martes, 16 de enero de 2018

Esos personajillos ególatras y pendencieros

Llegados a hasta aquí, G.U. cree lo mejor será leer lo que dice Lluís Bosch en su escrito titulado Carlos el legítimo:

«El rey que le dió nombre al carlismo se llamaba Carlos, como su nombre indica. Era Carlos María Isidro de Borbón, autoproclamado Carlos V. Autoproclamado Carlos, "el legítimo". Eso es histórico, es decir, científico. El carlismo fue la expresión del tradicionalismo más recalcitrante, se opuso al liberalismo y de ello resultaron tres guerras sucesivas. Las guerras son siempre cruentas y estúpidas y esta, con sus tres partes repartidas a lo largo del siglo XIX, no podía serlo menos.

Cuentan los historiadores que el carlismo no era un bloque bien definido, sino que parece más bien la suma de varias violencias distintas, unidas débilmente por algunos intereses compartidos y por la conveniencia oportunista, más táctica que ideológica. En Cataluña, el carlismo fue especialmente virulento y se parece a lo que hoy señalaríamos como una guerra de "señores de la guerra", pequeños cabecillas locales, caudillos de pueblo fascinados por la violencia extrema, tipos que son poco más que caricaturas, pero unas caricaturas letales, muy dañinas para la convivencia y, en definitiva, para vida.

Los carlistas se circunscribían a determinadas zonas profundas, rurales, católicas y tradicionalistas, la Cataluña más caciquil, a saber: Berga, Olot, Besalú, Solsona, buena parte de Gerona, Igualada, Ripoll. Las zonas liberales eran la gran urbe (Barcelona) y sus aledaños. ¿Les suena de algo ese mapa? Si, lo han intuído ustedes bien: el mapa del carlismo es, hoy, el mapa del secesionismo. O de Tabarnia, claro, depende del ánimo con el que se mire. Los centros neurálgicos del carlismo, los más rampantes, son los mismos ayer y hoy. ¿Nos encontramos ante una broma macabra de la historia?


Retrato del infante Carlos "el legítimo" (1825)
[Vicente López Portaña / granuribe50]
Llegados hasta aquí, no es nada raro que el representante del secesionismo catalán más beligerante se llame Carlos y se autoproclame "el legítimo", tal como lo hizo su antecesor Carlos María Isidro de Borbón. Parece una broma. Y creo que lo es, pero es una broma trágica, de las que se ríen mostrando los colmillos. Al actual Carlos el legítimo le veo cada día más apegado al léxico bélico, y eso me inquieta (ahora habla de los que antes llamó "presos políticos" como de "rehenes", término de la semántica de la guerra, lo cual es muy preocupante). A uno le da la impresión de que algo debe andar muy mal en este rincón del mundo para que el carlismo resurja de este modo, repitiendo incluso el nombre y el epíteto de su líder. ¿Hemos entrado en un bucle diabólico? ¿Hemos viajado en el tiempo para caer en un círculo patético? [...]

Me temo que cuando Carlos el legítimo (el de nuestros días) habla de "legitimidad", usa el término "legítimo" como eufemismo de "vitalicio", o de "por la Gracia de Dios", porqué ese es su oscuro deseo. Y si no, al tiempo: ese tío siente que alberga a un rey dentro de su cuerpo. El que fue alcalde de pueblo de rebote, y presidentet de pura churra, de republicano no tiene nada: lo que quiere es fundar una dinastía.[...]

Nuestro moderno Carlos el legítimo me huele a literatura para el futuro. Porque Carlos el legítimo tiene un aire de héroe folletinesco y desgarbado, algo muy español, cervantino e incluso buñueliano. ¿Podría ser berlanguiano?. Estoy convencido de que, en un tiempo no muy lejano, este Carlos inspirará a buenos autores y se convertirá en personaje de novelas divertidísimas cuando, dentro de 100 o 200 años este periodo actual se vea en la distancia necesaria para ser tratado con humor, con sarcasmo y con la dulce indulgencia que merece todo lo humano, todo lo de tierno y ridículo que tienen las cosas humanas y esos personajillos ególatras y pendencieros, con sus ocurrencias patrióticas y sus astucias que mueven primero a la perplejidad (o a la indignación) para volver, luego y por fin, a la compasión que se siente por los aventureros irresponsables y los caudillos folloneros».

lunes, 15 de enero de 2018

Adiós a la líder de The Cranberries

No sabemos las causas, pero ha fallecido en Londres, a los 46 años de edad, Dolores O´Riordan, la estupenda cantante de The Cranberries, la célebre banda alternativa de folk-rock irlandesa. Estaba allí en una sesión de grabación. DEP.

Gran Uribe les ofrece su versión de "In the guetto", la canción que inmortalizó Elvis Presley. Y lo hace con dos versiones, una en directo, estando embarazada, y otra con imágenes de la excelente película "Rebeldes", de Francis Ford Coppola.

Y Zombie, tema coreado por millones de jóvenes en los noventa, escrita en la estela del atentado del IRA en Warrington, que mató a dos niños, de tres y 12 años. Aquí la tenemos en dos versiones, la de la izquierda en directo.

domingo, 14 de enero de 2018

¡Esta semana tenemos dos nuevos presidentes!

Se pregunta MJ en un comentario a la entrada anterior: "¿Y Fuigdemont? ¿Cómo eludirá la justicia? ¿Será posible que un trastornado vuelva a ser, esta vez virtualmente, presidente de la "Generalitat de Catalunya"? Claro que si pienso que Trump está donde está, esto de aquí es peccata minuta".



Bueno, no precipitarse, vamos por partes. Soledad Gallego-Díaz, que es una persona cabal, equilibrada y con dos dedos de frente, opina lo siguiente, y no le falta razón (se queda corta) "al respective" de este grotesco y disparatado asunto que nos ocupa, para desgracia nuestra. Lo  hace en su artículo Arrasar la Generalitat:

«Carles Puigdemont corre el riesgo de considerarse presidente de Cataluña al margen de cualquier proceso institucional, lo que le convertiría en un político autoritario. El grupo que le respalda, Junts per Catalunya, y sus posibles socios, ERC y CUP, deberían considerar el grave precedente que sentarían aceptando que se ejerza el poder político sin limitaciones procedimentales o legales, un espacio que, una vez abierto, cualquiera puede recorrer.

En política, ser astuto, hábil para engañar, característica que, según Joan Coscubiela, ha acompañado a los protagonistas del procés, tiene un coste más elevado de lo que se pregona. El engaño o la ficción prolongada suele arrasar con las instituciones. Y en este caso, arrasaría con la Generalitat, la institución política fundamental del autogobierno catalán, necesaria en la autonomía, pero también en cualquier proyecto legítimo de independencia.

Es fatigoso tener que recordar que Carles Puigdemont no es un héroe perseguido por el destino, sino más bien un político que ha cometido errores fundamentales en su gestión y que ha tomado decisiones ilegales, al margen de la calificación penal que merezcan finalmente.

