sábado, 29 de abril de 2017

G.U. coincide con Rufián en la Feria de Abril

La Feria de Abril en Cataluña empieza con presencia soberanista

Cuatro representantes del independentismo (PDeCAT, ERC, Assemblea Nacional y Súmate) y tres del constitucionalismo (Cs, PSC y Societat Civil Catalana) coinciden con caseta propia en la Feria de Abril de Barcelona, el encuentro festivo y multitudinario de las asociaciones andaluzas en Cataluña. Se trata de captar el voto 'charnego' a toda costa, el de "esa gente que se gasta nuestro dinero en los bares" (sic), aunque a muchos les desagrade tener que ir por allí.

Gabriel Rufián (diputado de ERC en el Congreso) visita la caseta de ERC en la Feria de Abril de Barcelona (29/4/2017)
El caso es que nunca tanta política se había concentrado desde que el soberanismo copa el debate en la réplica de la verbena sevillana. Se prevé más de un millón de visitantes durante este fin de semana, según la federación organizadora, la Fecac. El  más celebrado del día ha sido Gabriel Rufián (en la fotografía), contradiciendo a las encuestas que aseguran que su fichaje por el procesismo no ha sido rentable en intención de voto.

Allí ha coincidido con Gran Uribe, un habitual de ese festejo, al que es fiel desde que se celebraba en Barberà del Vallés, a quinientos metros del instituto de Ripollet donde dio clase muchos años. El caso es que allí suele consumir fino a calzón quitado, un vinito que le encanta, aunque en aquella época lo hacía procurando no ser visto por sus alumnos, que luego podían chivarse. En fin, resumiendo, ha sido un emocionante encuentro con ese esforzado procesista luchador en pro de las libertades de este pueblo oprimido (hablamos de Rufián —que bien podría haber sido alumno suyo— y Cataluña).

Éxito internacional del "procés"

PRIMER ÉXITO INTERNACIONAL DEL PROCÉS

Puigdemont suspende su viaje a Marruecos ya que ningún político podía recibirlo, pero decide viajar a Caracas a ver a Maduro, que SÍ PUEDE


CocoLiso, Maduro y CocoMocho muestran satisfechos la estelada en el Palacio de Miraflores, sede presidencial en Caracas
[Simulación: AFP / granuribe50.blospot.com.es]

María Rovira, María José Lecha y el autobusero Garganté (CUP), durante la sesión de ayer en el Ay Untamiento de BCN
[@CUPBarcelona]

viernes, 28 de abril de 2017

La agilipollización de las tapas llega a WhatsApp

LA AGILIPOLLIZACIÓN DE LOS BARES Y TAPAS

Está circulando por las redes una broma bastante bien trabajada acerca de la agilipollización progresiva del mundo de la gastronomía, de los bares y de las tapas. A Gran Uribe le ha llegado —vía WhatsApp— a través de nvts.

En efecto, en el mundo los bares y de las tapas de toda la vida (el pincho de tortilla, el de guindilla verde con aceituna y anchoa —"Gilda"—, o incluso el de jamón con pimiento verde frito, etc.) ha aterrizado también esa infame plaga de cocineros con glamour y estrellas en la pechera (ya lo había hecho en los restaurantes), convirtiéndolo en una cosa sofisticada, compleja, absurda y, además, carísima. Por no hablar de los nombres, no solo de los platos sino también de los bares.

El caso es que esta caricatura ha debido de estar muy divulgada, porque en la página Verne de EL PAÍS —y es de suponer que en otros sitios— ya se ha empezado a comentar. Sin embargo, lo que ha recibido Gran Uribe está ya en un estadio más evolucionado, porque incorpora el año 2018 con el bar Paco Chen y su "toltilla de lo ke kielas" al precio de un euro. No sabe G.U. qué pasa en otros lugares, pero todo local que queda vacío en el barrio de Les Corts (salvo el de abajo, que ahora es la sede de la Penya Blaugrana) es inmediatamente ocupado por un bar regentado por gente oriental (en general chinos), aunque también los hay vascos (presuntamente).

En fin, vamos a ver lo que explican en el susodicho Verne, en un artículo que lleva por título De “Bar Paco” a “Gastrobar Francis”: la evolución de los nombres de bares y sus platos. Trata de la reinvención (como se dice ahora) del Bar Paco.

«Los gastrobares se pusieron de moda hace una década acercando la alta gastronomía a bolsillos más comedidos. Pero no todo fue bueno: también trajeron algunos vicios a los bares de toda la vida, como los rebuscados nombres de los platos –o de los propios restaurantes– y sus precios.

Sobre esa mutación de nuestros bares bromea esta cadena de WhatsApp que tal vez haya llegado a tu móvil durante las últimas semanas: en el mensaje, lo que en los años 60 hubiera sido un pincho de tortilla y unas judías con chorizo del Bar Paco, por 12 pesetas, se convierte en los 70 en una tortilla de patatas y fabada asturiana por 50 pesetas en el Mesón Paco. Con la llegada del euro la evolución de los precios es drástica y por esa época aparecen los clichés de la alta cocina: los menús degustación, las esferificaciones y deconstrucciones....

