra, autor de varios libros sobre la parte menos festiva de las relaciones entre Catalunya y Cuba y coautor ahora de 'Negreros y esclavos, Barcelona y la esclavitud atlántica (siglos XVI-XIX)'. 

«Cap fred, cor calent
puny ferm, peus a terra»
El aviso no es exagerado. En las primeras páginas, el libro relata las andanzas negreras de los antepasados del expresidente de la Generalitat Artur Mas, un material inédito hasta ahora. 

Este incómodo pasado es eso, solo pasado. Por ejemplo, parte de la fortuna heredada por el exprimer ministro James Cameron procede de la generosa indemnización que uno de sus antepasados recibió por la emancipación de dos centenas de esclavos en una plantación de Jamaica. Los apellidos ilustres españoles vinculados a un pasado negrero son abundantes y de ello da fe parte del libro. 

Pero lo singular, según Rodrigo Alharilla, es que Artur Mas haya perfilado parte de su imagen pública a costa no solo de las metáforas marineras, sino, sobre todo, del célebre episodio del timón ('cap fred, cor calent, puny ferm, peus a terra', esa era la leyenda inscrita) que colgó en su despacho de 'president'».
El presunto negrero "El Pigat", ancestro de Artur Mas, era también un sujeto de mandíbula poderosa / Fiesta Mayor de Vilassar de Mar

domingo, 17 de septiembre de 2017

Último fin de semana del verano

Bueno, hermanos, llegamos al último fin de semana del verano, que se nos ha escurrido de las manos casi sin darnos cuenta y Gran Uribe —un sujeto al que encanta la playa, ya desde sus años mozos en la de Castelldefels con la familia— ha batido su propio récord. Ha ido, en total, una vez a la playa en las Salinas, dos en Cala Bassa (Ibiza), aunque casi de madrugada y otra en Benicarló.

Las experiencias no han sido favorables, en general, y no ha vuelto más, aunque la densidad humana no alcanzara ni por asomo la de la fotografía que comenta Millás o la de las otras que añadimos al final, que más bien evocan lo que debe de ser, por ejemplo y sin ir más lejos, un baño en el delta del Ganges durante las peregrinaciones.

«Si en lugar de a miles de personas, hubiéramos reunido en esta playa a miles de chimpancés, habrían sido al poco tiempo víctimas del caos, pues estos animales solo pueden convivir en comunidades reducidas. Lo explica muy bien Yuval Noah Harari en Sapiens (Debate), donde señala que nuestro secreto para cooperar en grupos cientos de miles o millones de individuos se debió al advenimiento de la ficción. Desde el instante en el que nuestro cerebro fue capaz de alumbrar realidades imaginadas como la religión, el código civil, la patria o El Corte Inglés, los seres humanos, fusionados en torno a tales mitos, pudimos superar el umbral crítico de cooperantes que en nuestros parientes, los chimpancés, no pasa de 50.

Fotografía: José Jordan

Del mismo modo, en fin, que creemos en Dios o en el dólar, creemos en la idea de ir a la playa. Gracias a esa ficción la gente puede convivir en espacios reducidísimos sin que la violencia estalle. Al llegar a casa, asegurarán que vienen de la playa sin conciencia alguna de mentir. De hecho al día siguiente de que se publicara esta foto en El País, me telefoneó un amigo de Barcelona para que lo buscara con una lupa, pues había estado allí en el momento en el que se sacaba la instantánea. Es uno de los que creen estar bañándose. Este amigo también estuvo entre la multitud cuando vino el Papa a España porque es muy católico. Ahora es independentista, pero hasta hace poco llevaba una banderita española en la muñeca. A veces saltamos de una ficción a otra como el chimpancé de una a otra rama. Todo esto gracias a la versatilidad de nuestras redes neuronales».

Juan José Millás, Redes neuronales, EL PAÍS SEMANAL (17/9/2017)



1947 versus 2017

Referéndum del dictador Franco del 6 de Julio de 1947 / Referéndum de la Generalitat del 1 de octubre de 2017
[Setenta años y dos meses separan estas dos patrióticas convocatorias de referéndum]
El caudillo Franco consiguió entonces, gracias a la propaganda, un avasallador 95% de votos favorables sobre un 89% de votantes. Una participación así es impensable ahora (con el 50% pelado ya "cubrirían gastos"), pero el porcentaje de síes tan elevado es lo que no se quiere que ocurra ahora, porque nadie en todo el mundo civilizado pensaría que un resultado así responda a la opinión auténtica de los ciudadanos de Cataluña y, por tanto, quedaría desenmascarada la tramposa jugada, propia de trileros de la más baja condición, muy en línea con la que diseñó el del carrer Tuset.

Ya bastante se hizo el ridículo durante aquellas dos inolvidables jornadas del Parlament como para que ahora pasara esto, con lo mucho que preocupa a muchos catalanes lo de "quedar bien", ya que el món ens mira.

Como dice Josep Cuní , todo un referente de la catalanidad burguesa: «Quizá suene muy de clase, selectivo, pero creo que el respeto y la delicadeza en las formas son la esencia del catalanismo: el trabajo bien hecho no tiene fronteras, y el trabajo mal hecho no tiene futuro. Como decía Pla: oiga, usted en la vida haga lo que quiera, pero sobre todo no haga el ridículo. El ridículo marca mucho en Cataluña, es una frase de las abuelas: tú, sobre todo, no te hagas notar"».