Además, Puigdemont es un político que nunca ha ganado unas elecciones. Primero, fue presidente de la Generalitat por renuncia de Artur Mas y después, su lista quedó segunda, por detrás de Inés Arrimadas, de Ciudadanos, con más de 160.000 votos de diferencia, por mucho que a sus seguidores les cueste aceptarlo.[...] Puigdemont debería abandonar de una vez la épica en la que se envuelve. Ni hay épica en Bruselas ni Puigdemont es Ulises. A lo más, puede reclamar el apodo “el de los pies ligeros”» [apodo de Aquiles, por cierto —nota de G.U.—].




El caso es que la semana se presenta movidita, con las dos apariciones telemáticas —prácticamente simultáneas, ambas vía plasma— previstas para la solemne toma de posesión de sus respectivas presidencias: la del "Presidente en el exilio de la Republiqueta catalana", Carles Fuigdemont, y la del "Presidente en el exilio de Tabarnia", Albert Boadella.

Sin embargo, no es descartable que a última hora se produzca un impensado efecto taumatúrgico y se nos aparezcan ambos en persona; uno de ellos (Fuigdemont), llegado hasta el Parlament camuflado en el remolque de un tractor cedido por un payés de Tractorluña, y el otro (Boadella), con un espectacular desembarco en el puerto de Tabarnia, como los Reyes Magos, para traer un poco de ilusión a los más desvalidos. Y de allí hasta su llegada en olor de multitudes al Colegio de Periodistas. Si fuera así, Gran Uribe se apuntaría a esto último, no lo duden.

Aparición taumatúrgica de Fuigdemont en el Parlament
[Viñeta de JM Nieto (14/1/2018)]
Aparición taumatúrgica de Boadella en el puerto de Tabarnia
[Simulación infográfica de granuribe50]


sábado, 13 de enero de 2018

Librería Vara de Rey: RIP

Algún día solo quedarán las bibliotecas (en el mejor de los casos)
[Gabriel Rufián posa leyendo en una biblioteca / (granuribe50)]
Cada día se cierran en España dos librerías, nos informaba la prensa hace un tiempo. Aquí entra todo: el auge del libro digital, las descargas ilegales, la venta por Internet (Amazon, ya saben, te puede traer un rinoceronte a casa si clicas mal) y la práctica desaparición del hábito de leer. Y esto último, lo de leer, ¿por qué es? Doctores tiene la Iglesia para analizarlo, pero uno se barrunta que, aparte de que es una actividad que requiere cierto esfuerzo, no es ajeno al asunto el pésimo momento de la educación en primaria y secundaria, que prima otros aspectos. Tampoco nos olvidemos de la irrupción de los móviles inteligentes, "que todo el mundo consulta como si fueran bolas de cristal" (Javier Marías dixit), con lo que es raro ver ahora a gente leyendo un libro en el autobús, en el tren o en las salas de espera, y es de suponer que dentro de casa tampoco lo hacen, aunque eso Gran Uribe no lo puede asegurar.



Total: que entre la gente que no lee nunca (Artur Mas se jactaba de ello, decía que por falta de tiempo; ahora quizá tendrá más) y los que han dejado de leer, resulta que los escritores, las librerías, los editores y los buenos lectores (como Rufián, profundo conocedor de la obra de Eduardo Galeano y Oscar Wilde, como saben, aunque no le hablen de Vargas Llosa), etc. todos lo tenemos chungo. Llegará un día en que nadie escriba nada, nadie edite tampoco nada y, mientras tanto, las ciudades... cada vez más uniformizadas, entontecidas y banalizadas.

En efecto. Nos enteramos de que una de las dos librerías a las que les toca desaparecer hoy es la "Librería Vara de Rey", en Ibiza, un icono de esa ciudad, noticia que ha dejado a Gran Uribe un poco turulato, aunque no le ha sorprendido. Aquí, además de todo lo citado antes, incide la peatonalización del paseo donde estaba ubicada, promovida básicamente para aumentar el sitio destinado a las terrazas de los bares, cafeterías y restaurantes existentes y fomentar la creación de otros nuevos, en otro episodio más de la privatización del espacio público, acabando de convertir aquel lugar en un extenso comedero (o cenadero con velitas), una auténtica guirilandia (ya lo es bastante).

Librería Vara de Rey en 2016 /  Librería Vara de Rey en 2017


Los inspirados urbanistas autores del proyecto quizá estimaron que los puestos de libros, revistas y postales que estaban en la acera (y que suponían un reclamo tremendo, dando mucha vida al lugar) afeaban su brillante diseño, por lo que decidieron dejarlos reducidos a la mínima expresión, adosaditos a la fachada. Eso supuso ya el tiro de gracia a la librería. 'Y colorín colorado, este cuento se ha acabado'. Requiescant in pace, Librería Vara de Rey.

Joan Lluís Ferrer escribe sobre esta triste noticia en Diario de Ibiza, un artículo titulado Cierra la Librería Vara de Rey, en el que lo explica ampliamente. Se inicia con esta entradilla:

"Tras más de cuatro décadas de actividad ininterrumpida, la Librería Vara de Rey, ubicada en el paseo del mismo nombre, cerrará sus puertas dentro de pocas semanas, según ha confirmado la propiedad. La fuerte bajada de ventas de prensa y libros, junto con los perjuicios causados por la reciente peatonalización del paseo, son algunas de las causas que han llevado a tomar esta decisión".

viernes, 12 de enero de 2018

La historia le hará justicia a Artur Mas

Lo explicaba en su día José Oneto y lo ratificó Enric Juliana. El camino hacia el desastre empezó la noche electoral del 25N de 2012, cuando esperando ser ratificado como el Moisés que nos llevaría a la tierra prometida, Artur Mas sufrió un serio varapalo, que le hizo verter unas desconsoladas lágrimas por los pasillos del hotel Majestic y —se dice— estuvo en un tris de dimitir. Pero allí acudió solícito el ideólogo de todo el asunto, Pujolone, que siempre miraba más allá y oteaba un negro panorama judicial. Con su cara a escasos centímetros de la del lacayo Artur le espetó: Has de tirar endavant!

Jordi Pujol, Helena Rakosnik, Artur Mas y Josep Rull
Balcón del Hotel Majestic (25/11/2012)
«Cuentan que el pasado 25 de noviembre, cuando fueron llegando a la sede del cuartel general de Convergència i Unió (CiU), en el hotel Majestic, los primeros sondeos de la jornada electoral, Artur Mas comentó que no se creía ni la encuesta a pie de urna realizada por TV3 ni, por supuesto, las primeras noticias de que su partido no alcanzaría la mayoría absoluta.

Cuentan que, bien avanzado el escrutinio, Artur Mas seguía sin creerse nada, justificando su posición en que estaban saliendo los resultados de las grandes ciudades y no de la Cataluña profunda, claramente nacionalista. Y cuentan, en fin, que casi cerrado ya el escrutinio, que arrojaba la pérdida de más de doce escaños de CiU, Artur Mas se echó a llorar y, agarrado a su mujer, Helena Rakosnik, empezó a repetir como un poseso “no pot ser, no pot ser” (“No puede ser, no puede ser”).