Esta cadena se ha popularizado en WhatsApp a mediados de abril y también se ha compartido en blogs de humor y páginas de Facebook».



jueves, 27 de abril de 2017

Ecos del Día del Libro

Por lo que sabemos, Gran Uribe vivió el 23 de abril de una manera diferente a como acostumbra (suele recluirse en casa). Pero quería dar un abrazo a Tot Barcelona, que presentaba libro (que leerá en breve, nos confiesa G.U.) y girar una visita —que le agradó sobremanera y de la que dejó constancia aquí— al Ateneo, en cuyo patio transcurre, según informa MJ y corrobora un Anónimo, una novela negra ("Don de lenguas") de la que desconocía su existencia.

Se ha escrito mucho sobre ese día, cursiladas la mayoría de las veces (aquí somos propensos), olvidando que en el fondo estamos hablando de pelas simulando hablar de librospero ha habido una aportación que ha interesado mucho a G.U., quizá porque llevaba este sugerente título: El lector de Salgari (el escritor que llenó su infancia).

Recordando que dos de los libros más vendidos han sido precisamente los de Xavier Bosch y Pilar Rahola, 'ambos dos' muy habituales en TeVen3, Ponç Puigdevall escribe un curioso artículo (en catalán en el original), con un punto de retranca acerca del alcance de esa diada y de los libros mencionados.

No olvidemos que, además de gran crítico literario, se trata de un novelista. Como tal, aporta un poco de ficción al proclamar que, en ese anuncio que publicamos más abajo, el comprador quería adquirir "todas las novelas de Salgari", cuando en realidad el abanico era más amplio; tampoco todos los anuncios delatan necesariamente miseria, como él afirma. Bien, mejor que leamos a Puigdevall:

«Ahora que las rosas de Sant Jordi ya se deben de empezar a marchitar, quizás hay que señalar que el Día del Libro, una efeméride que no es patrimonio exclusivo de Cataluña, está concebido como una jornada que aspira a recordar que los libros se escriben para ser leídos: "Los libros de la biblioteca no tienen letras. Cuando los abro surgen ", escribió Borges.

Es de suponer que a los lectores que han comprado "Nosotros dos" o "Rosa de ceniza", por ejemplo, no les importa mucho la calidad de la escritura de Xavier Bosch o Pilar Rahola, pero es lícito creer que a la hora de llevarse estas novelas les animaba la convicción de que durante la lectura se sentirían arrebatados por un atractivo irresistible, y que en las páginas que irían pasando encontrarían una capacidad infinita de edificar sueños; que tanto Xavier Bosch como Pilar Rahola les fascinarían.[...]

Fragmento de la página de anuncios de La Vanguardia del 28 de diciembre de 1938
»El Día del Libro sirve para que todos inventen unos elogios razonados o entusiastas de la lectura, pero no hay ninguna que alcance la contundencia de un anuncio por palabras que apareció tres veces en diciembre de 1938 en La Vanguardia : mientras Barcelona caía, en medio de otros anuncios que delatan mucha miseria, incertidumbre y miedo, inesperadamente, hay alguien que quiere comprar "Todas las novelas de Salgari". Toda la desesperanza del mundo debía abatirse sobre él, pero el lector de Salgari cifraba su consuelo en la aventura de acompañar Sandokan a través de Malasia, como si la realidad de la literatura le pudiera salvar la vida».


Lluis Llach va como una moto

Nos lo cuenta Guillem Martínez en un artículo muy socarrón (como suelen ser los suyos) titulado Se acabó, me temo: «Cristian Segura, periodista de El País, que se dedica a ir a actos internos de la ANC [importante: ya sólo van pensionistas; no se puede construir un Estado sustentado en la tercera edad, pues ese Estado, glups, ya existe] disfrazado de lagarterana, ha reproducido declaraciones de este cantante con voz de párroco, en las que, en plena sesión de televenta, describía el —sumamente hipotético— Estado Catalán en ciernes como, glups indeep, un Estado autoritario».

Pues bien, ese "cantante con voz de párroco" —Lluis Llach— al que se refiere Guillem Martínez está recibiendo muchos abrazos y parabienes varios en  el Parlament por haber hecho público que se sancionará a mossos d´esquadra y funcionarios diversos (profesores, médicos, etc.) si no acatan la Ley de Desconexión que nuestros demócratas procesistas tienen guardada en una caja fuerte. ¡Ojo! se refería también a los que prefieran seguir pagando sus impuestos a Madrit.

Lluis Llach homenajea a El Roto por su viñeta de 27/4/2017 posando ante su pueblo natal (Verges, en Girona)
El caso es que nuestro duermeovejas favorito (con sus entrañables balidos de cabrita), ese depresivo bodeguero que estaba al borde del retiro dado que no vendía ni una botella, que nadie le compraba ya sus discos, que su teléfono dejó de sonar y ni dios le contrataba para conciertos, se ha venido arriba últimamente. En efecto: ha revivido, va como una moto, está totalmente enloquecido y la caja registradora le funciona ahora a pleno rendimiento.

Por ello se ha radicalizado, en el sentido de que ha vuelto a sus orígenes, al terruño (del que nunca se fue del todo), que eso vende bien ahora, a sus raíces más profundas y a esgrimir la estaca, aunque parece ser que no le acaba de agradar que se divulgue mucho su letra de "Companys, no es això", con eso de los garrotes y los barrotes...

