sábado, 30 de junio de 2018

Seamos cautos con Pedro Sánchez

Pedro Sánchez durante su gira en coche
Hacía tiempo que no hablábamos de Sánchez, desde los heroicos tiempos en que recorría España en un modesto cochecito predicando la buena nueva de que los carcas lo habían echado de secretario general del PSOE y quería invocar a 'las bases'. Aquello le salió bien, y su última apuesta, también. Y ahora estamos viviendo en una pequeña luna de miel en la que todo es agradable, ya que la música suena bien en los oídos, aunque en muchos casos las cosas que se nos prometen tengan un coste pecuniario que habrá que pagar, y nadie nos ha explicado muy bien cómo. Este verano se paseará por las diferentes demarcaciones, con su camisita con coderas (que imitarán todos) y rodeado de chupones/as riéndole las gracias. Una apoteosis, hasta que se vea que no hay un p*** duro para sufragar lo que se promete.


Llama la atención que la potente política de propaganda emprendida ahora, con las gafas y las manos de Sánchez, la bajada del helicóptero, el footing de Sánchez por los jardines de la Moncloa y el perro de Sánchez en la escalinata, emulando todo ello a imágenes ya vistas de presidentes americanos, partan de pío-píos enviados desde la página oficial de twitter de La Moncloa. Gran Uribe piensa que eso no debería ser así; si se hace, debería ser cosa de su partido.



Gregorio Morán es un escéptico nato, como saben ustedes, y el hombre se muestra cauto ante esta nueva situación, como no podía ser menos. Veamos qué nos dice en su Sabatina intempestiva de hoy, titulada ¿Hasta cuándo el embeleso con Sánchez?:

«Deberíamos ser más cautos con el poder. Aunque sólo fuera por las experiencias acumuladas. La aparición de Sánchez —porque de aparición se trata al no haber pasado aún por las urnas— nos tiene sumidos en una especie de embeleso generalizado. La cosa alcanza cotas que deberían llenarnos de alarma como la de promocionar sus gafas de sol en un local tan poco luminoso como el avión, o sus manos que no son precisamente las de Miguel Ángel y que se limitan a firmar papeles oficiales y no al arte.

Después de una década agobiante de sufrir la sosería de Mariano Rajoy, lo de Sánchez puede parecer un oasis en el páramo. No me imagino los desvelos que el departamento de promoción de la Moncloa hubiera sufrido con un Rajoy de gafas negras a lo Kennedy o unas manos con dedos amorcillados como los de aquel presidente, más hechos al “arrastro” del naipe o al golpe seco del seis doble sobre la mesa de mármol.

Tenemos el entusiasmo de los hinchas futboleros y la candidez de los ambiciosos sin destino. De otra manera resultaría difícil entender ese embeleso, algo que va más allá de la benevolencia, hacia el presidente Sánchez de quien ni siquiera nos atrevemos a recordar que su primera promesa fue una mentira: “No agotaré la legislatura y convocaré elecciones antes de la fecha obligada”. Pues va a ser que no, que no tiene previsto ahora convocar elecciones y que pretende agotar la legislatura. [...]


También el embeleso hacia ese chico que habla inglés fluido y le caen bien las chaquetas está afectando a los medios de comunicación tras años de rajoysmo y pujolismo, regidos ambos por el mantra inabordable del "eso no toca".

No se puede vivir siempre en una nube a menos que no hayamos aprendido nada de aquel producto de bisutería —imitación de grandes marcas— que se conoció en la dura tierra como Zapatero y el zapaterismo.[...] ¿Acabará la legislatura? Ni él lo sabe, salvo que va a intentarlo y convertir su primera mentira en un relato. Porque no será él quien lo escriba, y frente a la imagen edulcorada que estamos ofreciendo de que todo depende de él, en el fondo y en la forma casi nada depende de él y de su exigua minoría parlamentaria. 

Ya que no somos muy críticos con el poder, al menos seamos cautos. Cuando vengan mal dadas, y la política tiende a eso, tendremos al menos el valor de no habernos sumado a las loas y ditirambos. Apenas hemos empezado. ¡Tertulianos, arrepentíos, antes de que sea demasiado tarde!»

viernes, 29 de junio de 2018

Sentimental que es uno

El coche de Gran Uribe emprende su último viaje
(29/6/2018)
Gran Uribe ha llegado a la conclusión de que es un tipo conservador; lo confiesa sin rubor alguno, aunque sea políticamente incorrecto reconocerlo. Prueba de ello es que le duele un montón tener que deshacerse, por falta de espacio, de objetos queridos que le han acompañado siempre; libros, discos, muebles, cartas y  fotografías antiguas, incluso souvenirs, qué se yo..., y se lo piensa mil veces antes de decidirse. Admira a quien hace todo eso sin despeinarse. Pero el caso es que ahora resulta que también le duele abandonar ciertas máquinas.

Viene a cuento porque el coche que le ha llevado con éxito y sin problemas a tantos sitios durante diecisiete años "ha fet figa", como se dice aquí, y lo ha tenido que dejar en la SEAT, a cambio de otro parecido aunque con más maletero (uno viaja con la casa a cuestas, como ya se imaginan), que será el encargado de llevarle a Albacete dentro de unos días.