Tuits de Llach y Moliner metiendo a Rajoy en el asunto, quizá para rebañar votos
Por eso se produce la rocambolesca situación de que la Generalitat propugne el SÍ como loca, pero que, a la par, esté buscando hasta debajo de las piedras a gente incauta que vaya a votar aunque sea con un NO, como manera de disfrazar la mascarada en que se nos ha metido. Todo menos abstenerse. Para conseguirlo, empiezan a vendernos que votar que SÍ o que NO es para votar que NO a Rajoy, y que lo de la independencia es casi secundario. Otra trampa más con la que esperan arramblar a algunos votantes del PSC y de otros partidos no procesistas. Mierda seca.

Luego está lo de intentar meter en el zurrón a los que ahora se llaman "equidistantes". Por lo que ha podido concluir Gran Uribe, esos sujetos son aquellos que detestan lo que se está haciendo aquí y cómo se está haciendo, pero no quieren por nada del mundo que se les tome por gente de derechas, defensores de "lo establecido". Como dice Fernando Savater, «ser de izquierdas es optativo, pero no parecer de derechas es obligatorio. Por eso nunca olvidarán, si arriesgan alguna crítica al separatismo antilegal en Cataluña, mencionar enseguida el “inmovilismo” de Rajoy».


sábado, 16 de septiembre de 2017

Un recuerdo para la Pardo Bazán


Al abrir el buscador de Google, encontramos hoy una imagen que nos recuerda que tal día como hoy de 1851 nació Emilia Pardo Bazán, una escritora como la copa de un pino. Gran Uribe no se ha resistido a la tentación de publicar los párrafos que abrían «Los pazos de Ulloa» (1886), una novela magistral de la primera línea a la última.

Pero no solo eso: el 8 de marzo de 1910 la mujer pudo acceder en España a la Enseñanza Superior en igualdad de condiciones con el hombre. La real orden que autorizó "por igual la matrícula de alumnos y alumnas" se aprobó poco después de que Emilia Pardo Bazán fuera nombrada consejera de Instrucción Pública. ¡Ojo al dato!

[...] "personas linfáticas. Por ser joven y de miembros delicados, y por no tener pelo de barba, pareciera un niño, a no desmentir la presunción sus trazas sacerdotales. Aunque cubierto del amarillo polvo que levantaba el trote del jaco, bien se advertía que el traje del mozo era de paño negro liso, cortado con la flojedad y poca gracia que distingue a las prendas de ropa de seglar vestidas por clérigos".



A Gran Uribe no le hace ninguna gracia que se revuelvan por los cajones las cartas privadas de los escritores conocidos una vez fallecidos, pero eso es inevitable que ocurra. Quizá ya no se trate tanto de una cuestión de chafardeo, que también, sino del interés literario que puedan tener y de hacer negocio de ello.

Como es sabido, «Miquiño mío. Cartas a Galdós» recopila las 92 fogosas cartas en las que Emilia Pardo Bazán retrató su amor a Benito Pérez Galdós, otro escritor también como la copa de un pino, al que Gran Uribe tiene un especial aprecio. [Háganle caso: ¡lean sus Episodios nacionales!]

El caso es que en otro país —Reino Unido, por ejemplo—, si dos colosos de las letras de este calibre hubiesen protagonizado la intensa aventura amorosa que mantuvieron ambos durante años, esa historia ya tendría novela, película y hasta una serie de la BBC.

Ops, El Roto y los trenes

Viñetas de Ops / El Roto (1972 y 2017)

viernes, 15 de septiembre de 2017

G.U. oferta un viaje a BCN el 1-O

[Válida solo para no residentes en la Ciudad Condal, "archivo de cortesía"]
Estas fotografías las realizó el estudio de Alfonso, del que ya hemos hablado alguna vez en este blog. El primero que acierte los seis personajes de la denostada cultura española que figuran en el panel—seis sujetos a los que se retirará la calle, si es que la tienen— está invitado a pasar un fin de semana en Barcelona, con todos los gastos pagados, con ocasión del día 1-O de 2017, para poder ejercer con toda comodidad su derecho al voto en el Buti2.

Al afortunado le recomendamos imprimir en su casa la papeleta adjunta, junto con la del referéndum (que encontrarán en la web alternativa montada por CocoMocho). Si residen en Madrid, pueden acercarse al Congreso por si Rufián les cede la impresora. Es buen chaval y no pondrá pegas. Además, la tinta la pagaría l´Estat. Barceloneses, abstenerse.

Fotografías de Alfonso

Gran Uribe no ve TV3 (tampoco las otras)

Coincide Gran Uribe en todo lo que dice este señor, menos en lo de que le estimula ver TV3 (en los días en que se levanta un poco chungo, cada vez más abundantes en el caso de un servidor de ustedes) para poder desarrollar sus actividades con normalidad. Aunque, conociéndole, piensa que seguramente va con retranca, claro. Muy acertado lo que dice del sujeto de La Trinca, uno de los responsables del embrutecimiento televisivo de este país (España en general).