Las lágrimas, los lamentos y las ganas de tirar la toalla solo duraron hasta que apareció el muy honorable president, Jordi Pujol i Soley, que, acercando su cara a la de su heredero, Artur Mas, y mirándole a los ojos le dijo: “Aquí no se va nadie. Aquí se aguanta y tú sales ahora, a dar la cara, como si no hubiese pasado nada”. Y así fue. Mas salió, dio la cara, como si no hubiese pasado nada, y el “no pot ser”, se convirtió, de pronto, en un “pot ser”».



Y de aquellos lodos vinieron estos barros, con una Cataluña absolutamente dividida y destrozada, una especie de casa en ruinas. Lluís Bassets le dedica al trilero del carrer Tuset el 'homenaje' que se merece, en su artículo El hundimiento.

«Teniendo en sus manos el poder más extraordinario que nunca se haya concentrado en las manos de un partido catalán, lo ha dilapidado y destruido, destruyendo además otras muchas cosas, empezando por su propia carrera y la de numerosos compañeros de partido y de alianzas, siguiendo por la estructura entera del sistema de partidos catalanes, y terminando, incluso, por las ideas y los valores de la ideología y de la cultura política central en Cataluña que es la del catalanismo político.


Todo esto es obra de Artur Mas. Con colaboraciones numerosas y con complicidades abundantes, con responsabilidades compartidas ampliamente en el mundo periodístico, intelectual, artístico, deportivo, mediático y empresarial. Pero tratándose de quien quería ser un líder, el líder supremo, el que mantenía más altas las apuestas y aseguradas las posibilidades de negociación y de victoria, suya es la responsabilidad máxima y la mayor de todas, y a él le corresponde responder ante sus conciudadanos, los catalanes, con independencia de las deudas que tenga que resolver ante la justicia, y responder exactamente por el hundimiento al que nos ha llevado con sus políticas y sus decisiones concretas, por la derrota de dimensiones históricas a la que él y los suyos nos han abocado a todos. Nada de positivo hay en su legado. [...]


Si la historia tiene algo de piedad de su paso por la máxima responsabilidad política catalana, le dejará en el olvido de una nota al pie insignificante. Si es un poco más atenta y rigurosa, le dedicará uno de los capítulos más negativos de la historia de Cataluña, el que corresponde a quien ha dilapidado la herencia espléndida que han recibido y solo ha dejado tras de sí una casa en ruinas».

El día que nos enteramos de la gran falacia

Juan José Millás, ya saben, el del gin tonic de media tarde, tiene la virtud de decir en 20 líneas y "sin bajar del autobús" lo que Gran Uribe lleva desde hace días intentando explicar aquí: lo que sucede cuando nos enteramos de la gran falacia.

«Esta niña de siete años ya no cree en los Reyes, pero todavía no lo sabe. El pasado día 6 se levantó pronto y fue al salón, donde estaban expuestos los regalos. La envoltura del suyo así como la cinta que adornaba el paquete le resultaron familiares. Eran las mismas de un obsequio que había recibido meses antes su hermana mayor por el cumpleaños. Sintió una extrañeza muda y apartó una idea turbadora de la cabeza para centrarse en el juguete electrónico, muy deseado, que le habían traído los Magos. Mientras lo manipulaba, observó de reojo que sus padres, ajenos a lo que ocurría por debajo de sus rodillas, se daban las gracias mutuamente, ella por el portátil y él por la cartera de piel que les habían dejado Melchor, Gaspar y Baltasar. Le pareció raro este intercambio, pero siguió a lo suyo.

Día de Reyes. Los niños abren sus regalos. GEMA GARCÍA

El lunes, cuando regresó al colegio, una compañera le dijo que los Reyes eran los padres. ¿Los padres de quién?, preguntó la niña, y su amiga se rio: los padres en general, respondió. Pensó en unos padres abstractos, con el rostro borroso, entrando en las casas por las noches cargados de regalos. Entre tanto, en su mente se fue abriendo paso una sospecha como un buque en medio de la niebla. A lo largo del día, y aunque intentaba pensar en otras cosas, la quilla del buque, afilada como la de un rompehielos, quebraba todas sus defensas y progresaba hacia realidades desconocidas, pero de las que había oído hablar. Realidades en las que dos y dos eran cuatro y donde la gente no vivía en las nubes. Ella viajaba en ese buque, asomada a un horizonte que la alejaba del mundo de la infancia para ingresar en otro que, aun de lejos, le pareció hostil. Durante la cena, su madre le preguntó si le ocurría algo, y ella dijo que no, que nada».

jueves, 11 de enero de 2018

Este grotesco sainete

Hace tiempo que no fijamos el foco en el cansino procés. A Gran Uribe le aburre un poco todo esto, pero tiene un compromiso con sus lectores, algunos de los cuales desean leer cosas sobre este asunto y... ¡está de actualidad!

Vamos a ello: el procés se va cobrando víctimas entre sus impulsores. Carme Forcadell no quiere repetir como presidenta del Parlament; Carles Mundó vuelve a la abogacía porque, al parecer, le bastaron treinta y tres días en el trullo para descubrir que la experiencia no era nada agradable; el sujeto de la cara chafada (Forn) y "los dos Jordis" (que también quieren salir) vienen a decir que reniegan de la DUI, no quieren saber nada de la política y que solo aceptarían un referéndum organizado ¡por Madrit!. Una trilería más o es que... ¿Tenía razón Sisa en sus predicciones?

Y ahora, para más INRI, Artur Mas, el Moisés responsable de todo este quilombo, abandona la presidencia del PDeCAT y reniega de lo que está haciendo su discípulo en Bruselas. No sabemos si espera una carambola, en la suposición de que, abandonando el PDeCAT del 3%, los de la CUP quizá podrían aceptarlo como ¡president de consens! No caerá esa breva.

Pero sí son muy capaces, esos de la CUP, de aceptar como presidente sustitutivo a...¡Ernest Maragall!, el sujeto que soportó Gran Uribe como conseller d´Educació durante el período final del tripartit, 'gloriosa' etapa en la que se nos mostró como un zopenco; un auténtico mastuerzo, vaya, pero lleno de 'originales' ocurrencias. ¡El que nos faltaba!

Y, mientras tanto, el orante de Estremera se ve traicionado por su discípula Rovira —a la que quizá siga faltándole un hervor, sí, pero que tiene muy claro que quiere una butaca— que dice que el prófugo errante "és el meu president".