Hoy era su último viaje... Por eso está triste: sentimental que es uno.

jueves, 28 de junio de 2018

Torra aterriza en Washington

Como sabrán ustedes, Chis Torra es un sujeto muy preocupado por resolver los problemas de los habitantes de Cataluña. Quizá por ello, ha acudido —encabezando una delegación de 50 sujetos— a la inauguración de un festival folklórico en Washington, el Smithsonian Folklife Festival, en el que va a tener una actuación destacada Catalonia, con castellers, sardanas, trabucaires, canto coral y todo eso, ya saben, compartiendo cartel con Armenia. Una especie de aquel "Fòrum de las Culturas" que se sacaron de la manga en Barcelona en 2004 para poder urbanizar la costa y llenarse los bolsillos unos cuantos, aprovechando la inversión pública del perverso Estado español.

Pero en este caso se trata de un prestigioso festival, en el que se da la circunstancia de que los organizadores habían advertido a los representantes catalanes que no politizaran el asunto, quizá porque ya los conocen. Todo fue bien hasta que empezó la cena de inauguración. Después de la intervención del enviado de Armenia, empezó a sonar, ¡cómo no!, Els segadors, paso previo a una intervención de Chis Torra que resultó ideal para acomodar los estómagos de los invitados.


Un momento de la encendida proclama de Torra previa a la cena
En efecto, nuestro Molt Honorable President aprovechó la ocasión, desoyendo a los organizadores, para echar un breve y victimista mitin político de cinco minutos, un relato de ficción con la correspondiente retahíla de persecución, injusticia, opresión, lacitos amarillos, exiliados y presos políticos. Pensaba sin duda que el habitualmente silencioso embajador Morenés iba a tragarse esas palabras con embudo, glop, glop, glop, sin atreverse a rechistar. Pero, para sorpresa de Torra, el discreto y oscuro Morenés, visto que ya se siente destituido (por haber sido ministro del PP), ha debido de pensar "ahora o nunca", o "de perdidos, al río" y se ha quedado bien descansado el hombre, con un intachable discursito de dos folios (no seis, como dice Torra). El 'demócrata' Chis Torra no ha soportado que hubiera réplica y ha abandonado la sala indignado, él con todo su equipo, sin que nadie tuviera mucho interés en retenerlo allí. Todo contacto con la realidad le provoca sarpullidos, sin duda.


Para que se hagan una idea más cabal del asunto, empecemos por lo esencial de la intervención de Chis Torra, «un intelectual brutal, y quien diga lo contrario no sabe lo que se dice» (según un inspirado panegirista deportivo de TV3):

«También los catalanes hemos sufrido una implacable persecución política, lingüística y cultural durante los últimos siglos.

Ahora luchamos contra un estado de emergencia y las injusticias sufridas por gente como el presidente Puigdemont, forzado al exilio, y todos los otros presos políticos. Estos lazos amarillos que llevamos son por ellos».

Y ahora vamos con lo que ha dicho Morenés, adobado con todo tipo de elogios a Cataluña. Probablemente, sin esas palabras previas de Torra, su intervención se habría limitado a esos elogios protocolarios a la cultura, la lengua, el folklore catalán y punto, pero nuestro Molt Honorable se lo ha puesto a huevo y ha añadido algún párrafo de este estilo:

«En España no hay presos políticos. No lo digo yo. Lo han dicho los informes de Amnesty Internacional y Human Rights Watch. Hay unos políticos que, a pesar de haber sido reiteradamente advertidos por sus propios servicios jurídicos, decidieron retorcer el Reglamento del Parlamento y violar el estatuto de Autonomía de Catalunya y la Constitución. Si se permitiera hacer política fuera de la ley, violando la ley, se acabaría la democracia. Y por eso actúan los jueces: para defender la democracia y el Estado de Derecho. Por eso hay políticos en prisión: por violar las leyes».




Tanto han indignado estas palabras al procesismo, que Chis Torra y su equipo se han marchado del local de manera harto ostentosa, y luego el Servicio de Seguridad del evento ha puesto muchas pegas para que volvieran a entrar, de tal modo que acabaron comiéndose la cena ellos solitos y totalmente fría. Un espectáculo lamentable y bochornoso que añadir a otros circos anteriores deparados por esta gente que nos gobierna, por llamarlo de alguna manera, y que Chis Torra ha solventado con estas declaraciones a la Agencia Catalana de Noticias (ACN):

«Morenés ha falseado la historia de lo que está pasando en Catalunya. Ha sido ofensivo para mí, porque me ha tildado de mentiroso, y para el país, porque ha puesto en cuestión la existencia de presos políticos y ha dicho que realizábamos actividades que no se correspondían. Pido, por tanto, la dimisión inmediata del embajador porque el grado de insulto al que hoy se ha llegado no lo podemos aceptar ni tolerar. Me gustaría que el Gobierno español haga pública su protesta por lo que ha sucedido».


miércoles, 27 de junio de 2018

La prepotencia teutona y Boskov

Alemania 0- Corea del Sur 2 / [Portada de la sección de Deportes del digital de El Periódico / granuribe50 / (27/6/2018)]

martes, 26 de junio de 2018

El Roto, Morán, inmigrantes y refugiados

Viñeta de El Roto (de "Desescombro"; Ed. Reservoir Gráfica, 2016) 
Viñeta de El Roto   (de "Desescombro"; Ed. Reservoir Gráfica, 2016) 
Viñeta de El Roto ((de "Desescombro"; Ed. Reservoir Gráfica, 2016) 
Viñeta de El Roto (de "Desescombro"; Ed. Reservoir Gráfica, 2016) 

Gregorio Morán hablaba de estos asuntos en su última Sabatina intempestiva, que llevaba por título Inmigrantes y refugiados: la rebelión de los esclavos:

Viñeta de El Roto (23/6/2018)
«Hemos construido un mundo que ha convertido a millones de personas en esclavos. Son el resultado de las guerras, la mayoría provocadas por nosotros, y no tienen otra opción que buscarse la vida, huir de la miseria o lanzarse a la desesperación, porque lo demás es aceptar la muerte. Son un producto de todas las guerras que hemos ido diseminando a lo largo del planeta. En unos casos la explotación económica en nuestro beneficio, como antaño las colonizaciones. En otros, las guerras que han destrozado comunidades enteras pasando de la opresión política en que vivían al azaroso destino de los parias. ¿Quién destrozó Irak? ¿Quién Libia? ¿Quiénes se sirvieron de las maras y de las mafias varias para obligarte a acarrear con lo puesto, familia incluida, y buscar lo más parecido a un horizonte, lejano y tenebroso?[...]

Se acabó hace ya muchos años aquel emigrante con la maleta de madera y la esperanza de volver un día a casa con los suyos. Entre otras cosas, porque ya no tiene casa y los suyos están tan dispersos como su destino. Donald Trump ha lanzado el gran reto racista; separar a las familias poniendo en cuarentena a los niños para que sirvan de rehenes. Sólo el poder armado de un imperio en decadencia podría atreverse a introducir el crimen como norma de conducta. El hecho de que no sea la primera vez que lo ejerce no disminuye el volumen de la provocación.

Porque esta guerra contra los nuevos esclavos que ha ido dejando la economía depredadora no tiene un ejército enfrente al que vencer, ni un territorio que conquistar, sino al contrario es el resultado de años de impunidad. De ahí que el florecimiento de una nueva derecha miedosa y agresiva se tiña de xenofobia, porque el enemigo no es un país ni una raza sino la defensa de unos privilegios arrebatados por los mismos que ahora azuzan a los perros contra los esclavos.

A la esclavitud de nuestro tiempo no es extraño que le haya salido su enemiga en la xenofobia y el nacionalismo. Es el método para elevar los más bajos instintos y recubrirlos de derechos arcaicos e imaginarios. Por eso se puede decir que en España no hay aún una derecha extrema porque para eso nacieron los nacionalismos».[...]

lunes, 25 de junio de 2018

La fotógrafa de los terrados

Carme García Padrosa
Otra mujer fotógrafa de la Barcelona de los cincuenta y sesenta, tan longeva como Gloria Salas (de la que hablamos el otro día), ya que falleció en 2015 a los cien años. Barcelona es la ciudad de las azoteas por antonomasia. El propio G.U. pasó toda su infancia jugando en la de su casa de la calle Muntaner. Aún recuerda el pánico que produjo dentro de la familia la nevada de 1962, con el temor de que pudiera caerse el techo encima en cualquier momento, lo que obligó a todos, pala en ristre, a lanzar como posesos la nieve a la calle, dado que nuestro padre —que sabía de esto y era un poco cenizo— había vaticinado que el forjado no resistiría el peso.

Pues bien, Carme García Padrosa es la fotógrafa de esos terrados, que retrató desde el suyo de la casa de la calle Avinyò donde vivía. En la cocina revelaba y positivaba sus fotos, preparando ella misma los líquidos pertinentes; para ello pesaba los ingredientes en unas balancitas como las que utilizaban los joyeros. Es actualidad porque la exposición "Carme García. Des del terrat", estará abierta en el Arxiu Fotogràfic de Barcelona, situado en la plaça de Pons i Clerch, junto a la calle Princesa, hasta el 27 de octubre y nos permite ver cerca de 300 fotografías realizadas por ella entre 1935 y 1987. Allí nos dirigiremos en cuanto lo permita nuestra apretada agenda.

Panel con algunas de las fotos de Carme García Padrosa que pueden verse en la exposición


domingo, 24 de junio de 2018

"Si lo sé no vengo", confiesa Torra

Discurso del alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, inaugurando los Juegos Mediterrános (22/6/2018)

Un ufano Torra se entrena en el lanzamiento de dardos a Felipe VI
[granuribe50]
Ya lo decíamos hace unos cuantos días: el procesismo se ha de reinventar. Y ya lo está intentando, en efecto. Acabado Rajoy, todos los dardos se concentran ahora en Felipe VI. La cosa se está desarrollando con gestitos de escaso recorrido, del tipo: "ha de pedir perdón por su discurso de octubre" y cositas así, aunque... si éste osara solicitar el susodicho perdón (algo altamente improbable) ¿cuál sería la próxima estación? Se le solicitó que lo hiciera mediante una carta dirigida a él, firmada por el fugado Fuigdemont, el trilero Mas y el propio Torra, en la que se le instaba también a reunirse con el nostre Molt Honorable. Felipe optó por desviar esa cartita al gobierno —no sin acierto—, que tampoco se hizo mucho eco. Visto que la misiva no era contestada, el señor Torra afirmó con contundencia que dejaría plantado al "borbó" en la inauguración de los Juegos Mediterráneos y que nunca le invitaría a nada.


Pero ¡amigos!, se ve que Rahola y el ventrílocuo Fuigdemont, a quien Torra —"un intelectual brutal", según TV3—fue a rendir pleitesía a Berlín una vez más, le desaconsejaron que adoptara tan heroica actitud, quizá porque ahí hay dinerillo y publicidad y tampoco es cosa de dejar que Madrit se ponga todas las medallas. El caso es que el hombre aceptó acudir a ese evento, aunque a regañadientes, con la comisura de los labios definitivamente vencida hacia abajo y su habitual de pomes agres, como se dice aquí.