Tarde de sábado viendo la tele
Bueno, ya que hablamos de Mainat, vean su 'simpático' tuit. En cuanto a su responsabilidad en lo que ha devenido la televisión, víctima del más absoluto apelmazamiento, decir que Gran Uribe, no es solo que no vea TV3, es que no ve ninguna cadena. Le resulta mucho más fácil desconectar cuando está de viaje, porque aquí tiene la tele en el "comedor living" (como se decía antes) y tarde o temprano tiene uno la tentación de enchufarla "para evitar el suicidio", lo cual —en honor a la verdad— tiene sus efectos terapéuticos indudables, porque después de una sesión de esas "ni siquiera le quedan a uno ganas de volarse la cabeza", como dice Millás en su columna de hoy, titulada (con cierta retranca) Diversidad:

 «La estandarización, en algunos sectores, se produce cuando todos se quieren parecer al que tiene éxito. La mayoría de los programas de televisión, por ejemplo, se podrían emitir, indistintamente, en cualquier cadena. No son marca de la casa, sino mera repetición agónica de lo preexistente. Significa que las emisoras se reconocen únicamente por su logo, que viene a ser como si las novelas solo se diferenciaran por su título. En la lucha por imitar el producto de éxito de la competencia, la programación deviene en una masa informe entre cuyos pliegues resulta difícil encontrar algo insólito. A mayor cantidad de canales, menos diversidad. De ahí la experiencia, conocida por todos, de esa tarde de sábado en la que se recurre a la tele para evitar el suicidio y, tras recorrer todas las emisoras sin hallar nada de interés, ni siquiera le quedan a uno fuerzas para volarse la cabeza. De hecho ya se la ha volado al dispararse en la sien con el mando a distancia.


El apelmazamiento. Todo se apelmaza. La globalización, que homologa cuanto toca, hace imposible el alumbramiento de una idea extraordinaria. La originalidad produce miedo económico. ¿Y si no funciona? El apelmazamiento proporciona beneficios innumerables al sistema, pues crea gente apelmazada. Los españoles consumimos cuatro horas diarias de tele, lo que supone un lavado de cerebro colectivo que ni en Corea del Norte, aunque con vaselina. No importa la cadena que veas ni el programa que selecciones. Todas las cadenas son la Cadena y todos los programas son el Programa. Monoteísmo en vena. No hay escapatoria, no hay marcha atrás. Hemos caído en una red tejida con los hilos de acero del pensamiento estándar, donde ya no se concibe otro gusto que el establecido».



COROLARIO

Ya sé que muchos que siguen esto lo hacen, pero si hay algunos que no, que sepan que leer novelas fortalece el Aparato Imaginario. Gran Uribe está empezando ahora "Lección de alemán", de Siegfried Lenz, pero no piensen que es con el objetivo de aprender alemán, conocimiento práctico que le pilla ya mayor, y muy bien tendría que aprenderlo para poder leer a los filósofos en su lengua. Y cuando acabe... "El día del watusi", de Casavella.

Y a esos "algunos" se dirige ahora G.U.: Gradúense bien la vista, busquen una buena butaca, saquen tiempo de donde puedan, apaguen la tele y ¡adelante! Y si no les convence lo que les dice este bloguero, lean lo que escribió el susodicho Juan José Millás el año pasado, que él lo hace mucho mejor porque tiene "el culo pelado", como se suele decir:

[…] Si fuéramos capaces de amueblar bien nuestra cabeza, la realidad extramental mejoraría en seguida como efecto secundario. Hay que actuar, pues, sobre el Aparato Imaginario, pero cómo actuar sobre algo cuya existencia no está reconocida. Tendríamos que aceptar que existe para, en un paso posterior, mejorar su funcionamiento.


Juan José Millás, en su casa de Madrid
[Módem Press]
Como no hay ninguna esperanza de que eso vaya a suceder (al contrario, la enseñanza está cada vez más dirigida al conocimiento de lo meramente cuantificable), termino recomendando a los alumnos que lean novelas, pues ése es el modo más eficaz de fortalecer tal aparato. Cuando uno lee una buena novela, les aseguro, es más sabio que antes de haberla leído, aunque no sea capaz de explicar por qué. […]


El problema es que vivimos en un mundo donde aquello que no se puede cuantificar no existe. Todas las campañas de promoción de la lectura caen sin excepción en la trampa de asociar la lectura a la adquisición de conocimientos prácticos. Si lees, te dicen, sabrás dónde se encuentra el Polo Norte. Y no es eso, no es eso. Si yo aprendiera hoy a dividir, podría irme a la cama asegurando que sé una cosa más. Pero si leo Madame Bovary habré aprendido también infinidad de cosas que no sabía antes, aunque desgraciadamente no se puedan enumerar ni cuantificar.[…]

Para que la gente lea es preciso crear la atmósfera en la que eso sea posible. No se le puede decir al ciudadano que deje el coche en casa al mismo tiempo de que se le informa de la construcción de un nuevo túnel. No se puede decir que uno está preocupado por la lectura cuando a ninguno de nuestros representantes se les ve jamás con un libro en la mano.

No profundizaré más en estas contradicciones, pero permítanme añadir que hubo, desde mi punto de vista, en algún momento de la historia de la enseñanza, un suceso catastrófico a partir del cual se jodió todo. Me refiero a ese instante en el que se comenzó a pensar que bastaba, para conocer el mundo, con los contenidos de la ciencia y del pensamiento racional. A partir de ese instante se nos empezó a hurtar toda aquella información sobre la realidad de la que había sido proveedora el mito, la literatura de viajes, los libros de aventuras. El mito se dirige a una parte de nuestro ser a la que no se puede acceder de otro modo. Sin el cultivo de esa parte estamos incompletos. Peor aún, estamos inválidos y a merced de quien nos quiera manipular. […]

En cuanto a la lectura, se da el caso de que a medida que aumenta el número de personas alfabetizadas, aumenta también el número de las que no entienden lo que leen. Llamamos a esto analfabetismo funcional, si me permiten el juego de palabras, porque funciona muy bien: cada día estamos más torpes y dependemos más en consecuencia de las lecturas de la realidad que nos hacen los otros».