Fuigdemont posa en la Grand Place de Bruselas, con el fino desvestido de Pedroche por debajo y suficiente abrigo por encima
[Louis-Michel van Loo; Retrato de Luis XV de Francia; Óleo sobre lienzo; Palacio de Versalles, Francia / granuribe50]

[Comentario de imagen: Obsérvese que nuestro galáctico "President de la República catalana" no ha dudado en utilizar una vestimenta acorde con el boato de su cargo. Pero en Bruselas "l´home del abric fosc" (Albert Soler dixit) ha perdido el pelo de la dehesa gerundense, se ha acostumbrado a la acolchada vida en el palacete que habita y se nos ha ido volviendo un dandy. Quizá por ello ha declinado recurrir a su habitual bufanda amarilla, esa que luce con orgullo desde que se fugó, al considerar que no armonizaba con el resto de su elegante atavío real].
Michel-Ricard Delalande; Sinfonías para las Cenas del Rey / Concierto de trompetas, Preludio
La Simphonie du Marais, Hugo Reyne (director)

Ramón de España aventura lo siguiente sobre el endiosamiento súbito de nuestro fanático y muy crecido prófugo y, en general, 'al respective' (Tirano dixit) del trilero y de todo este grotesco sainete:

«Pero yo diría que el principal motivo de su salida del escenario [la de Artur Mas] es el friki que anda suelto por Bruselas y al que solo le falta plantarse en la Grand Place y clamar: Apres moi, le deluge!!!  ["Después de mí, el diluvio"; frase atribuida al rey de Francia Luis XV].

Al Astut le ha salido la criada respondona. Él lo colocó de president a dedo, obligado por la CUP, para mangonearlo cual muñeco de guiñol, pero luego resultó que el muñeco tenía vida propia y se había venido arriba, hasta el punto de preferir que se repitan las elecciones antes de dar su propio paso al lado y reconocer que dirigir Cataluña desde Bélgica es una idea de bombero. [...]

Puchi está muy crecido y va muy sobrado. Según él, hay que retorcer el reglamento del Parlament​ para que pueda ser presidente desde Bruselas o desde donde le apetezca fijar su residencia. [...] El Astut recupera la sensatez un poco tarde y no del todo, pues afirma que el prusés es su legado, como si fuera algo de lo que sentirse orgulloso. Hasta él debe haberse dado cuenta de que Puchi no está bien y de que el PDeCAT  —detonado desde dentro por el propio Cocomocho— no va a ninguna parte. 

Cataluña es el único lugar del mundo con un presidente huido de la justicia y un vicepresidente en el trullo volviéndose locos cada uno a su manera: el uno creyéndose Napoleón y el otro esperando que la Virgen María se le aparezca en su celda de Estremera». Por suerte, o por desgracia, "el món ens mira"!


Bar Paco, Paco Chen, Chop Suey y Saviano

Reaparece con fuerza en WhatsApp y otras redes lo de la evolución del Bar Paco de 1960 al bar Paco Chen de 2018, un asunto que ya tratamos en este blog hace unos meses, en una entrada titulada La agilipollización de las tapas llega a WhatsApp. Allí quedaba patente la opinión de este bloguero, que no ha variado ni un ápice en este tiempo.


Pero eso nos ha sugerido otro asunto relacionado con el bar "Paco Chen". Ya que hablamos de ese establecimiento, que ofrece 'Toltilla de lo ke kielas y San Miguel a 1€' en lugar de los 330€ de "Can Françoise", pongamos por caso, podemos aquí plantear un tema que seguro que han comentado ustedes alguna vez, relacionado con los paisanos del susodicho Paco Chen que se van al otro barrio.

"A los chinos cuando mueren se les entierra o se les incinera, como a todo el mundo", afirmaba el periodista Ángel Villarino cuando escribió su libro "¿Adónde van los chinos cuando mueren?" (2012).

Esta es una teoría, pero dado que pocos de nosotros hemos asistido alguna vez al entierro de un ciudadano de ese gran país, han surgido otras teorías un pelín más truculentas, como esa leyenda urbana que reza que los incorporan al chop suey de ternera o el cerdo agridulce que se va a zampar usted si acude a uno de sus numerosos bares o restaurantes. Seguro que lo han oído decir a algún graciosillo.

Pero hay otras más, como la que nos revelaba Roberto Saviano (1979), del que ya deben de tener noticia, ya que se trata un periodista, escritor y ensayista italiano, especializado en la Camorra y en el crimen organizado. Lo hacía en el primer capítulo ("El puerto") de su libro "Gomorra", que fue tremendamente polémico en su momento (2006).

Leamos lo que escribe Saviano:


Roberto Saviano, Gomorra, Ed. Empúries (labutxaca), 2007
No debe inquietarse demasiado la gente que no es de aquí: para aquellos que no conocen la lengua de Pompeu Fabra y que no han estado sometidos a inmersión lingüística alguna ni han asistido tampoco a ningún Curset de Normalització Lingüística, Gran Uribe les ofrece una modesta traducción:

«El contenedor se balanceaba mientras la grúa lo transportaba hacia el barco. Como si estuviera flotando en el aire, el spreader, el mecanismo qué engancha el contenedor a la grúa, no lograba controlar el movimiento. Las puertas mal cerradas se abrieron de golpe y empezaron a llover decenas de cuerpos. Parecían maniquíes. Pero en el suelo las cabezas se partían como si fueran cráneos de verdad. Y eran cráneos. Del contenedor salían hombres y mujeres. También algunos niños. Muertos. Congelados, muy juntos, uno sobre otro. En fila, apretujados como sardinas en lata. Eran los chinos que no mueren nunca. Los eternos que se pasan los documentos de uno a otro. Ahí es donde habían acabado. Los cuerpos que alguna leyenda urbana aventura que son cocinados en los restaurantes, enterrados en los huertos de los alrededores de las fábricas, arrojados por la boca del Vesubio. Estaban allí. Caían del contenedor a decenas, con el nombre escrito en una tarjeta atada a un cordón colgado del cuello. Todos habían ahorrado para que los enterraran en su ciudad natal, en China. Dejaban que les retuviesen un porcentaje del sueldo y, a cambio, tenían garantizado un viaje de regreso una vez muertos. Un espacio en un contenedor y un agujero en un pedazo de tierra china. Cuando el hombre que manejaba la grúa del puerto me lo contaba se tapó la cara con las manos» [...]

miércoles, 10 de enero de 2018

La visita de Franco a Berga (Tractorluña)



Franco visitó Berga en 1966 en olor de multitudes. Aquello era un desatado frenesí, una auténtica apoteosis. Quizá a más de uno NO le gustaría reconocerse hoy en día en las imágenes de aquel día, plenas de fervor, aunque, salvo los niños, prácticamente todos los entusiastas lugareños que aplaudían a ese sujeto (de infausto recuerdo) habrán fallecido.

Eso sucedía en todas partes de Cataluña cada vez que Franco volvía "en primavera", y muy especialmente en Barcelona. A este respecto, además de visitar las hemerotecas de La Vanguardia Española, diario que figura por derecho propio entre los más pelotillas de entonces (y de ahora), no nos vendría mal releer "Catalanes todos", de Javier Pérez Andújar.