Felipe VI, Sánchez y Torra aplauden al acabar el himno de España
En mala hora, porque Torra se ha encontrado con que Tarragona forma parte de Tabarnia, como bien saben ustedes, y allí le han dedicado una pitada de campeonato durante el discurso del alcalde, algo que ha sorprendido a la propia empresa.

Cuando eso se le hace al rey (recordemos los cuatro deditos del trilero Mas en el Camp Nou o lo de la manifestación por el atentado de las Ramblas) se dice que es "libertad de expresión", pero si le pasa a Torra se ningunea el asunto en TV3 y, cuando las grabaciones lo acreditan de forma tan clamorosa, se dice que el público estaba "sorprendentemente seleccionado". El caso es que las cámaras, siempre bastante crueles, han pillado a nuestro Molt Honorable aplaudiendo al acabar la interpretación del himno de España, y eso ya nos ha acabado de descolocar del todo.


sábado, 23 de junio de 2018

viernes, 22 de junio de 2018

Primer amanecer del verano

Fotografía de Alfons Puertas / Observatorio Fabra (Barcelona) / (22/6/2018)
El verano de 2018 comenzó ayer, como ustedes saben, y lo hizo a las 12h 7m hora oficial peninsular. Por tanto, hoy ha tenido lugar el primer amanecer del verano y Alfons Puertas, como no podía ser menos, allí estaba para retratarlo desde su puesto de trabajo: el observatorio Fabra, en el Tibibabo. Es un edificio de 1904 (algún día hablaremos de él) del arquitecto Domènech i Estapà, que también proyectó el Palacio de Justicia, la Facultad de Medicina y la Delegación del Gobierno, todos ellos en Barcelona.

Imagen y montaje: Marc Subirana / Música: Canarios (Anónimo / Jordi Savall y Hespèrion XXI)



En fin, ojalá que nos vaya bonito a todas y a todos, que buena falta nos va a hacer.

María Dolores Pradera y Los Gemelos; Ojalá que te vaya bonito (José Alfredo Jiménez)

jueves, 21 de junio de 2018

Un recuerdo para la fotógrafa Gloria Salas

Marta Vilavecchia, hija de Gloria Salas

Hubo toda una gran generación de buenas fotógrafas a finales de los años cincuenta y comienzos de los sesenta que están bastante olvidadas. Hablamos, entre otras, de Rosa Szücs de Truñó, Montserrat Vidal i Barraquer, Roser Oromí, Carme García Padrosa o la gran Milagros Caturla —a la que ya hemos dedicado un par de entradas en este blog— y... Gloria Salas de Vilavecchia (1915-2017), que fue una mujer extraordinaria y una gran fotógrafa, fallecida el año pasado cuando estaba a punto de cumplir 102 años de una vida la mar de bien aprovechada, dedicada en buena parte a su gran afición: la fotografía.

No solo destacó por la perfecta composición de sus tomas, retratando oficios que ya no existen, sino que también convirtió el laboratorio fotográfico en una suerte de "photoshop casero" avant la lettre. Se ha escrito en la prensa que "le pedía a sus tres hijas, Marta, Pilar y Blanca, que entraran en el laboratorio porque seis manos, ocho, con las suyas, ofrecían ilimitadas opciones a la hora de oscurecer o reservar parte de la imagen", a base de exponer unas zonas más que otras durante el positivado de las imágenes.

Nvts nos las ha hecho llegar a través de WhatsApp; al parecer se las ha suministrado una hija de Gloria Salas, Marta Vilavecchia, la que aparece en la fotografía adjunta posando con un retrato que le hizo su madre en el Liceu. ¡Muchas gracias!



Hoy les ofrecemos dos paneles con algunas de las fotografías que tomó Gloria Salas de Villavecchia obtenidas en Barcelona, aunque en algunas nos parece vislumbrar la ciudad de Madrid.

miércoles, 20 de junio de 2018

La vuelta a casa de Aramburu

Fernando Aramburu, Autorretrato sin mí (fragmento); Tusquets Editores, 2018 (págs. 43-44) 
 [Transcripción: granuribe50]

martes, 19 de junio de 2018

Pablo Casado es un pelma

Pablo Casado muestra sus trabajos encuadernados y un tríptico
Esta es la modesta opinión de G.U., nada más. Veamos: como quizá recuerden, el 11 de abril compareció Pablo Casado ante los medios de comunicación con cuatro trabajos encuadernados con espiral, un tríptico de propaganda del máster, un papel de color rosa y algunos documentos. Había montado una rueda de prensa urgente después de que El País publicara que había cursado el mismo máster de Cristina Cifuentes en la misma Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC). Se comprometió allí a enseñar sus trabajos, pero no pasó de mostrar la tapa. Eran muy delgaditos, eso sí. No habló de sus profesores porque afirmó desconocer quiénes eran; lógico, teniendo en cuenta que no había ido nunca a clase. Desde ese día ha visitado emisoras de radio y televisión hasta la saciedad, como se suele decir: nunca mejor dicho, "hasta la saciedad", porque sus repetidas apariciones resultan ya bastante empalagosas. Le faltó TV3.