Una trepa y un fanático

"SEAMOS JUSTOS. RAJOY GOBIERNA PORQUE TUVO MÁS VOTOS QUE OTROS, 
NO POR HABERSE SUBLEVADO EN ÁFRICA"

(Joan Tapia, "Dejad tranquilos  a los alcaldes")

[...] «Y ahora la batalla campal se encrespa cada día y llega a los alcaldes. Puigdemont puede sublevarse. Allá él. Otra cosa es que quiera que le acompañen los alcaldes poniendo locales y arriesgándose. Por eso la alcaldesa de L’Hospitalet, la segunda ciudad catalana, Núria Marín, le espetó al president: "Dejad tranquilos a los alcaldes".

No se pasó, porque los del PSC estaban aguantando presiones tras que el president pidiera «a la gente» que «interpelara» a los alcaldes. El de Terrassa, Jordi Ballart, a la izquierda de Iceta, denuncia en Facebook que las interpelaciones fueron: 

"Vendido, cobarde, traidor, cagado, sociata de mierda, que me vaya de Terrassa, que no volveré a despertar, trozo de mierda y maricón asqueroso".


Todo nos conduce a un país modélico y de concordia, a la Holanda del sur, con ciudadanos y alcaldes divididos y expectantes ante el 'major' Trapero. ¡Qué dislate!

Pero seamos justos. Rajoy gobierna porque tuvo más votos que otros, no por haberse sublevado en África. Pero Ada Colau es ella. Acatará la orden, porque no cederá locales, pero ayudará a la rebelión fumando la pipa de la paz. Ada no pone locales y Puigdemont la bendice a cambio de que vaya a votar. Aunque no en un referéndum sino en una movilización. Visto lo visto, tampoco hay que ponerse exquisitos.


Simpática imagen que escenifica el pacto entre Colau y CocoMocho, dos personajillos de bajo nivel: una trepa y un fanático (14/9/2017)
El independentismo no podrá hacer un referéndum con garantías, pero sí pretende repetir el 9-N del 2014 y provocar un barullo descomunal a riesgo de hacer saltar por los aires las costuras democráticas del 78 —que tanto costaron a tantos— y de consolidar nuestra marca en Europa como (catalanes y españoles) pueblos sensatos, trabajadores y honestos. Que lo somos. Al menos, más que la clase política del 3% y de la 'Gürtel'».

jueves, 14 de septiembre de 2017

Colau, la alcaldesa que no nos merecemos (o sí)

No inquietarse: Ada Colau ha decidido hacer, o dejar hacer, o dejar de hacer lo que todos sabíamos que haría o dejaría hacer o dejaría de hacer. Parafraseando a Ferrusola cuando decía "Catalunya no es mereix això", podríamos decir que "Barcelona no se merece esto" (o sea, a esta individua). O quizá sí, vaya usted a saber.

Viñeta de Peridis
13/9/2017)
«Ada Colau es como el gato de Schrodinger, que podía estar en dos sitios a la vez o consagrarse al mismo tiempo a diferentes actividades. Ada está a favor de algo, pero también está en contra. Ada no es independentista, pero sí que lo es. Ada toma una decisión, pero promete hacer todo lo posible para saltársela. Ada es la primera alcaldesa cuántica de la historia.[...]

El caso es disfrazar la incoherencia interesada de democracia fetén y de tratar de impedir que se le escape ni un voto a su formación. Pero el problema de intentar contentar a todo el mundo es de muy difícil resolución.

Entre los votantes de Ada hay independentistas, federalistas y no independentistas, y todos son necesarios para perpetuarse en la alcaldía, dar el salto a la Generalitat o presidir la Tercera República Española (si es que no aspira a llegar a papisa de Roma, aunque dejando bien claro que ella es atea).

Todos los políticos son ambiciosos por definición, pero a la señora Colau puede que se le note en exceso. Solo le falta declarar que se considera de izquierdas, pero que hay días en los que se levanta de derechas. De momento, ya sabemos que cree que las leyes se han de cumplir, pero que también nos las podemos saltar. Celebremos, pues, la llegada a la política de un elemento tan inesperado y enriquecedor intelectualmente como la física cuántica».



Enlace al artículo de R. de E.: La alcaldesa cuántica

Enlace a "El blog del gran Uribe": Junqueras, un hombre del Renacimiento


miércoles, 13 de septiembre de 2017

La sequía y el pantano de Barrios de Luna

El puente que cruza el embalse de Barrios de Luna, en la provincia de León, formando parte de la autopista Ruta de la Plata que conduce a Asturias (AP-66), fue obra del ingeniero Javier Manterola, aunque lleve por nombre el de Carlos Fernández Casado, en honor de este ingeniero, que había diseñado muchos otros anteriormente. Fue inaugurado en 1983, siendo el puente atirantado con el vano más largo del mundo durante algunos años.

Playa de Porcía, en el municipio de El Franco (Asturias)
Luego vinieron otros más espectaculares (que se lo pregunten a Calatrava), aunque no lo superan en potencia y belleza —en opinión de este modesto bloguero—, en parte gracias a la fuerza del entorno. Pero sigue teniendo el vano atirantado más largo de Europa y Gran Uribe no ha olvidado nunca la impresión que le produjo la primera vez que lo cruzó. Fue precisamente en ese año del 83 para ir a ver nvts, una habitual de este blog, y a su familia, que estaban pasando el verano en Valdepares, en una casa próxima a la maravillosa playa de Porcía, en la foto superior.