Franco saluda a la multitud desde el balcón del Ay Untamiento de Berga
(1/7/1966)
Montserrat Venturós, en el mismo balcón del Ay Untamiento de Berga
(2016)
Cincuenta años separaran estas dos imágenes del Ay Untamiento. No sabemos si el padre de la fanática alcaldesa de Berga, Monterrat Venturós, andaba por allí (foto de la izquierda) cuando era pequeño, o tal vez el abuelo, jaleando emocionados y rindiendo pleitesía al dictador. ¡Maldito NO-DO! Pero da igual. Nadie, ninguno de nosotros, es responsable de lo que hicieron, o dejaron de hacer, o de lo que pensaban nuestros predecesores, faltaría más.

Pero ¡cómo cambian los tiempos! Recordemos que la susodicha alcaldesa de esa población de la Tractorluña profunda (Berga), de la CUP, se negó a declarar ante el Juzgado de Instrucción 1 de Berga como investigada por presunto delito electoral al no haber retirado las 'esteladas' que ondeaban en el Ayuntamiento, como se le requirió durante las elecciones catalanas y las autonómicas. El 4 de noviembre del 2016 los Mozos de Escuadra la detuvieron por ese motivo.

Performance ante el Ay Untamiento de Berga, plagado de 'esteladas'
Y no ha pasado nada. Una de las cosas más dañinas que hemos soportado en estos años es que cualquiera puede saltarse la ley a la torera si es en pro del procés, y es aplaudido, elevado a los altares y convertido en icono de la democracia por ese motivo. Así ha pasado con la señora Venturós, faltaría más, ya que tiene garantizada la vara de alcalde de por vida, si es que no se decide a medrar un poco más en dirección ascendente, algo que no descartamos.

El procesismo más ceballut también se apropia del espacio público, que es de todos, dejando totalmente marginados a los que no comulgan con ese nacionalismo desbocado, cuando no sometidos a todo tipo de acosos y vejaciones varias, tachados de... ¡franquistas! Señoras, señores: ¡pasen y vean el NO-DO! Podrán localizar dónde estaban los franquistas.

[En este caso, todo ha quedado reducido a nueva agresión de Madrit que añadir al repertorio de agravios].

martes, 9 de enero de 2018

Gran Uribe casi pierde un ojo

Gran Uribe les informa de que ha estado a punto de quedarse tuerto. El asunto ha sucedido de esta manera:

El zumo de naranja de Casa Ametller
A instancias del médico, que le recomendó tomar zumos de naranja para la faringitis, compró en la Casa Ametller "sense intermediaris" del barrio, dos días antes de ir a Ibiza, un zumo de naranja de esos ya preparados. Quedó olvidada en la nevera media botella llena cerrada con su tapón y, al volver de vacaciones, este cronista se ha dispuesto a tirarla a la basura, para lo cual le ha quitado el tapón para vaciar lo que quedaba. En ese momento se ha producido una aparatosa detonación, a la vez que el tapón salía disparado como un cohete, pasándole junto al ojo hasta impactar en la ventana, que no se ha roto de milagro. El susto le ha dejado cardíaco perdido, y aún le dura.

Uno ha estado investigando en Internet y lo único que ha encontrado es una intervención en el famoso "ForoCoches" en la que se relata una experiencia parecida, a la que, salvo una, no hay más respuesta que el cachondeo, como suele ser habitual en ese foro. Buceando en Google sale muchas veces, eso sí, el experimento en que se demuestra que exprimir una piel de naranja hace explotar un globo hinchado que esté situado cerca, pero nada más.

Intervención de un forero de "ForoCoches"


¿Algún seguidor/a del blog que entienda de química puede explicar aquí el motivo de que se produzca este efecto? En cualquier caso, bueno será que tomen ustedes nota para evitar que alguna vez les pueda suceder un episodio parecido.



La explosión le ha recordado a sus tiempos de infancia cuando nos regalaron para reyes un juego llamado Cheminova. Anteayer hablábamos de "Detectives" como el único buen juego que se nos regaló en ese día pero, para ser justos, hay que añadir éste a la escueta lista ya que también fue muy exitoso, como se verá a continuación:

Dado que las fórmulas que ofrecían en el libro de instrucciones eran bastante poco estimulantes, uno se dedicó una noche con su hermano (ya saben, un sujeto autoapodado El Tapir) a ir echando sustancias químicas al azar en el tubo de ensayo, procediendo a cerrarlo con un tapón de corcho y a ponerlo sobre una llama. El contenido del frasco empezó a subir a toda leche, pegando un petardazo del copón que manchó toda la pared (que había sido pintada recientemente) con churretones verdosos del tipo melón "piel de sapo"; podría haber sido peor si nos da en la cara, pero los hados se cuidaron de que no fuera así.

Eso sucedía mientras nuestros padres habían ido a cenar fuera de casa (salida bastante poco habitual), lo que nos permitió actuar con prontitud usando un cepillo de uñas y una pastilla de jabón, con lo que el aspecto de la pared empeoró de modo severo.

No hubo manera de camuflar "el cuerpo del delito", pero nuestros padres eran gente débil (a pesar de que los bautizáramos injustamente años después como "Los Tiranos") y, tras la bronca monumental y unos golpecitos en el culo con el reverso del cepillo de la ducha, procedieron a hacer repintar la pared y nos dieron vía libre para seguir haciendo 'experimentos' químicos.


lunes, 8 de enero de 2018

Gil de Biedma y el 8 de enero

Un día sombrío el 8 de enero de 1990. Lunes, como hoy, y primer día de instituto después de las vacaciones. Si cuando estudiaba en el colegio era duro ese momento, quizá lo superaba éste, ya de profesor. Uno se recuerda a sí mismo levantando la persiana del aula, fría como un carámbano y todavía noche cerrada, para dar clase a toda una caterva de zánganos y pelmazos, bostezantes y desinteresados (/as). Quizá el evitar ese momento tan penoso del mes de enero es lo que más agradece de haber dejado ese desagradecido trabajo y le hace disfrutar ahora de ese día de manera especial.



Pero ese 8 de enero, hace 28 años, es también el día que murió Jaime Gil de Biedma, un gran poeta, enorme, aunque bastante ninguneado por estos pagos. Quizá no es lo más indicado para empezar a escalar con optimismo y energía la cuesta de enero, pero G.U. le rinde homenaje una vez más, acompañado esta vez por la propia voz de Jaime recitando el poema contra sí mismo, y también por Sabina, que le da forma musical —alterando el texto— y por Enrique Urquijo...

Jaime Gil de Biedma, Contra Jaime Gil de Biedma, | Las personas del verbo, Poemas póstumos, Seix Barral (1982)


P.D.

A instancias del "distinguido público", publicamos (valga la redundancia) aquí un poema que siempre encantó a Gran Uribe, aunque debe confesarles que, cuando lo leyó por primera vez, le parecía un punto lejano en el horizonte, algo que jamás le llegaría a uno. Bueno, espero que no les reste energía para emprender la cuesta de enero antes citada...