Poco días después, nos enteramos de que había aprobado dos carreras en un tiempo récord, que para sí quisiera Fernando Alonso en su vuelta más rápida. Aunque nadie le hubiera llamado, volvió a hacer el circuito por los medios, sin descuidar casi ni uno solo (Ana Rosa Quintana, Susana Griso, Ferreras, "La noche en 24 horas", "El cascabel", la SER, la COPE, etc.) para explicar que estudió mucho en verano para aprobar tropecientas asignaturas.

Y meses después de todo aquello, y a pesar de sus ímprobos esfuerzos, la jueza ve indicios de delito en esos asuntos, ha imputado a tres profesores y pregunta si Casado es diputado, por si tiene que solicitar el suplicatorio por parte del Tribunal Supremo a la Cámara baja para poder investigar a ese sujeto. Eso le ha llevado a visitar de nuevo las radios y televisiones para hablar de su máster, de sus carreras meteóricas y, de paso, anunciarnos que competirá contra Sorayita y Cospedal para ser presidente del PP .¡Qué pelmada!



Leeamos a Juan José Millás hablar de ese sonriente y atildado caballerete:

«Ahí tenemos a Pablo Casado, vicesecretario de comunicación del PP, desdoblándose, no sabemos si para hacer con un cuerpo la carrera de Derecho y con el otro la de Empresariales, o para acudir con el de la izquierda a una emisora de radio y con el de la derecha a un canal de televisión. El caso es que parece acostumbrado a multiplicarse para atender a todo. Dan envidia las personas con estas capacidades corporales. Qué bueno, por ejemplo, estar a las siete de la tarde aprendiendo francés en una escuela e inglés en otra sin que los dos idiomas se mezclen y acabe uno hecho un lío. Quizá disponga de un tercer cuerpo, y de un cuarto, a los que manda a un mitin o a una reunión en Génova. Gente con este perfil no tiene precio ni en la política ni en la empresa privada ni en su domicilio particular. Las personas normales o hacen la cama o quitan el polvo. Casado puede hacer las dos cosas a la vez.


Pablo Casado (fotografía de Carlos Rosillo)
»Claro que quizá lo estemos interpretando todo mal y lo que en realidad lleva a cabo el líder del PP en esta imagen es una fuga. Una fuga de sí mismo, se entiende. Es posible que el licenciado en Empresariales huya del licenciado en Derecho, o al revés. Téngase en cuenta que la foto está tomada por los días en los que se puso en cuestión su heroico, y prácticamente inverosímil, currícu­lo académico. A los seres humanos nos ataca en ocasiones una vergüenza tan grande de vivir en nuestro propio cuerpo que nos salimos de él. También nos podría tragar la tierra, pero resulta más incómodo que dispersarse. Gracias a estos cerebros privilegiados, aprendemos algo nuevo cada día».

Juan José Millás, Un cerebro privilegiado



Ahora G.U. se dirige personalmente a él por si nos sigue:

Carísimo hermano, Pablo Casado: 

Eres un pelma. Tus cursets y tus carreras nos importan una m*****. Si quieres, haz un comunicado y preséntate a la jueza  con todos los documentos (a ella sí que le interesan, parece ser) que avalen tus títulos, si es que existen. Y a nosotros déjanos tranquilos, no nos intentes seducir más con tu glamur ni nos sigas dando la matraca, ¡por piedad!

Que acabes de pasar un buen día.
Firmado: Gran Uribe

lunes, 18 de junio de 2018

Los "riders" son trabajadores autónomos

Viñeta de El Roto (17/6/2018)



[No confundir "rider" (los de la caja amarilla en bici) con "runner" (Pedro Sánchez, por ejemplo) ni con "walker" (Rajoy)]

Rajoy y Sánchez practican su deporte favorito por los jardines de la Moncloa (ambos tienen perro, aunque el de Sánchez no salga en esta imagen)

domingo, 17 de junio de 2018

El trilero Mas propone un cambio de estrategia

Que el trilero Mas ("hem d´enganyar l´Estat") es el inventor del "procés" tal como lo conocemos es algo que casi nadie discute, y los historiadores del mañana así sabrán reconocerlo, aunque quizá discrepen en las motivaciones últimas que llevaron a ese sujeto a meternos en tal embrollo. La versión oficiosa es la sentencia por el recurso que presentó el PP sobre el Estatut, pero hay otras bastante más plausibles que ya han sido expuestas aquí en numerosas ocasiones.

El caso es que, como tal pionero, Mas se acaba de dar cuenta de que hay que cambiar de táctica a raíz de la llegada del señor Pedro Sánchez al poder, algo que ha sorprendido hasta a la propia empresa. Nos lo cuenta la prensa de hoy.

Y es que lo del "estado represor franquista" ya no tiene recorrido, como tampoco lo de compararse con Mandela, Gandhi y Rosa Parks, sobre todo con el Molt Honorable President que se han buscado (Torra), un tipo peligroso; en fin, final de ciclo. Habrá que poner al propio Mas y a nuestros "intelectuales" más conspicuos a diseñar nuevas trapisondas, engaños, mentiras y performances diversas para vender a través de TV3 y de las organizaciones procesistas (Òmnium Cultural, Federació de Municipis per la Indepedència y ANC, básicamente), que andan un poco frustradas, para siga girando la rueda. Encontrarán nuevas consignas, no se inquieten ustedes, pero... de momento hay que dar tiempo al tiempo.



Bueno, ya que hablamos de esto del franquismo en Cataluña, decir que Javier Cercas lo trata con su acierto habitual, en su columna de hoy, titulada Los penúltimos franquistas, de la que extraemos unos párrafos, pero mejor leerla entera.