El puente de Barrios de Luna recién inaugurado en 1983
El puente de Barrios de Luna en agosto de 2017
Viñeta de El Roto (15/9/2017)
Recuerda, en efecto, la gran impresión que le causó entonces la belleza del lugar y de la obra de ingeniería. Ahora hace tiempo que no va por allí, pero las imágenes que recibe le deprimen mucho, porque reflejan bien a las claras que el cambio climático ha venido para quedarse.

Muchos 'trumpistas' lo niegan todavía, alegando que hay mucha gente que se está forrando anunciando el apocalipsis. Es posible que haya algo de cierto, pero más bien podría decirse que hay todavía más intereses (y mucho más poderosos) beneficiados por negarlo y por el hecho de que no se tomen con determinación las medidas que serían necesarias.

G.U. no entiende mucho de esas cosas, aunque no tienen buena pinta. Tanto el cambio climático, como la 'pertinaz sequía', como lo de los trumpistas y sus acólitos diversos, aquí, allá y acullá, constituyen una especie de metáfora de lo que nos está pasando. A muchos les parece maravilloso.



martes, 12 de septiembre de 2017

Peter Pan y el cerebro formateado de los niños

Ja tenim urna, però, anem amb compte, hi ha nens mirant! (Ya tenemos urna, pero tengamos cuidado, ¡hay niños mirando!)
[Ofrenda floral ante el monumento a Rafael de Casanova  (11/9/2017)]


SOBRE LA UTILIZACIÓN DE LOS NIÑOS EN LAS FIESTAS PROCESISTAS

Sobre este tenebroso asunto versa la columna de Rubén Amón, el hijo de aquel gran crítico de arte (Santiago Amón).

El cerebro ya formateado en la hipnosis colectiva de la patria nueva
«Revestía la mayúscula romería soberanista el aspecto de una fiesta infantil. Había más niños que adultos. Iban pintados con los colores de la estelada. Y llevaban algunos escrito el "sí" en la frente, como una alegoría del cerebro ya formateado en la hipnosis colectiva de la patria nueva. E impresionaba la adhesión naïve de muchos manifestantes adultos en esta dramaturgia de primitivismo y regresión, sustraídos también ellos al simulacro de la pureza y de la ingenuidad, ignorando, claro, que hasta Arnaldo Otegi se ha traído a Barcelona su mejor pasamontañas, consciente de blanquear y diluir su fama de matón entre las camisetas fluorescentes que reivindicaban un eslogan aglutinador: "Sí. Referéndum es democracia". 

[...] Y no es cosa de niños la política, pero se ha recurrido a ellos —los padres, los abuelos, los monitores— para incorporar a la sedición una garantía hereditaria y para trasladar una imagen embarazosa de virginidad. Sobrevienen así el éxtasis identitario en su acepción inmaculada y la inmadurez de una sociedad que se encomienda al síndrome de Peter Pan —no había manifestantes, sino boy scouts del soberanismo para eludir el papel indecoroso e inevitable del cómplice».


[Apostilla de G.U.: Además, hacen bulto en el cómputo final de manifestantes. Miel sobre hojuelas.]

Viñeta de JM Nieto (12/9/2017)



«Yo ya me imaginaba que este septiembre iba a traernos aires de exaltación a niveles inimaginables unos años atrás. Me pregunto si regímenes que ahora consideramos autoritarios empezaron así, casi sin que sus ciudadanos se dieran cuenta: una declaración encendida por aquí, una insinuación manipuladora por allá, un señalar a éste o aquél, un llamamiento a resistir, otro a enfrentarse a "los del otro bando"... Y antes de que uno pudiera darse cuenta ya no vivía donde creía vivir».


Daniel (de inversemblante.com/)

"Para poder comunicarme debo callarme"

Gran Uribe no ha perdido amigos con esto del procés porque jamás da su opinión sobre el "temita" cuando sabe que hay delante alguien que piensa o siente lo contrario. No es ciertamente modélico, lo reconoce. En cierto modo, sigue la máxima de una amiga de doña Perpetua, que vive en Lorca: "con los amigos no se habla de política". Claro que... una cosa es la política y otra las vísceras. Y cuando van de la manita, ni les cuento.

Y, además, lo poco que escribe lo hace con apodo. No es el caso de Lluís Bosch, que ha recibido ninguneos varios (en el mejor de los casos) y que lamenta haber perdido amigos y lectores desde que empezó, hace unos años, a decir lo que pensaba sobre este asunto. Ahora abre un paréntesis y nos explica el porqué en su texto: "El silencio y la cobardía". A Gran Uribe, aunque lo entiende, también lo lamenta, porque tiene una pluma limpia, lúcida y nos dejará más solos.

Dice, en extracto, lo siguiente:

«Las multitudes con banderas desfilando por las calles dan mucho miedo. Los que desfilan con banderas lo saben. Yo sé que ellos saben que me dan miedo. Todos sabemos que jugamos al miedo. Asustar al otro, al otro que es el enemigo. Convertir al otro en un enemigo asustado. Ese es el juego. Eso me asusta y me desespera. Porque no había pensado jamás en que eso pudiese suceder en el siglo XXI. 

[...] Nunca me he callado. Y desde el principo supe que exponer mis ideas políticas significaba asumir un riesgo. Exponer mis ideas me ha costado, por ejemplo, perder amistades de muchos años. Y eso es una pérdida sin paliativos: una pérdida. Si me hubiese callado, si jamás hubiese escrito nada al respecto del independentismo catalán, hoy no habría perdido esa amistad que para mi era importante.

Percibo una tensión llevada demasiado lejos a mi alrededor y dudo que me siente bien con tanta tensión tanto tiempo. Hay una voluntad de llevar el conflicto hasta donde haga falta, una voluntad de crear frentes irreconciliables, de enfrentar a catalanes contra catalanes. Y en ese enfrentamiento todos vamos a salir perdiendo. No habrá vencedores pero si habrá vencidos. Muchos.