Fragmento de la letra de Companys no es això



Veamos cómo enfoca el asunto uno de nuestros blogueros favoritos, Lluís Bosch, en un artículo de hoy mismo. Ya dijimos que nunca obtendrá el Premi d´Honor de les Lletres Catalanes, y nos reafirmamos en ello. La glosa del vinatero Llach es atinada pero larga, por lo que extraemos unos párrafos, aunque estará bien leerla entera (dejamos el enlace). En concreto, no tiene desperdicio la comparación que establece entre Serrat y Llach, pero como no nos viene al caso de lo de hoy, búsquenla en el enlace, please...



[...] «Cuando supe que el viejo cantautor Lluís Llach se había metido a traficante de vinos caros sentí un estremecimiento: ¿era nuestro Rimbaud bajo el microscopio catalanet? Años más tarde Llach dejó los vinos y se puso a defender nobles causas allende los mares, y fundó una organización, en Senegal, para ayudar a los chavales de la zona a labrarse un futuro más digno. De nuevo me chocó el cambio, puesto que esa nueva encarnación contenía algo de romanticismo, aunque muy residual.

Más tarde supe que Llach se había apuntado a las listas electorales de un partido de la derecha nacionalista catalana y entonces pensé que al final todo vuelve a su cauce, que quién tuvo retuvo y que la vida es eso, un lento y laberintico regreso a los origenes. La cabra siempre tira al monte y el niño bonito a la mansión de papá. Llach fue niño de casa buena y por fin regresa con los suyos, pensé. El engendro electoral al cual se apuntó el viejo cantautor se autodenomina "Junts pel Sí", y es eso, el retorno al hogar, una elíptica apelación a la (re)unión de la clase, de la familia.

Pasaron los años y Llach devino diputado regional, como antaño Rimbaud contrabandista. Y hoy, cuando la derecha nacionalista catalana se transforma en independentista para reinventarse -como forma de supervivencia in articulo mortis-, va el antiguo cantautor y amenaza a los pobres trabajadores públicos (enfermeras y médicos, policías, maestros, asistentes sociales, conductores de autobuses) con sanciones y represalias si no obedecen a las leyes del gobierno regional que todavía no existen. ¡Vamos! Ahora si que ya no entiendo nada de las transformaciones de Llach: justo cuando termina de promover la desobediencia civil, va y amenaza a los posibles desobedientes. Si desobedecer a la Constitución española es legítimo (y democrático, y fantástico y genial), desobedecer a la legislación regional debería ser lo mismo, ¿no?. ¿Se puede construir una desobediencia "transitoria" y caducable?

¿Se puede defender que es bueno desobedecer a las leyes de España pero que es malo desobedecer a las leyes de la región catalana? ¿Qué principios morales argumentan eso? El señorito Llach, antes cantautor y ahora martillo de herejes, debería pensar un poco más antes de hablar. Pero debe creer que su pasado de artista le habilita para soltar lo que sea, incluso sin fondo de piano y violines. El señorito Llach canta de nuevo pero ahora desafina mucho, ya que debería recordar que los trabajadores públicos (clase por la cual los bohemios de rancio abolengo como él sienten un desprecio profundo, lo sé) han prometido -o jurado- acatar la Constitución. Y en virtud de esa promesa cobran a final de mes, pagan sus alquileres, los colegios de sus hijos, compran en en el Mercadona del barrio. Los trabajadores públicos han prometido lealtad a la Constitución que es la misma Constitución que le permite al señoret Llach ser diputado regional y disfrutar de su sueldo y privilegios, por si no lo recuerda.


El viaje a Ítaca, que es palabra esdrújula y no llana, tal como él la cantó por desidia, toma un giro chungo, feo y autoritario, una deriva amenazante y chulesca que no parece encajar con el lirismo humanista internacionalista de algunas de sus canciones. Debo decir que aplaudo ese gesto de Llach, esa desfachatez autoritaria que revela el rostro oculto tras el discursito hiperdemocrático de los secesionistas, la sonrisa de la hiena oculta tras la revolución de las sonrisas. Es bueno que se muestre lo que hay: cada vez somos más los que no tan solo no queremos la independencia de la pobre Cataluña si no que además nos provoca mucha grima el asunto. Los independentistas han conseguido tomar un aire como de Donald Trump, aunque el tupé de Mas decaiga y el de Llach esté ausente -bajo ese bonete casi papal. 

Quién le iba a decir al viejo vinatero del Priorat (a 75 euros la botella de Masia Llach en el súper) que con su diarrea verbal iba a hacer mucho más petit a su país petit».



martes, 25 de abril de 2017

Un nuevo ataque de Madrit a Cataluña

Jordi Pujol Ferrusola, a la cárcel


Comparte centro penitenciario con Ignacio González y Francisco Granados

Jordi Pujol Ferrusoli comparte celda de Soto del Real con Granadone y Gonzalone, que parecen felicitarse por ello
[granuribe50.blogspot.com.es]



Quizá es buen momento para recordar los momentos mas molares de la comparecencia de Ferrusoli ante la flamante "Comisión Investigadora" (quina barra!) del Parlament de Catalunya (el foro donde Marta Ferrusola proclamó: "Estamos con una mano delante y otra detrás. ¡No tenemos ni un duro!"). Nos referimos a aquella esclarecedora intervención de Pujol Júnior (en forma de tesis doctoral sobre coches antiguos) que empieza así:

«Quiero leer la lista de coches que tengo, porque unos dicen que tres, otros que 23. Tengo un Lotus L del 65, lo compré en el 97. Es un coche medio bueno, el estado del coche quiero decir. Compré también en el 97 un Mercedes Pagoda. También en el 97 compré un Porsche 356 Super 90. [...] Una cosa que pasa es que con los coches antiguos llega un momento en que nos cansamos del coche. Esto no solo yo. Nos cansamos del coche y nos molesta». Etc., etc., etc., y así sucesivamente sin que nadie, ni tan siquiera el de la zapatilla sudada (¡presidente de la Comisión!), osara pararle los pies. No parece que el juez De la Mata haya soportado impertérrito una mofa semejante.

Finalizado tan lamentable espectáculo, abandonó el Parlament con su abogado y una sonrisa de oreja a oreja. No en vano es el hijo del Padre o, dicho de otra manera: el fill de l´amo. En fin, pasen y vean:


Funcionarios catalanes: ¡Váyanse preparando!

Lluís Llach: "Los funcionarios que no acaten la ley de desconexión serán sancionados"



Comités de Defensa y el Conseller de Defensa (el expacifista Llach)
[De la 2ª imagen: granuribe50.blogspot.com.es]



COMENTARIO DE TEXTO
[Nosotros nos saltamos la legalidad constitucional y, si nos sancionan, son unos antidemócratas y dictadores fascistas. Pero no se preocupen, señores, ustedes obedecerán una nueva legalidad que nos sacaremos de la manga y quien desobedezca sabrá lo que es recibir una sanción de ese ente tan democrático, amable y sonriente que es la Generalitat de la independencia. 

Poco importa que nuestro proceso se haga de espaldas a una parte importante de la sociedad catalana, la legitimidad nos la dará una legislación de nueva planta, que estrenaremos para la ocasión y que no respeta el orden normativo actual, que nos disgusta y, por tanto, nos lo pasaremos por el forro de los c******. ¿Queda claro?].




Acabemos esta entrada con otro chiste del día, que corre a cargo de la pobre Marta Rovira, brazo derecho de Junqui:


Esperanza Aguirre deja sus cargos públicos

Ignacio González (Gonzalone) explica en la cárcel algunos aspectos del Canal de Isabel II a una agente de la Guardia Civil
[granuribe50.blogspot.com.es]
En aras del rigor informativo, he aquí una breve recensión de los aspectos más relevantes de la carrera política de Espe:

—Entre 1991 y 1995 fue sucesivamente concejala de Medio Ambiente, Cultura, Limpieza, Educación, Deportes y Teniente de Alcalde del Ay Untamiento de Madrid, institución que abandonó para ocupar diversos ministerios en los nunca suficientemente valorados gobiernos de Ánsar.

 —En 1998 se dice que se alegró —como ministra de Educación que era a la sazón— de que se le hubiera concedido el Premio Nobel de Literatura a una mujer, Sara Mago (confundiéndola con Saramago, al que se lo acababan de conceder).

—En 2003 llega a presidenta de la Comunidad de Madrid como consecuencia del transfuguismo de dos parlamentarios del PSOE (Tamayo y Sáez), en un oscuro caso que nunca se aclaró.

—En 2005 se la pegó en el helicóptero que compartía con Rajoy, cayendo en una plaza de toros. Ambos salieron ilesos.

Algunos momentos representativos de la trayectoria política de Esperanza Aguirre publicados en El blog del gran Uribe
[1) Bailando sevillanas con Granadone en una noche electoral; 2) De regreso de Bombay; 3) A punto de huir del guardia]

—En 2008 escapó ilesa de un atentado en Bombay y volvió en zapatillas 'cagando leches', dejando abandonados a su suerte a los demás españoles que estaban en su mismo hotel [ver foto adjunta].

—En 2013 dijo que dejaba la política (no la dejó, ni creemos que la deje nunca) porque había fichado por la empresa cazatalentos Seeliger & Conde, con sede en Barcelona, "tanto por su visión global, como por su capacidad de liderazgo, de generar entusiasmo y de transmitir confianza", según el comunicado de esa empresa. [Quizá la ficharon al ver a todos los 'talentos' que había conseguido reunir en Madrid, como veremos luego]. Ese fichaje sucedió por las fechas en que Espe nos comunicaba que padecía un cáncer, del que poco más se ha sabido.

—En 2014 escapa a toda pastilla de una multa que le iba a imponer un esforzado guardia de tráfico por haber aparcado en el carril bus frente a su domicilio madrileño [ver foto adjunta].

—Ha sido ministra de Educación (1996-1999), presidenta del Senado (1999-2002) y presidenta de la Comunidad de Madrid (2003-2012) [ver foto adjunta], cargo en el que fue sustituído por Ignacio González (Gonzalone).

[Este sujeto, González, ha sido el último en entrar en chirona tras una larga saga de colaboradores directos de Aguirre, como es el caso de Francisco Granados (Granadone), su mano derecha durante muchos años. Se le acusa de hacer un desfalco de 23 millones de euros cuando era presidente del Canal de Isabel II, empresa pública de aguas de Madrid, dos de los cuales se dice que fueron directamente a su bolsillo y otros dos a familiares diversos. Del resto, no se sabe].