Javier Cercas, Los penúltimos franquistas (fragmento); EPS (17/6/2018)

sábado, 16 de junio de 2018

El Aquarius, a punto de llegar a Valencia

"Bienvenidos al infierno burocrático" / Viñeta de JM Nieto ("Fe de ratas") / (15/6/2018)
Según leemos en la prensa "El Aquarius, junto a los otros dos barcos de la Marina italiana que trasladan a los 630 inmigrantes rescatados en aguas del Mediterráneo central, empezarán a llegar a los muelles del puerto de Valencia  en torno a las seis de la madrugada. 

La flotilla desembarcará escalonadamente, por lo que el segundo barco se espera hacia las nueve de la mañana, previsiblemente el Aquarius,  y el tercero está previsto que toque puerto hacia el mediodía del domingo. Un operativo de 2.300 personas se encargará de la primera acogida". Tocan a 3,65 personas per cápita.

El "govern" de Torra y "the minister" Maragall

Agudo pío pío de hoy del  flamante Catalonian Minister of Foreign Affairs, Ernest Maragall
Viñeta de El Roto (11/6/2018)
Célebre frase de Guy de Maupassant especialmente aplicable al gobierno de Fuigdemont/Torra

viernes, 15 de junio de 2018

Un hermoso relato de Rafael Chirbes

Lluís Bosch, un escritor muy bueno al que G.U. sigue habitualmente por su blog mildimonis, nos habla de esta obrita del gran Rafael Chirbes, editada recientemente en pequeño formato. De ella comenta: «es una joya de la literatura breve. Un cuento de menos de 50 páginas fascinante, bello, delicado. Cuenta un montón de cosas con la suavidad de quien cuenta anécdotas intrascendentes. Hay que ser muy bueno escribiendo para poder llegar a escribir así. La última frase del cuento reza: "yo quería seguir perteneciendo a todo aquello". Tres verbos en siete palabras. En otros casos (en otros escritores) eso olería a perro muerto, pero en la pluma de Chirbes es eso, una joya».

Pues sí, hay que ser muy bueno, como dice Lluís. Por sencillo que nos pueda parecer, ¡uf!, qué dificil debe de ser escribir sobre los recuerdos de un niño de siete años, aunque sean nimios, desde la pluma de un adulto, respetando la visión infantil y sin parecer ni noño ni "un catedrático". Ya quisiera G.U., y eso que en su familia había personajes muy peculiares, probablemente bastante más que los que aquí se describen. Pues Rafael Chirbes lo hace, y muy bien, como no podía ser menos, en "El año que nevó en Valencia", un relato de apenas cuarenta páginas y además muy esponjadas (cuarenta y ocho, para ser exactos).

En él rememora, de manera un punto deslavazada, un recuerdo de su infancia, una insólita (ya que no se celebraban habitualmente estas cosas en su familia) fiesta de cumpleaños de su tío Pablo, hermano de su padre —fallecido de accidente hacía poco tiempo—. Allí asiste toda la familia paterna y también su madre, recién abandonado el luto por su marido. Sucede en la Valencia de 1956, durante una gran nevada, y quizá eso ayuda a que ese recuerdo quede más grabado en la memoria de Rafael, casi coetáneo de G.U., por cierto. Estas son las últimas páginas del relato:

Rafael Chirbes, "El año que nevó en Valencia" (final); Nuevos cuadernos Anagrama, 2017

El caso es que en ese momento que nos evoca, su vida estaba a punto de cambiar, aunque él todavía no lo sabía durante la fiesta. Tampoco sabía entonces que a su tío Pablo le quedaban seis meses de vida. Su madre se lía con un sujeto apodado "El canario", con el que decide marcharse a Galicia, dado que el asunto parece intuirse que no es bien visto por su familia política. Y Rafael tiene que ir con ella, claro, aunque él "quería seguir perteneciendo a todo aquello"...

Compren jamón antes de que cierren la tienda

Captura de pantalla de la página de inicio de la web PIG DEMONT
Leemos en la prensa la siguiente celtibérica información:

«La Oficina Española de Patentes y Marcas ha impedido a un empresario malagueño utilizar el nombre de "Pig Demont" en un negocio de venta de productos de Andalucía, principalmente embutidos, por su similitud con el apellido del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. El Boletín Oficial de la Propiedad Industrial publica la resolución de la Oficina, que suspende el uso del nombre "Pig Demont" a raíz de la impugnación presentada por Jaume Alonso-Cuevillas, abogado de Puigdemont. El letrado impugnó el nombre de la empresa —que se anuncia con el logotipo de un cerdo, que recuerda a Puigdemont, por las gafas y el flequillo— al considerar que es "ofensivo" y que la marca no tiene permiso para utilizarlo por sus similitudes fonéticas con el apellido del expresidente catalán».

Captura de pantalla de la oferta de vino "Rufian" en la web PIG DEMONT
Esa oficina no se ha pronunciado todavía acerca del vino "Rufián, variedad charnego", al no existir impugnación.


jueves, 14 de junio de 2018

La viñeta de El Roto de ayer

La verdad es que Gran Uribe estuvo también a punto de publicar esta viñeta de El Roto ayer, pero otros asuntos de gran relevancia, como lo de Lopetegui, reclamaron su atención. Mejor así: se ha ahorrado la reprimenda que se ha llevado el propio Roto (según R. de E.) de tres personajes a los que ya hemos dedicado algún comentario; nos referimos a los chuponcetes Toni Soler, Antoni Baños —buenos bebedores de gin-tonics— y, muy especialmente, Empar Moliner.