Al principio de todo ese embrollo alguien me aconsejó callarme. Lo recuerdo muy bien. Por tu propio bien, me dijo. Y yo le respondí que, de callarme, nada. Que no pensaba callarme por un principio moral, porque creo que la ciudadanía se ejerce, sobre todo, expresando las ideas que uno tiene. Pero ha triunfado lo opuesto a esa idea de la ciudadanía y ahora siento miedo además de pena. Y por fin, muy apenado, descubro que debo callarme por mi propio bien, que es el único bien que posee quien, como yo, no tiene hacienda ni millones en ningún lado y vive de su trabajo y pretende escribir para ser leído. Leído por el máximo número de personas.

Parece una paradoja y lo es: para poder comunicarme debo callarme».


lunes, 11 de septiembre de 2017

Un artículo de Pérez-Reverte sobre el temita

ESPAÑA ES CULPABLE
No sé qué ocurrirá en Cataluña en octubre. Estaré de viaje, con la dosis de vergüenza añadida de quien está en el extranjero y comprueba que lo miran a uno con lástima, como súbdito de un país de fantoches, surrealista hasta el disparate. Por eso, el mal rato que ese día voy a pasar quiero agradecérselo a tres grupos de compatriotas, catalanes y no catalanes: los oportunistas, los cobardes y los sinvergüenzas. Hay un cuarto grupo que incluye desde ingenuos manipulables a analfabetos de buena voluntad, pero voy a dejarlos fuera porque esta página tiene capacidad de aforo limitada. Así que me centraré en los otros. Los que harán posible que a mi edad, y con la mili que llevo, un editor norteamericano, un amigo escritor francés, un periodista cultural alemán, me acompañen en el sentimiento.
Cuando miro atrás sobre cómo hemos llegado a esto, a que una democracia de cuarenta años en uno de los países con más larga historia en Europa se vea en la que nos vemos, me llevan los diablos con la podredumbre moral de una clase política capaz de prevaricar de todo, de demolerlo todo con tal de mantenerse en el poder aunque sea con respiración asistida. De esa panda de charlatanes, fanáticos, catetos y a veces ladrones –con corbata o sin ella–, dueña de una España estupefacta, clientelar o cómplice. De una feria de pícaros y cortabolsas que las nuevas formaciones políticas no regeneran, sino alientan.
El disparate catalán tiene como autor principal a esa clase dirigente catalana de toda la vida, alta burguesía cuya arrogante ansia de lucro e impunidad abrieron, de tanto forzarla, la caja de los truenos. Pero no están solos. Por la tapa se coló el interés de los empresarios calladitos y cómplices, así como esa demagogia estólida, facilona, oportunista, encarnada por los Rufiancitos de turno, aliada para la ocasión con el fanatismo más analfabeto, intransigente, agresivo e incontrolable. Y en esa pinza siniestra, en ese ambiente de chantaje social facilitado por la dejación que el Estado español ha hecho de sus obligaciones –cualquier acto de legítima autoridad democrática se considera ya un acto fascista–, crece y se educa desde hace años la sociedad joven de Cataluña, con efectos dramáticos en la actualidad y devastadores, irreversibles, a corto y medio plazo. En esa fábrica de desprecio, cuando no de odio visceral, a todo cuanto se relaciona con la palabra España.
Pero ojo. Si esas responsabilidades corresponden a la sociedad catalana, el resto de España es tan culpable como ella. Lo fueron quienes, aun conscientes de dónde estaban los más peligrosos cánceres históricos españoles, trocearon en diecisiete porciones competencias fundamentales como educación y fuerzas de seguridad. Lo es esa izquierda que permitió que la bandera y la palabra España pareciesen propiedad exclusiva de la derecha, y lo es la derecha que no vaciló en arropar con tales símbolos sus turbios negocios. Lo son los presidentes desde González a Rajoy, sin excepción, que durante tres décadas permitieron que el nacionalismo despreciara, primero, e insultara, luego, los símbolos del Estado, convirtiendo en apestados a quienes con toda legitimidad los defendían por creer en ellos. Son culpables los ministros de Educación y los políticos que permitieron la contumaz falsedad en los libros de texto que forman generaciones para el futuro. Es responsable la Real Academia Española, que para no meterse en problemas negó siempre su amparo a los profesores, empresarios y padres de familia que acudían a ella denunciando chantajes lingüísticos. Es responsable un país que permite a una horda miserable silbar su himno nacional y a su rey. Son responsables los periodistas y tertulianos que ahora despiertan indignados tras guardar prudente cautela durante décadas, mientras a sus compañeros que pronosticaban lo que iba a ocurrir –no era preciso ser futurólogo– los llamaban exagerados y alarmistas.

Porque no les quepa duda: culpables somos ustedes y yo, que ahora exigimos sentido común a una sociedad civil catalana a la que dejamos indefensa en manos de manipuladores, sinvergüenzas y delincuentes. Una sociedad que, en buena parte, no ha tenido otra que agachar la cabeza y permitir que sus hijos se mimeticen con el paisaje para sobrevivir. Unos españoles desvalidos a quienes ahora exigimos, desde lejos, la heroicidad de que se mantengan firmes, cuando hemos permitido que los aplasten y silencien. Por eso, pase lo que pase en octubre, el daño es irreparable y el mal es colectivo, pues todos somos culpables. Por estúpidos. Por indiferentes y por cobardes
Arturo Pérez-Reverte , España es culpable

Sobre la fecha de hoy

Asalto final de las tropas borbónicas (11/9/1914)
Un comentario acerca de esta fecha del 11 de septiembre publicado en El Periódico, firmado por un tal Villarroel (como el general que negoció la paz), decía cosas que no agrada oír por aquí, y menos en este día.