Jaime Gil de Biedma, No volveré a ser joven
[Las personas del verbo, Poemas póstumos, Seix Barral (1982)]


domingo, 7 de enero de 2018

"Año Nuevo, sarao nuevo"

Ha invadido las redes sociales este proyecto de performance, en fase embrionaria y de diseño confuso, para el día 16, con el objetivo de acompañar caminando a Fuigdemont hasta desde Perpiñán hasta el Parlament para su toma de posesión como President. Como reza la nueva canción de Sopa de Cabra: "Las calles serán siempre nuestras".

Y a los tabarneses... "que nos den morcilla". No hay tregua. Ya ven: Año Nuevo, sarao nuevo. ¡Tractorluña en marcha!



“⚠⚠⚠
Del dia 16 al 17, dia de la proclamació de la Presidència de Catalunya escriurem una pàgina de la història del nostre país.
L’objectiu és acompanyar caminant 👨👩👧👦 al molt honorable Carles Puigdemont des de Perpinyà fins al parlament, on serà investit president. Envoltat de centenars de nosaltres l’Estat espanyol no podrà evitar-ho 
 ⏱ LOGÍSTICA:
🚶‍♂ Sortida el dia 16 a les 10h del matí des del Palauet català de Perpinyà. (Contacta i pressiona a Òmnium i l’ANC local, per tal de comprar el bitllet d’autocar pertinent)
🌮  IMPORTANT: Porta aigua i el dinar del primer dia. El sopar no cal, hi haura allotjament al pavelló firal de Girona i ens en donaran. (preu per persona a concretar). Aquella mateixa nit el grup musical Sopa de Cabra 🎸 presentarà en primícia el seu nou tema: “Els Carrers seràn sempre nostres”
🚶‍♀ Després d’esmorzar a les 9h del matí sortirem de Girona (segons la demanda potser es faran autocars per unir-se a la comitiva des d’allí). 🌮 Dinarem a Mataró amb productes de la terra facilitats pels pagesos del Maresme 🚜.
🏆 A les 19h arribarem fins al PARLAMENT on serà investit el nostre president i únic representan de la sobirania del nostre poble. I allà el defensarem i blindarem
🏅IMPORTANT: entre els participants de la marxa es farà un sorteig per assistir al ple del parlament!
🤞IMPRESCINDIBLE confirmar la participació als grups locals, només així ho farem possible!
US PODEU IMAGINAR LA REPERCUSIÓ MUNDIAL QUE TINDRIA? SOU CONSCIENTS DEL MOMENT HISTÒRIC QUE SUPOSARIA A NIVELL GLOBAL?
PRESSIONEM A LES ENTITATS SOBIRANISTES PER FER-HO POSSIBLE.
NO PODRAN RES CONTRA UN POBLE UNIT, ALEGRE I CAMINANT!!”



Del 16 al 17, día de la proclamación de la presidencia de Cataluña, escribiremos una página de la historia de nuestro país. El objetivo es acompañar caminando al Muy Honorable Carles Puigdemont desde Perpiñán hasta el Parlament, donde será investido Presidente. Rodeado de centenares de nosotros, el Estado español no podrá evitarlo.
LOGÍSTICA:
Salida el día 16 a las 10h. de la mañana desde el Palauet català de Perpiñán (contacta y presiona a Òmnium y la ANC local, con el fin de comprar el pertinente billete de autocar).
IMPORTANTE: Trae agua y la comida del primer día. La cena no es necesario, ya que habrá alojamiento en el Pabellón Ferial de Gerona y nos la darán allí (precio por persona a concretar). Esa misma noche el grupo "Sopa de Cabra" presentará en primicia su nuevo tema "Las calles serán siempre nuestras".
Después de desayunar, a las 9h. de la mañana saldremos de Gerona (según demanda quizá se incorporen autocares para unirse a la comitiva desde allí). Comeremos en Mataró con productos facilitados por los payeses del Maresme.
A las 19h. llegaremos al Parlament, donde será investido nuestro presidente y único representante de la soberanía de nuestro pueblo. Y allí lo defenderemos y blindaremos.
¡IMPORTANTE!: Entre los participantes de la marcha ¡se celebrará un sorteo para asistir al pleno del Parlament!
IMPRESCINDIBLE: confirmar la participación a los grupos locales, ¡solo así lo haremos posible!

¿OS PODÉIS IMAGINAR LA REPERCUSIÓN MUNDIAL QUE TENDRÍA? ¿SOIS CONSCIENTES DEL MOMENTO HISTÓRICO QUE SUPONDRÍA A NIVEL GLOBAL? PRESIONEMOS A LAS ENTIDADES SOBERANISTAS PARA HACERLO POSIBLE. ¡NO PODRÁN HACER NADA CONTRA UN PUEBLO UNIDO, ALEGRE Y CAMINANDO!
El món ens mira!

Un recuerdo para France Gall

Si ayer prograbábamos a la francesita Sheila en tono festivo con el tema de "Las Roys Mages", hoy tenemos que hacerlo por un asunto menos alegre con France Gall, otro icono —aunque en tono un poco menor, nada comparable a Johnny Hallyday, por ejemplo— de la canción yeyé francesa de los años sesenta, fallecida esta madrugada. Ya saben, el movimiento que surgió en Europa y que tomó esa palabra, yeyé, a raíz del She loves you de los Beatles. DEP, France.

Quizá no deberíamos ningunear el asunto, porque France Gall y otras varias (Silvie Vartan, Sheila y —en plan lánguido y trascendente— la maravillosa Françoise Hardy) tuvieron mucha más influencia de la que se pudiera pensar en el devenir de la música, en la moda, etc., aquí, allá y acullá.

Se hizo muy famosa por ganar el Festival de Eurovisión de 1965 representando a Luxemburgo con la cancioncita llamada "Poupée de cire, poupée de son", firmada por Serge Gainsbourg, un feo pero espabilado trapalón, que se ligó luego a Jane Birkin cantando con ella la mítica canción erótica "J´ai t´aime... moi non plus", bien surtida de sugerentes suspiros.

¡Uf! ¿No recuerdan ustedes todo eso, los que son de la quinta de este escribano, "abuelo cebolleta" pero puntual notario de la actualidad? En fin, no se me hagan los displicentes, que ese festival de Eurovisión lo seguía todo Dios en los primeros tiempos de la televisión en España. Era casi una cuestión de orgullo patrio, o así nos lo vendían...

[Disculpen la calidad de imagen, bastante mala...]

España se solía presentar a ese evento con canciones de escaso nivel y de vuelo gallináceo, en varias ocasiones con tintes presuntamente étnicos y aflamencados. Ese año, 1965, 'nuestra' representante fue Conchita Bautista con un pestiño de canción titulada "Qué bueno, qué bueno", que obtuvo la misma puntuación de años anteriores, es decir, los ya míticos "zero points" y el último lugar de la clasificación, en esta ocasión ex aequo con algún otro país. Aquí la prensa y la tele solían achacar el fiasco a una campaña antiespañola, fruto de la leyenda negra, por parte de los jurados europeos conchabados contra España... ¡Qué tiempos y qué recuerdos!