Leamos Lecciones de ética para El Roto:

Viñeta de El Roto (13/6/2018)
«Ayer publicó El Roto en El País una viñeta que ha sentado muy mal a algunos de nuestros patriotas (retribuidos) más conspicuos. En el chiste se ve a dos tipos con barretina que sostienen un lazo amarillo enorme y dicen que es para cazar a los que no lucen el lacito amarillo en la solapa. A mí me pareció tan brillante y acertado como casi todo lo que suele publicar el señor Rábago, pero a genuinos catalanes como Toni Soler, Antonio Baños y Empar Moliner les indignó sobremanera y, claro está, se lanzaron a dar clases de ética en Twitter. ¡Tres chupópteros del régimen dando lecciones de ética! Realmente, hay que joderse.

Mientras Soler tildaba de miserable al humorista, Baños lo calificaba directamente de hijo de puta. Moliner, más comedida, se limitaba a hacerle ver lo moralmente punible de su chiste. Parece que, a veces, la libertad de expresión tiene sus límites para estos tres arribistas, que se la reconocen a Valtonyc, pero no a El Roto, un hombre que, precisamente, nunca se ha distinguido por practicar el patrioterismo que a ellos les permite ganarse muy dignamente la vida, un hombre que, en uno de sus chistes, sacaba a un personaje diciendo algo con lo que cualquier persona normal —o sea, no nacionalista— podía suscribir: "A mí me da mucha vergüenza ser de cualquier sitio".

Analicemos brevemente a los acusadores: Toni Soler fue un humorista prometedor que convivía peligrosamente con un patriota —no olvidemos la célebre proclama anarquista: "Un patriota, un idiota— hasta que el patriota (o sea, el idiota) se impuso y convirtió un programa como Polònia, que había empezado bien, en una herramienta más del agit prop nacionalista; Empar Moliner intentó asaltar España desde las páginas de El País y convertirse en la nueva Maruja Torres, pero como las cosas no le salieron muy bien, se refugió en los medios de intoxicación de la tribu, donde se la recibió con loa brazos abiertos [...]; Antonio Baños ha sido siempre un saltimbanqui del periodismo que pasó de hacerse el moderniqui a ir de economista alternativo con unos libros que fueron la rechifla de todos los que sabían algo de economía: se hizo indepe de la noche a la mañana y por fin ganó el primer euro, pues sus orígenes inmigrantes gustaban mucho en la CUP y, sobre todo, en Súmate, la pandilla de charnegos agradecidos que se inventó y financió ERC para, digo yo, ampliar la base social del separatismo.

Que estos tres seres moralmente discutibles (o directamente reprobables) se atrevan a dar lecciones de ética y de moral a alguien que siempre ha ido por libre y cuya visión del mundo le da cien mil vueltas a la de unos esbirros del separatismo rentable es de traca. Me parece normal que se sigan lucrando a costa de la Secta Amarilla --a su edad no se van a poner a buscar un trabajo honrado--, pero, por favor, que nos ahorren las lecciones morales y, por lo menos, se laven la boca antes de meterse con una persona tan decente como El Roto».



Enlace: La Vanguardia (15/6/2018)
[Y, de paso, saber cuáles son las "no afines"]

miércoles, 13 de junio de 2018

Bien surtidos de cesantes andamos

Simulación infográfica de la portada de MARCA de 13/6/2018
[granuribe50]
Vaya por delante que a G.U. no le agrada mucho que el sentido de la ética brille por su ausencia, aquí, allá y acullá. Su padre le inculcó otros valores y él tiene a gala respetarlos siempre, en todo lugar y situación. El caso es que el mundial de fútbol de Rusia se presenta movidito y al gabinete de Pedro Sánchez también empiezan a crecerle los enanos.

Uno, Màxim Huertas, aceptando ser ministro de Deporte (sin tener ni p*** idea de esa materia, es más, despreciándola) de un gobierno que se ha constituido gracias a la corrupción del partido del anterior (PP) y que ha tomado esa lucha por bandera, teniendo como él tenía ese lastre de intentar desgravar en Hacienda, mediante sociedad interpuesta, gastos que no eran legales. Recordar aquí lo que dijo Pedro Sánchez en 2015: "Si yo tuviera en la ejecutiva general de mi partido a un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera de mi ejecutiva". Pues eso, presuntamente, es lo que hizo nuestro ya exflamante ministro de Cultura y Deporte, ocultándolo a su jefe. Y el entorno del jefe se ha cabreado.

Hay otro, un tipo llamado Lopetegui, de mediocre currículum (y no era buen portero), cuyo manager le ha conseguido aupar al Madrit después de influir para que fuera seleccionador de España. En ese cargo se ha dedicado a alinear, se dice, a ciertos jugadores para que se revaloricen durante el mundial de cara al mercado de fichajes. No contento con eso, y mientras entrena a los futbolistas que ha escogido para la selección española, con la que renovó el contrato hace ¡quince días!, rompe el susodicho contrato y ficha como entrenador del Madrit, con lo que eso conlleva respecto a acordar los fichajes para el año que viene.


Es cierto que otros entrenadores de más prestigio declinaron la oferta del Madrit por estar con contrato vigente, pero hay quien no lo hace así y no es un delito. Al presidente de la federación, un verdadero zoquete, le ha dado un ataque de cuernos de que no se le comunicaran las negociaciones que había y ha decidido expulsar al entrenador a tres días del mundial, sin la más mínima mano izquierda para puentear y posponer este asunto hasta acabar el campeonato.