«Debería celebrarse este día no como un acontecimiento victimista bélico, sino como el nacimiento de la pujanza de Barcelona, porque fue tanta la cantidad de concesiones que dio Felipe V, con el cierre de fronteras al algodón y el casi monopolio a Cataluña, que como consecuencia, también se cerró a las exportaciones de lana y seda, hundiendo a Galicia y Valencia, y sobre todo a los ganados de la poderosa Mesta, hundiendo la economía de la España interior, Extremadura, y las Castillas. En pocos años, Barcelona pasó a tener una gran industria textil, y de unos 30 mil habitantes a más de 100 mil.

Esa sería la verdadera celebración. El auge industrial de Cataluña, que trajo el Ensanche, y una burguesía que no tuvo empacho alguno en adular al dictador, que les proporcionó desde casi monopolios, (salida casi única de España a Europa, Ferias internacionales exclusivas etc.) hasta mano de obra barata y abundante proveniente del resto arruinado de España.

Para empezar se debería quitar este día como fiesta de todos los catalanes por bastantes motivos.

  • Porque sólo celebra un acontecimiento del que fue protagonista sólo Barcelona.
  • Porque celebra una lucha entre catalanes. Los austracistas persiguieron a los barceloneses partidarios del Borbón, y vinieron con ánimo de revancha, los llamados botiflers, por la flor de lis de los borbones (beau fleur), tan barceloneses como los que se quedaron dentro. Pero la relación de los heridos en los hospitales que defendían la causa austracista en Barcelona, nos indica que no era una cosa exclusivamente catalana, sino española. Sin contar los muertos hay una relación de heridos, gallegos, castellanos, andaluces, que luchaban en Barcelona.

Un descendiente de Casanova, lo tiene muy claro: ¿Se ha manipulado la figura de Rafael de Casanova, presentándolo como un héroe del nacionalismo?

Sí. Él estaba por el bien de Cataluña y España. Lo que ocurre es que tenía una concepción de que en España, con los austrias, Cataluña podría tener unos fueros, unas posibilidades, que los borbones no se las daban. Porque, en el fondo, castigaban deslealtades o premiaban lealtades».

domingo, 10 de septiembre de 2017

Gran Uribe se pierde la Diada

Un viaje imprevisto, por desgracia coincidente con la Diada (esa fastuosa jornada llena de trapos y de ardor patriótico en la que, según predice el futuro mártir CocoMocho, "desbordaremos cívicamente, pacíficamente y democráticamente, como siempre"), le lleva a Gran Uribe a tierras riojanas, donde espera recargar las pilas y comer buenas pochas con chorizo para lo que nos queda por sufrir, a ustedes y un servidor.

La última vez que estuvo por allí ya tuvo que empezar a decir que venía de Albacete (tierra muy querida), visto que lo de Barcelona no caía nada bien, hasta el punto de que un lugareño—al enterarse de esa procedencia catalana—retiró la invitación que le acababa de ofrecer para degustar en su casa los pimientos del piquillo recién asados por él en la calle. Una pena, porque tenían un aspecto estupendo. Ahora, con mucho más motivo (visto lo visto últimamente), uno seguirá los consejos de Boadella: dirá que viene de Murcia, lo cual no es ninguna mentira por lo que se refiere a doña Perpetua.


sábado, 9 de septiembre de 2017

Los referéndums, esa trampa

Propaganda del referéndum de 1966
Que Gran Uribe no es un fanático de los referéndums como "sancta santorum" de la democracia es conocido por los que siguen esto. Franco (un sujeto bastante poco sospechoso de demócrata) montó un par de ellos. El primero (1946) acreditaría el carácter vitalicio de su jefatura (93% SÍ) y el segundo (1966) sobre la Ley Orgánica del Estado, una especie de fiasco pseudodemocrático (95% SÍ). Este último lo recuerda Gran Uribe muy especialmente, ya que en la casa paterna acababa de entrar la TV y uno se tragaba todo, hasta los telediarios. Aquello, desde el punto de la propaganda oficial, fue bochornoso. Le ha quedado grabada esta imagen: a una señora le hacían esta pequeña entrevista en el telediario del mediodía:

"A ver, buena mujer: ¿Va a votar usted en el referéndum?:  / ¿Qué va a votar?: ¿Por qué?: Por Franco. Y porque antes comía sardinas y ahora como jamón."


Ahora lo que se promete es "comer helado de postre cada día" y cosas así. Pues en esas estamos, este es el nivel. Se camufla con la palabra "democracia" el designio de una parte de Cataluña de desgajarse de esa despreciable España. Y a muchos se les cae la baba pero, por fortuna, no todos caen en esa trampa y, en general, los que no caen en el parany suele ser gente lúcida, como es el caso de Xavier Rius, un tipo muy poco sospechoso de antidemócrata:


Hoy escribe un artículo de buen nivel (¿tal vez el último?) en el e-notícies, diario digital del que es director:

La playa de Castelldefels
[…] Los colegas de Òmnium de mi pueblo —Martorell—embadurnaron el otro día plazas y calles con carteles de "Democracia". Han hecho un buen trabajo. Los ví en todas partes: en la carretera, en el puente, en el río. Ningún problema. Están en su derecho siempre que respeten las ordenanzas municipales.