—En 2017 afirma que deja la política porque Ignacio González, su protegido, le ha engañado. En todo el período contemplado, Espe no ha dejado de conspirar en contra de quien fuera, siendo Rajoy su víctima preferida.

lunes, 24 de abril de 2017

CocoMocho ¿ha contratado a "gafitas blancas"?

Como decíamos ayer, Gran Uribe bajó al centro el día de Sant Jordi por primera vez en diez años, tirando corto. Todo ese merchandising de la rosa, la espiguita y la senyera no es lo suyo, tampoco las aglomeraciones, aunque sí lo del LIBRO, pues así es como comenzó esta fiesta tiempo ha. El caso es que le sorprendió el gentío, no recordaba tanta masificación; la presencia de guiris, también muy incrementada respecto a la última vez.

Sin embargo, sacó una impresión favorable, en el sentido de que le pareció detectar que los esforzados intentos procesistas por apropiarse de esta fecha no han progresado adecuadamente (todavía). Y eso a pesar de los cinco mil pelmazos que han lanzado a la calle a dar la vara sobre el referéndum, tal como comenta R. de E. en su artículo titulado Humillados y ofendidos, que G.U comparte en su totalidad. El caso es que la  fiesta sigue siendo bastante 'transversal' (todavía), y eso es un motivo de satisfacción.

Joan Maria Piqué, "gafitas blancas"
Como tampoco progresa el procés en sí. Parece como si CocoMocho hubiera contratado de nuevo al de las gafitas blancas, aquel sujeto un punto ridículo que organizaba los actos del trilero Mas, plenos de pompa y circunstancia, como diría el gran Sir Edward Elgar. Es lo mejor que saben hacer, ya que el procés sigue dando vueltas en torno a sí mismo, ahora con la campaña en los balcones por el sí en el referéndum, una 'pantalla' que dijeron haber pasado ya hace dos años. En cuanto a lo de gobernar... no parece ser lo suyo (ni lo de Junqui), que digamos. ¿Qué hacer en tal situación? Organizar eventos para la historia.

Solemne acto de escenificación sobre una urna del compromiso de todos los miembros del Govern con el referéndum
[EFE / Toni Albir / granuribe50.blogspot.com.es]
De ello se ha dado cuenta Lluís Bassets, que es un tipo listo y así nos lo explica:

«Cuando el proyecto político hace aguas, echamos mano de la épica. Declaraciones, firmas solemnes y fotos para el álbum de la historia sustituyen a ideas, estrategias y decisiones factibles. En vez de un gobierno tenemos una productora de eventos, Catalonia Productions, que hace vivir en el plano de la verdad fabricada lo que en el plano de los hechos es pura ficción. Otra vez hacemos historia, el mundo nos mira y anunciamos el voto de nuestras vidas, del que se acordarán hijos y nietos dentro de muchos años cuando vuelvan la vista atrás hacia los tiempos en que el país se hallaba sometido. Los únicos efectos seguros se verán en el Museo de Historia de Cataluña, donde podrán ingresar nuevas colecciones de fotos, documentos y plumas estilográficas».




Bueno, sigamos con este rústico personaje con aspiración de pasar a la historia como el "Molt Honorable" que trajo la independencia a Catalonia. Lluís Bosch no suele dar puntada sin hilo y, además, nunca se corta un pelo, por lo que en ciertos ámbitos no lo pueden ni ver. Él afirma en este texto que nunca le darán el Nobel. Estamos en condiciones de asegurar que tampoco el "Premi d´Honor de les Lletres Catalanes" (cometieron el error de dárselo a Raimon en 2014 y aún se están arrepintiendo, porque el muy desagradecido se desmarcó del procés).

Hace una semana, Lluís Bosch hizo un retrato de ese personaje que se titulaba Je suis Krls Putxi. Aviso a los navegantes: Krls es el nombre de batalla que usa ese sujeto en su página de twitter, un lugar que G.U. frecuenta (para estar al día de cara al blog) pero que no les recomienda en absoluto. Bien, en él decía cosas así:

CocoMocho con las fuerzas vivas, el día de Sant Jordi
[...] «Estoy pensando -como no- en el señor Carles Puigdemont. No por obsesión si no porque los medios del régimen catalán me lo plantan cada día en sus portadas y uno termina por meditar sobre el personaje. [...] El pobre tipo hace lo imposible por parecerse a un dirigente, a un gobernante con ideas, ideales y proyectos. Puigdemont intenta parecerse a un político de verdad, a un político que persigue algo en favor de los sufridos ciudadanos de esta parte de España que le sufragamos su salario.[...]

El poeta Gabriel Ferrater dijo una vez, medio en broma, que le gustaría ser "como un charnego". Puigdemont piensa, medio en serio, que quisiera ser "como un Molt Honorable". Pero debe luchar contra el desbarajuste entre sus filas, contra la incompetencia de sus consejeros, contra su peinado, contra la realidad que le zarandea cual pelele, contra las encuestas, contra las escaramuzas barriobajeras entre los socios pendencieros, contra su muy notable incapacidad por ganar simpatías y "ampliar las bases" de la causa secesionista, contra las zafiedades del zafio Rufián, contra la histórica y mitológica mala suerte catalana, contra el mundo. 