[Los clásicos "zero points" (clasificación de Eurovisión 1965; están ordenados por orden de participación)]
(Datos de Wikipedia)


sábado, 6 de enero de 2018

Descendamos a lo prosaico

Buenos poemas los de Miguel Hernández y de Miguel de Unamuno. Pero ya es hora de descender a algo más prosaico:



Un artículo de Joan Lluís Ferrer en Diario de Ibiza le ha hecho caer en la cuenta a G.U. de que lo mejor es que se abstenga de degustar el Roscón de Reyes, que este año viene decorado con todo tipo de aditamentos patrióticos, no siendo descartable que se encuentren ustedes, como sorpresita, al prófugo errante o al preso orante.

Dejando aparte a los que no tienen absolutamente nada que llevarse a la boca en estos días, que haberlos háylos, quien todavía no haya logrado disparar sus niveles de colesterol con las comidas y cenas de empresa, de Navidad, Nochebuena, Nochevieja y alguna más que siempre cae, y si los canelones, el turrón, o —en el caso de Ibiza— el "flaó" y la "salsa de Nadal" no han sido suficientes para desbordar transaminasas y glucosas, no hay que inquietarse:

Aún hay una última oportunidad con el Roscón de Reyes, último cartucho de la repostería navideña que a buen seguro asestará la patada que necesitan los triglicéridos para escalar posiciones en las analíticas de los paisanos de Gran Uribe.

En cuanto a él, sepan ustedes que se pone a dieta a partir del día 7, ya que los guarismos de la báscula del baño se han disparado peligrosamente, alcanzando niveles merecedores de atención. Aunque... antes de ponerse a hacer ejercicio se tendrá que recuperar de un persistente virus catarral que le aqueja desde hace casi un mes y que se ha recrudecido a su vuelta a Tabarnia, lo que le ha impedido asistir a alguna reunión familiar organizada para hoy. Uno no se encuentra bien y tampoco desea exportar miasmas. Será en otra ocasión...



Como sé que más de uno (y una) se ha quedado preocupado/a con estos asuntos, relajémonos viendo y oyendo a Sheila, un icono de la música yeyé francesa de los sesenta y setenta, apropiándose una canción de 1971 del grupo Middle of the Road, que se titulaba: "Tweedle dee, Tweedle dum", a la que Sheila rebautizó como "Les Rois Mages".


Y si les gusta algo más clásico... ¿por qué no Telemann y su concierto para oboe d´amore? Clic en el triangulito.



viernes, 5 de enero de 2018

La edad aquella en que vivir es soñar

Miguel de Unamuno, Agranda la puerta | [Mª.C. Silva / granuribe50]



Era una "noche mágica", casi como las de las más sonadas victorias del Barça. Nuestra madre —Patiña— se esforzaba a tope durante las Navidades: nos llevaba pacientemente a tiendas de juguetes y bazares diversos para saber qué queríamos poner en la carta a los Reyes. Eran decisiones difíciles de tomar porque cada año salían juegos y juguetes nuevos, pero el resultado final era casi siempre parecido: algún libro de Salgari, de Editorial Molino (¡bendito Salgari!, él inició a Gran Uribe en la lectura), indios y cowboys con su caravana correspondiente, algo parecido a un pequeño futbolín o similar y algún novedoso juego, casi siempre fallido ("Finanzas", "Fletes", etc.), salvo el de "Detectives", con sus míticos personajes: "TodoOjos" (el muerto), el "Marqués de Oros", la "señorita Amapola", etc. Lo conservó mucho tiempo. Años después, este bloguero cree que lo llamaron "Cluedo", o ese era el nombre del original en inglés. Tren eléctrico, nunca, y Gran Uribe no se lo echó en cara jamás, bastante se esforzaban...


[Hay un cuento infantil de Elvira Lindo, ilustrado por Emilio Urberuaga, titulado "Olivia y la carta a los Reyes Magos" que habla de lo de la carta a los Reyes y el tren eléctrico de manera sencilla y emotiva].

El caso es que la tarde había sido de nervios, muy sobreexcitada, aunque la mayor parte de ella la solíamos pasar en el cine Adriano, un poco desconcentrados en la película, la verdad. Y, ya por la noche —secretamente—, nuestros padres organizaban una compleja puesta en escena que incluía toses, arrastre de sillas, golpes diversos, etc. Ponían también pellofas de naranja y cagarrutas de caballo, simulando las de camello, aunque este último detalle El Tapir lo atribuya a la calenturienta imaginación de Gran Uribe. Quizá sí.

La edad aquella en que vivir es soñar
Pero todo eso lo veíamos al día siguiente. Ya muy temprano, a través de la cerradura, se intuía la prometedora silueta de los indios a caballo y de las caravanas, todo eso.

Magia pura. La verdad es que Gran Uribe no conserva recuerdos posteriores que le evoquen una emoción parecida a la de aquellos días. Como dice Miguel de Unamuno en su breve poema, uno quisiera volver a "la edad aquella en que vivir es soñar". En efecto, nada, absolutamente nada, fue igual después...

La Noche de Reyes, según Miguel Hernández

Miguel Hernández, Las abarcas desiertas, Poemas sueltos IV |  [Obra completa I / Espasa Calpe, 1993 (pág. 619)]
[RAE: 1. f. Calzado de cuero o de caucho que cubre solo la planta de los pies y se asegura con cuerdas o correas sobre el empeine y el tobillo].

jueves, 4 de enero de 2018

De vuelta a Tabarnia

Esto se acaba, estamos a pocas horas de aterrizar en Tabarnia. Y para el último día, un recuerdo del último cafelito y del frontal de la nevera de aquí. Éste es más 'étnico', muy diferente al de casa; no es difícil advertir que en la casa donde G.U. ha pasado estos días (la de la suegra) NO se respira un ambiente 'netamente procesista'. Ha sido retratado con el telefonillo mientras se preparaba el café. La próxima... ¡desde Tabarnia!

[Ibiza (4/1/2018) / granuribe50.blogspot.com.es]

miércoles, 3 de enero de 2018

Tintín, Tabarnia, Fuigdemont y Pedroche

TINTÍN DESEMBARCA EN TABARNIA



Investidura de Fuigdemont  [Viñeta de JM Nieto, "Fe de Ratas" (3/1/2018)] | 'Desvestidura' de Cristina Pedroche en Nochevieja (cortesía Pronovias)



Bueno, bueno, es un importante golpe de efecto para Tabarnia. Saint Nazaire, ya saben: hablamos de la reconstruida ciudad francesa de Bretaña, que albergó una base de submarinos alemanes durante la 2ª guerra mundial que provocó episodios muy conocidos, especialmente el de su inutilización parcial por las fuerzas británicas. Pues bien, esa ciudad todavía vive, aparte de lo de los submarinos, gracias a que en su puerto transcurre el final de un episodio de Tintín titulado "Les 7 Boules de cristal", y se encuentran carteles alusivos a él por toda la ciudad, no solo en el puerto.