Pero empiezo a estar harto de que los procesistas vayan diciendo que eso es democracia. No va de democracia. Va de independencia. Lo que pasa es que no hay manera de ensanchar la famosa base social. No me extraña por otra parte, visto el espectáculo del último pleno del Parlament. Pero insisten que va de democracia. Como si viviéramos en plena dictadura.


  • ¿De verdad quieren dar lecciones de democracia? ¿Estos que aprueban la Ley de Referéndum y la Ley de Transitoriedad de madrugada? Sin ningún debate previo en comisión. Con dos horas para enmiendas. Ignorando los informes de los servicios jurídicos de la cámara. Silenciando el letrado mayor del Parlament. Despreciando -peor: ridiculizando- la opinión unánime del Consejo de Garantías Estatutarias.
  • ¿De verdad quieren dar lecciones de democracia? Éstos que han sido incapaces de hacer la Ley Electoral en 37 años -¡está pendiente desde 1980! - y ahora han escogido los cinco miembros de la junta electoral del referéndum a toda prisa. Todos de la misma cuerda, por supuesto.
  • ¿De verdad quieren dar lecciones de democracia? ¿Éstos que dijeron que harían elecciones a los 18 meses? Lo llevaban incluso escrito en el programa electoral. El plazo acababa el pasado mes de marzo. Nadie ha vuelto a hablar de ello.
  • ¿De verdad quieren dar lecciones de democracia? Éstos que aprueban la independencia exprés -y en diferido- con 72 votos cuando con el Estatut fueron 90.
  • ¿De verdad quieren dar lecciones de democracia? Éstos que, según la Ley de Transitoriedad, el propio Gobierno nombra al presidente del Tribunal Supremo de la futura República Catalana. ¿Qué fue de la tradicional separación de poderes? ¿A quién pondrán? ¿Al juez Santiago Vidal? Montesquieu se estremecería.
  • ¿De verdad quieren dar lecciones de democracia? Éstos que tienen un montón de órganos cuyo mandato está caducado desde hace meses -como el consejo de gobierno de la Corpo o el CAC- pero que no lo hacen porque tienen miedo de perder el control.
  • ¿De verdad quieren dar lecciones de democracia? Éstos que han puesto los medios de comunicación públicos como TV3 o Catalunya Ràdio a la altura del betún?
  • ¿De verdad quieren lecciones de democracia? Éstos que permiten que la periodista estrella de Catalunya Radio diga en directo que el presidente de un grupo parlamentario ha hecho una "intervención impropia”. A Joan Coscubiela, el cabeza de lista de una coalición que sacó 366.000 votos y once diputados en las elecciones.¿Quién se cree que es Mònica Terribas? ¿La musa del proceso?

[...] La excusa del referéndum es "así nos contaremos". ¿De verdad han montado toda este follón para contarnos ? Pero si la independencia no gana ni en las encuestas del CEO. No ha llegado ni a la mitad. Y en la última creo que había caído al 36%. No, insisten con el referéndum porque es una manera de tomar un atajo. De ganar. Ya lo han dicho. Y este Govern, salvo cerrar la Modelo y poca cosa más, no ha hecho nada más. ¿Con qué cara se quieren presentar a las próximas elecciones? No importa, están jugando con fuego.

Viñeta de Puebla (9/9/2017)
Y en Catalunya ya puede pasar de todo. El próximo Gobierno —si es unionista, de la Colau, rosa o violeta, me da igual—, podrá hacer una ley electoral según la cual una persona un voto. Al fin y al cabo es la base de la democracia. Entonces se habrá acabado de golpe la sobrerrepresentación del procesismo.

Los demócratas somos nosotros, indepes o no, que sólo podemos decir: así, no. El soberanismo ha perdido una ocasión histórica, el país retrocederá dos o tres generaciones, quedará agotado y deshecho. Descosido por dentro. Y cuidado que los catalanes no acabemos a hostias. Cualquier chispa puede encender todo. Como un incendio en verano.

Pero, sobre todo, hay que reconocer que el mérito de Juntos por Sí y la CUP es innegable. Han hecho lo mismo que hizo Franco: liquidar el Estatuto. Y sin red. ¡Bravo, campeones!


jueves, 7 de septiembre de 2017

La "señora Martínez" ha recapacitado

La sesión de ayer —la de hoy no la ha seguido G.U. más que en las intervenciones finales de la oposición— fue un despropósito de principio a fin, con una presidenta del Parlament—Forcadell—que ha mostrado su perfil más siniestro, además de su absoluta falta de capacitación para el cargo que ostenta. Por eso, llama la atención que la enfadara tanto que una individua retirara las banderas españolas de los escaños, inmersos como estábamos ya en el más absoluto y esperpéntico disparate.

Àngels Martínez, la antigua militante psuquera (del PSUC), ha recalado en la sucursal de Podemos en Cataluña, y su jefe es Iglesias, naturalmente. Quizá con ánimo de agradarle, empezó a retirar banderas españolas de los escaños del Parlament, pese a que la insigne presidenta Forcadell —cosa rara—le instaba a no hacerlo, a la voz de ¡Señora Martínez!

Bien, parece ser que el tiro le ha salido por la culata a la susodicha señora Martínez, porque ha sido reconvenida por su jefe supremo —cosa también rara— como puede apreciarse en el tuit adjunto, hasta el punto de que hoy ha vuelto a colocar las banderas en su sitio, cosa que tampoco ha gustado a Forcadell.


Fe de Ratas: El 'hemihemiciclo' / Viñeta de JM Nieto (8/9/2017)