Del mismo modo que yo no obtendré el Nobel de literatura, Putxi jamás logrará parecerse a un político hábil digno de mención en los libros "de texto". Ni tan solo se parecerá a un buen gobernante: un año después de ser nombrado para el cargo de presidentet, la inanidad de su gestión es inaudita, sonrojante. Solo comparable a la de Mas, el gafe. Tanto Mas como Krls parecen entregados a la labor de engrandecer la figura de José Montilla.[...]

Quizás todo se debe a un error, si, pero el error también es mío: quizás yo confiaba en la posibilidad de un político sabio, de los que se preocupan por el bien común, por mejorar la vida de los que peor lo pasan y todo eso. Sin embargo, debo aceptar la realidad —yo también— de unos tiempos con políticos 2.0 pero cortos de miras, incultos, tramposos y mentirosos —o cuanto menos simuladores de una remota inteligencia. Debo aceptarlo: Putxi es decepcionante y nos dejará una Cataluña hecha trizas, una Cataluña peor de lo que estaba: incluso con la presión trotskista de la hilarante CUP, el país está más jodido que el país jodido que nos legó Mas.[...]

Porque ahí está, también, la terrible metáfora de la esperanza humana: a ver si un día suena la flauta y llego al cielo y me sitúo a la derecha del Padre. (Dios Padre o Pujol padre).



domingo, 23 de abril de 2017

Una visita al Ateneo de Barcelona

Aprovechamos que el 'chiringuito' de Tot Barcelona estaba junto al Ateneo (donde la ACEC tiene sede) y que en ese lugar —casualmente, y bien buscada la ocasión— era día de puertas abiertas, para visitarlo. Gran Uribe debe reconocer que nunca estuvo allí; un casal burgués que, cuando uno era bastante más joven, estaba un poco minusvalorado por eso. Había también actuaciones musicales tocando música prebarroca (impagable la interpretación de una pieza de Tarquinio Merula que encanta a un servidor). En fin, se ha de reconocer: la bajada al centro ha valido la pena esta vez.

La verdad es que se ha quedado bastante impactado por las bibliotecas que hay allí. Lástima no haber previsto todo esto y, por ello, se ha visto obligado a fotografiar el asunto con su modesto telefonillo.

[Fotografías de granuribe50.blogspot.com.es (23/4/2017) / Clic para ampliar] 

Acabando la visita, y después de comprobar quiénes fueron los primeros presidentes del Ateneo, gente de alcurnia, ha llegado al romántico patio, que ya conocía por fotografías. Allí se ha tomado la cervecita habitual, acompañado por Doña Perpetua, que ha pedido la cocacolita zero de rigor, junto a unas chips y la amigable compañía de unos pececillos.


Un entrañable encuentro con "Tot Barcelona"

Portada del libro de M. Cartisano
Hacía muchos años que Gran Uribe no bajaba al centro de Barcelona el día de Sant Jordi. El motivo quedó explicado ayer, utilizando para ello unas palabras de Lluís Bosch. Pero hoy era diferente. Sabedor de que Tot Barcelona tenía asignada hora en el 'chiringuito' de la ACEC (Asociación Colegial de Escritores de Cataluña) en la Plaza Villa de Madrid, junto al Ateneo, ha pensado (con Doña Perpetua) que era buen momento para conocerlo, darle un abrazo y, de paso, que le dedicara un ejemplar de Las sombras se equivocaron de dueño.

El libro lleva por subtítulo Las barracas de Can Valero Petit, un poblado que estaba situado en Montjuic y que Tot Barcelona conoció de primera mano en su infancia, por cierto. Ha sido un encuentro breve pero entrañable con una persona cordial, un gran tipo, la verdad, al que Gran Uribe agradece mucho sus siempre ajustados comentarios en el blog. Él, como saben ustedes, maneja dos: uno dedicado básicamente a aspectos bastante inéditos de la ciudad de Barcelona y otro en el que se ocupa, junto con Francesc Cornadó —un colega de G.U.—, de descubrirnos lo que ellos llaman Escritores Recónditos.


Tot Barcelona (Miquel Cartisano) dedica un ejemplar de su libro a G.U.
La entrañable dedicatoria de Tot Barcelona


Dia del Libro

Viñeta de JM Nieto ("Fe de Ratas")

sábado, 22 de abril de 2017

Si no tienen nada que contar, no se amilanen

Aprovechando que mañana es Sant Jordi, un día señalado en el que muchos comprarán disciplinadamente una rosa con su correspondiente espiguita y senyera (y quizá, de rebote, algún libro de algún sujeto conocido que salga en la tele), a Gran Uribe no se le quita de la cabeza que sobre todo es "El Día del Libro".

Paul Auster zanja la duda (viñeta de Paco Roca)
A un servidor le gustaría saber escribir historias, la verdad, pero con frecuencia se dice a sí mismo que su vida ha sido lo suficientemente oscura como para no tener nada que contar.

Aunque, si vamos a eso, menos tenía que explicarnos Emilio Salgari, que no salió del salón de su casa, y miren la que lió. Le metió a Gran Uribe en lo de la lectura, ahí es ná, y nunca se lo agradecerá bastante. Pero de leer a escribir hay un pequeño peldaño, y los que se aventuran a subirlo se merecen un monumento.