Un cartel gigante anuncia, en el puerto, el inminente desembarco de Tintín en Tabarnia / [granuribe50.blogspot.com.es]
Es el momento de Tabarnia, un gran hallazgo mediático, ¡ya era hora!, que ha provocado mucho daño entre las filas procesistas (aunque nunca lo confesarán), de tal modo que no saben qué decir y están esperando a que los ideólogos que elaboran los argumentarios vuelvan de esquiar y fijen una respuesta coordinada. De momento, solo tienen al 'pobre' Rufián, agarrado a su twitter, a vueltas con lo del nacionalcatolicismo y esas bobadas que suele emitir por esa vía.

Para resumir: la llegada de Tintín al puerto de Tabarnia, obedezca o no a una historia publicada realmente (ficción de la ficción), es lo de menos. No lo duden: supondrá un punto de inflexión en la dinámica del procés, tan unidireccional hasta ahora, y en la marca "Tabarnia". Esa imagen es muy potente y las redes están que echan humo...

martes, 2 de enero de 2018

¡Que no nos contaminen también la música!

Musikverein de Viena
Un edificio de finales del XIX, el famoso Musikverein de Viena, de inspiración clásica, como queda patente en la fotografía adjunta, con su orden gigante de pilastras, el remate de las ventanas y el frontón de la fachada principal. Y dentro, la "sala dorada", se dice que una de las de mejor acústica del mundo. Y en la dorada sala, un clásico: el concierto de Año Nuevo, ese que Gran Uribe suele ver desde hace tropecientos años, tras los tradicionales saltos de esquí de ese día desde Garmisch-Partenkirchen (en Alemania, junto a la frontera con Austria).

El concierto de valses, al que asisten todos los burguesots de Viena, suele ser un poco apayasado. Hay buen humor y el director, aunque sea un tipo circunspecto, suele ser el primero en hacer el tonto. Menos este año: Ricardo Muti no está para bobadas y ha dirigido un concierto serio (dentro de lo que cabe, las tradiciones se respetan), por primera vez en muchos años.



Y ahora otro asunto, de no menos interés para este bloguero. Si han visto las fotografías del interior de la "sala dorada" durante el concierto o seguido con atención el vídeo, habrán observado que, salvo algunos toques navideños, no hay en ella ningún trapo pintado de colores (léase "bandera") ni enseña política de ninguna especie, faltaría más.

Mancillaron de manera miserable la manifestación de rechazo por el atentado de las Ramblas, ninguneando el dolor de los allegados. El espacio público, todo tipo de eventos, fiestas y manifestaciones culturales, la televisión (TV3), todo está contaminado por el procés y la cosa no tiene visos de menguar, más bien al contrario. Pero las salas de conciertos...

¡Que no nos contaminen también la música, por favor!

Lo que hacen en el Palau de la Música, aparte de un provincianismo lamentable, es casi de juzgado de guardia. Ahora que empieza el año, he aquí un modesto deseo: ¡Que no nos contaminen también la música, por favor!

Gran Uribe les ofrece una pequeña  'recreación' de esa hermosa sala con todo tipo de banderas y gallardetes (de Austria, del Imperio austrohúngaro —el de Berlanga—, de Alemania, del Tirol, de Baviera, etc.). No hemos puesto ningún símbolo nazi para no liarla y también para no dar ideas.

Simulación de la "Sala Dorada" del Musikverein, de Viena, durante el concierto de Año Nuevo (2018)
[Hans Punz (AFP) / granuribe50]

lunes, 1 de enero de 2018

Una entrada de año tranquila y sin peleas


Tenía su punto de razón Chiquito cuando nos deseaba que no nos peleáramos por estas fechas. Este ha sido el año en que nos abandonó Chiquito, pero su legado ahí queda. Y, en efecto, ¡no ha habido peleas reseñables por estos lares!

Cala de San Vicente (1/1/2018) / granuribe50
Cala de San Vicente (1/1/2018) / granuribe50
Y hoy tocaba la tradicional visita a la Cala de San Vicente, esa que suele hacer Gran Uribe el primero de año. Día jubiloso, sol a raudales, la mar azul como un plato y la cervecita de rigor, rodeado de burguesots alemanes (bebiendo también cerveza), a los que no es raro que esto les parezca el paraíso con días así, lejos de los fríos de Hamburgo...

La tarde ha sido un poco más lúgubre, buscando tristemente por toda Ibiza un fotomatón donde hacerse una fotito. Al fin lo ha encontrado en un sórdido locutorio, y la foto resultante... ni les cuento: con cara de asesino en serie. Y mañana la cosa pinta todavía peor: a la policía, en cuanto abran la oficina, para renovar el DNI, sin cita previa.


domingo, 31 de diciembre de 2017

¡Feliz Año Nuevo desde Ibiza!

Esta mañana, Gran Uribe ha tenido un disgusto grande y una preocupante subida de pulsaciones, con la correspondiente sequedad de boca, porque ha perdido la cartera en el aparcamiento del Eroski, en Ibiza, seguramente por culpa de un monstruo de todoterreno que ha aparcado sin dejar mas de 20 cm. para entrar en el coche. En los esfuerzos para intentar el acceso (uno no tiene ya cintura de avispa), la cartera ha debido de escurrirse al suelo.

Al advertir la situación, ha vuelto rápidamente al citado aparcamiento y dejado el coche en el mismo lugar de antes. En el supermercado nadie había entregado nada y la pareja de "abuelos" (muy vetustos) del todoterreno, que salía entonces del súper, ha amenazado con denunciar a este bloguero porque parece ser que, al intentar acceder al vehículo, la puerta de G.U. les había dejado un poco de pintura blanca en la suya. ¡Uf, qué gente, los abuelos y los chorizos...!

Y con la cartera: la pasta... poca, pero todas las tarjetas de crédito y débito, el carnet de conducir, las tarjetas médicas y de MUFACE, etc., y... el DNI (español), con el problema de que dentro de cinco días lo necesitará para volar a BCN. Si no fuera por esa urgencia, uno casi esperaría a llegar a Cataluña y aprovechar así para sacarse el DNI de Països Catalans —aunque quizá aquí también lo expidan—, que le serviría para moverse con comodidad por los sitios que le son más habituales, incluida también una determinada zona de la provincia de Murcia (el altiplano, con Yecla y Jumilla), que también pertenece a esos países, dicen.


Bueno, uno no quisiera que, por "simpatía", se les amargara a ustedes tan festiva velada y por ello les envía esta imagen, tomada por Gran Uribe, de un 'candilazo' invernal en las costas de Ibiza, en una zona que uno conoce bien. Esperemos y deseemos que el año que viene nos resulte un poco menos sórdido...

[granuribe50.blogspot.com.es]