Es en este tipo de momentos (como el de hoy, cuando quien esto escribe se siente un poco frustrado) en que le anima recordar algo que leyó hace muchos años del gran Julio Cortázar, un cuentista estupendo (uno diría que el mejor), en Algunos aspectos del cuento (1971):



Julio Cortázar: Algunos aspectos del cuento 
«Pienso, por ejemplo, en el tema de la mayoría de los admirables relatos de Antón Chéjov. ¿Qué hay allí que no sea tristemente cotidiano, mediocre, muchas veces conformista o inútilmente rebelde? Lo que se cuenta en esos relatos es casi lo que de niños, en las aburridas tertulias que debíamos compartir con los mayores, escuchábamos contar a los abuelos o a las tías; la pequeña, insignificante crónica familiar de ambiciones frustradas, de modestos dramas locales, de angustias, a la medida de una sala, de un piano, de un té con dulces. Y, sin embargo, los cuentos de Katherine Mansfield o de Chéjov, son significativos.[...]

Es habitual que en el curso de una conversación alguien cuente un episodio divertido o conmovedor o extraño, y que dirigiéndose luego al cuentista presente le diga: "Ahí tienes un tema formidable para un cuento; te lo regalo". A mí me han regalado en esa forma montones de temas, y siempre he contestado amablemente: "Muchas gracias", y jamás he escrito un cuento con ninguno de ellos. 

Sin embargo, cierta vez una amiga me contó distraídamente las aventuras de una criada suya en París. Mientras escuchaba su relato, sentí que eso podía llegar a ser un cuento. Para ella esos episodios no eran más que anécdotas curiosas; para mí bruscamente se cargaban de un sentido que iba mucho más allá de su simple y vulgar contenido».

O sea que: lean a Cortázar y, si creen que tienen condiciones pero nada que contar..., ¡ánimo, no se me amilanen! Pero no olviden nunca lo que nos dibujaba Paco Roca recordando a Paul Auster: Las cosas le pasan a quien sabe contarlas. Y, por tanto, a esa gente... ¡un monumento!

Calentando motores para Sant Jordi (2)

Dice Lluís Bosch algo que Gran Uribe comparte al cien por cien:

«Hace algunos años decidí no comprar ningún libro el día de la Fiesta del Libro. No se trata tan solo de mi vocación rebelde ante los mercaderes y sus eventos, se trata tambien de mi dificultad para lidiar con las aglomeraciones, los empujones, esa sensación de ahogo que me asalta. Además de mis prejuicios está una disposición anímica. Pudiendo ir a la librería cuando está silenciosa y solitaria como un buque abandonado en alta mar, ¿quién quiere someterse a los agobios de la masa?».

Pero en fin, a pesar de esta entradilla, a la que uno añadiría algo más, lo cierto es que seguimos calentando motores para mañana. Hace diez años —por estas fechas— se publicaba Barcelona amor final, de Joan Margarit. Gran Uribe no lo leyó entonces sino ahora y, si todavía está en circulación, es una buena oportunidad para llevarlo a casa en una jornada tan barcelonesa. Fue profesor de Gran Uribe en los lejanos tiempos de la Escuela de Arquitectura de los años setenta y es un excelente poeta en lengua catalana, quizá uno de los mejores (si no el mejor) que hay por estos lares hoy en día.

Decía Javier Cercas en el prólogo:

«De toda la dilatada obra de Joan Margarit, acaso este libro sea el más singular. No porque se trate de una antología diseñada por el propio autor, sino porque un espacio físico —no un asunto, ni el gusto ni el capricho, ni siquiera el mero azar— delimita la selección de los poemas. Ese espacio físico es Barcelona. Nadie espere hallar aquí una Barcelona de postal, ni una Barcelona costumbrista, aunque sí comparezcan muchos lugares emblemáticos de la ciudad. [...]

No, la Barcelona de los poemas de Margarit no es la Barcelona que registran los mapas, sino una Barcelona inventada; más precisamente: una Barcelona moral, una Barcelona áspera y desolada y sin embargo extrañamente hospitalaria, siempre con el rumor de fondo de una remota o no tan remota guerra perdida, una ciudad que es el "ámbito gris de la memoria" y que por ello mismo acaba convirtiéndose en un espejo del propio poeta bajo cuya superficie se dibuja, de forma casi indisimulada, una suerte de autobiografía moral». [...]




Diagonal y Escuela de Arquitectura / Xavier Miserachs
Hay muy buenos poemas en esta antología, como buenos son también los textos del propio Margarit que los introducen. También las fotografías que los acompañan, del propio Margarit, de Xavier Miserachs, de Eloy Bonjoch, etc. son muy ilustrativas. La que reproduce de la Diagonal, con una señora caminando junto al bordillo, un solitario Renault Dauphine y la Escuela de Arquitectura detrás, es de Miserachs y la hemos escaneado del propio libro, de ahí su baja calidad (en el Barcelona Blanco y Negro hay una muy parecida).

Le han llamado especialmente la atención a Gran Uribe las referencias a la citada Escuela, en la que Margarit fue muy buen profesor y un servidor...  un mediocre alumno. Muchos recuerdos nos concita ese lugar, la verdad (probablemente El Tapir sepa de qué estamos hablando). También muestra un gran cariño, que uno comparte, hacia el arquitecto Coderch, al que dedica una sentida elegía, de la que reproducimos un fragmento.


Los textos están en catalán en el original pero el propio autor los tradujo al castellano, idioma en el que los reproducimos como deferencia a los numerosos (ejem) seguidores del blog allende las 'fronteras catalanas' (ejem, de nuevo).


viernes, 21 de abril de 2017

Calentando motores para Sant Jordi (1)

Portada de Años lentos
Obtuvo el VII Premio Tusquets Editores de Novela en 2011, con un jurado presidido por Juan Marsé; o sea: un premio serio, no como otros. Gran Uribe está a la mitad de Años lentos, de Fernando Aramburu y acabará pronto porque es bastante breve. Le esta gustando como Patria, aunque es muy diferente.

Con una estructura que recuerda bastante a la del Lazarillo de Tormes, Fernando Aramburu ofrece —en palabras de la contraportada— «una brillante reflexión de como la vida se destila en una novela, cómo se trasvasa el recuerdo sentimental en memoria colectiva, mientras su escritura diáfana deja ver un fondo turbio de culpa en la historia reciente del País Vasco».

Narra la historia de un niño navarro que, dado que su madre no puede costear su manutención, es enviado por ella a casa de su hermana MariPuy, en una barriada de San Sebastián, a finales de los sesenta. Allí convive con esa familia, que tiene dos hijos (Julen y Mari Nieves, sus primos), durante nueve años, inmersos en un nacionalismo creciente, impulsado por los curitas.


Fernando Aramburu, Años lentos, TUSQUETS EDITORES, 2011 (págs. 47-48)

Decía ayer Eduardo Mendoza, en su estupendo discurso de recepción del premio Cervantes:

«Ésta es, a mi juicio, la función de la ficción. No dar noticia de unos hechos, sino dar vida a lo que, de otro modo, acabaría convertido en mero dato, en prototipo y en estadística. Por eso la novela cuenta las cosas de un modo ameno, aunque no necesariamente fácil». Pues en eso estamos. Este sería un ejemplo de lo que dice Mendoza.


Va de patrias y banderas

[Tomadas del Facebook de Batania (Neorrabioso)]

Pujol y González

¿El expresident de la Generalitat? Bé, gràcies.
Pujolone (expresidente de la Generalitat de Cataluña) se carcajea de Gonzalone (expresidente de la Comunidad de Madrit)

jueves, 20 de abril de 2017

Consejo de G.U.: no dejen de ir a Zarautz

Cartel anunciador de Pro Zarautz 2017
Dejémonos de política barata y vamos a otros asuntos de más enjundia. Esta entrada va dirigida a los surfistas que sabemos que siguen este blog. Hay algunos, no crean; lo sabemos con fundamento. Ellos quizá no ignoran que estos días se celebra el Pro Zarautz 2017, los demás seguidores... quizá sí. Pero antes, pongámonos en antecedentes. Hoy hace exactamente dos semanas que Gran Uribe estuvo por allí y tuvo noticia entonces de esa competición.

Veamos imágenes del primer día del evento, que ha empezado hoy:


Sigamos adelante. Zarautz es un pueblo estupendo, con un casco antiguo de solera, una zona de buenas casas, un paseo marítimo bastante bien hecho y unas playas de las de no te menees (o sí, porque hay unas olas del copón), que justifican que sea un lugar veraniego de alto standing, como suelen decir los vendedores de pisos.

Paseo marítimo de Zarautz (6/4/2017) / [granuribe50.blogspot.com.es]
Sigamos de nuevo. No es un secreto que Gran Uribe es un gran seguidor de Arguiñano desde hace hace muchos años. Es un tipo sencillo, que en televisión hace unas recetas básicas muy buenas, que siempre le quedan bien a G.U. cuando las practica en casa. Ese día fue a comer allí, a su restaurante. La comida es buena, la decoración del restaurante solo regular y el edificio... un horror arquitectónico notable, pero en un entorno maravilloso frente al mar.  El hombre, un sujeto modesto, tal vez quiso emular algún palacete de los que hay en esa villa, quizá el de Narros, aunque sin éxito...

Gran Uribe en Arguiñano (6/4/2017) / [granuribe50.blogspot.com.es]
Pero insistimos: si están por allí cerca, pasen ustedes por Zarautz (antiguamente, Zarauz).



Dedicado a los 'musicólogos', que también los hay siguiéndonos, cerremos esta surfera jornada con unas cuantas muestras de la música surf que pusieron de moda los "Beach Boys" en la California de los años sesenta (recordemos: Surfer Girl, Surfin´ Safari, Surfin´ USA, etc.). Muchos grupos de aquellos gloriosos años, guitarra eléctrica en ristre, siguieron esa senda, además de los "Shadows" (a los que algún día dedicaremos una entrada).

[Raw-Hide (Link Wray); Stung (The Bel-Airs); Surfin´Safari (Beach Boys); President´s Walk (Ray Ethier)]

Pablete ¿quiere gobernar una guardería?

[@ahorapodemos / granuribe50]

Fútbol es fútbol