En fin, un despropósito detrás de otro. En cualquier caso G.U. no habría actuado como Huerta y Lopetegui, eso lo tiene claro. Pero mientras tanto seguimos rodeados por tierra, mar y aire de inútiles, de trapisondistas, de gente presa de sus tuits y afirmaciones antiguas y también de otros muy proclives a rasgarse las vestiduras por los asuntos de casa ajena, que no por los propios. ¡Ah! También empezamos a estar bien surtidos de cesantes: Rajoy y los de su gobierno (con todos los cargos adjuntos), el 'pobre' Huerta y la gente que había nombrado, Lopetegui y su staff, en fin, ¡qué masacre!

martes, 12 de junio de 2018

Los arquitectos son gente peligrosa

Vamos a descansar un poco de política y otras sordideces, si les parece a ustedes (y si no, también). Tampoco vamos a hablar del Aquarius, de Urdangarín ni de Lopetegui (el seleccionador que anuncia su fichaje por el Reial Madrit a dos días del Mundial de fútbol). Esas cosas están muy recientes y tiempo habrá, cuando uno se haya hecho una idea más cabal.

Nos dedicamos hoy a la arquitectura, un tema que interesa bastante a este bloguero, aunque quizá no entienda todavía lo suficiente (a pesar de que tiempo ha tenido, desde luego). Y en este caso, fijamos nuestra atención en la arquitectura que pretende ser presuntamente metafórica.

En efecto, pero aquí ya no se trata de metáforas, no vamos a hablar de la "arquitectura metafórica" que practicaron con acierto Saarinen (aeropuerto de Nueva York, por ejemplo), los edificios "estilo barco" del racionalismo (verbigracia el Club Náutico de San Sebastián, de Aizpurúa y Labayen) o el Moneo del Kursaal, por ejemplo, utilizando la analogía y la metáfora como fuente de inspiración primaria del diseño. A esa nos dedicaremos en otra ocasión, quizá no lejana.

The Big Duck, en Flanders (Long Island)
Aquí de lo que hablamos ahora es de lo que ocurre cuando la forma exterior del edificio es una traducción al pie de la letra de la función. Aquí las metáforas ya no tienen cabida, tampoco las dobles interpretaciones. Las cosas por su nombre: "al pan, pan, y al pato, pato"; no basta que el mensaje sea claro; debe ser obvio ante un usuario que no desea complicarse la vida con metalenguajes arquitectónicos que sólo unos pocos elegidos pueden comprender. El "Big Duck", más conocido como “el edificio pato”, puede considerarse como una de las estructuras mas icónicas de la arquitectura y es un claro ejemplo de cómo un edificio puede nacer a partir de una forma y cumplir con su función. Se trata de un edificio construido en el año 1931 por el dueño de un criadero de patos en Flanders, Long Island. En la actualidad vende huevos y carne de pato, está protegido y es uno de los lugares mas visitados por los turistas que se dan un garbeo por larga aquella isla, cercana al puerto de Nueva York.

Para Robert Venturi (los que entiendan algo de esto ya saben de quién hablamos), un gran fan del "Big Duck", hay dos caminos para que un edificio sea "comunicativo": que en su forma exprese su función (como hace una catedral gótica o un restaurante con forma de pato) o que sencillamente sea un "tinglado decorado", un edificio funcional con un rótulo gigante, tal como explica en su famoso libro "Aprendiendo de Las Vegas".

Ambos caminos están en las antípodas de Adolf Loos (gran exposición la dedicada a él en Barcelona y luego en Madrit) y su concepción de la casa como máquina desnuda por fuera y como obra singular, cálida y comunicativa por dentro. También en el polo opuesto a la manera de entender la arquitectura por parte de Gran Uribe. Para Venturi, en cambio, se trata de lo contrario: máquina funcional y anónima por dentro y obra singular y "comunicativa" por fuera. ¡Peligro!

Aquí tenemos varios ejemplos de "edificios pato", como se les suele llamar, varios de ellos situados en China: un enorme pez, un pelotón de fútbol, un piano y violonchelo gigantes, una tetera XXXL, una especie de macrocesta de pícnic, unos tomos de libros muy gordos, un teléfono móvil de tamaño familiar y un gran buque con su piscina en el ático del hotel:

1) Consejo Nacional de Desarrollo Pesquero (Hyderabad (India); 2) Salón de la Fama (México); 3) Conservatorio "The Piano House" (Huainan, China); 4) Museo del Té (Meitan, China); 5) Fábrica de cestas Longaberger Basket &Co. (Ohio, USA); 6) Biblioteca de Kansas City (USA); 7) Compañía de Telefonía (Kunming, China); 8) Hotel Marina Bays Sands (Singapur)


No se piensen ustedes; aquí también tenemos nuestros propios ejemplos autóctonos, además de Calatrava. En la Rioja han surgido bodegas como setas, con una arquitectura absurda en algunos casos. Pobre de aquel bodeguero riojano que no se haga construir un edificio emblemático y, si el presupuesto no llega para un arquitecto estrella, se busca otro más "de estar por casa" pero con la condición de que proponga un resultado lo más invasivo y aparatoso posible.

Aunque con un resultado menos impactante, en el Penedés no podían ser menos en esta línea, no en vano en Cataluña 'som els millors'. Las cavas y hotel Mastinell, a tiro de piedra de Vilafranca, es obra de los arquitectos Josep Juanpere y Lluís Escamis, que han llevado a término su idea de integrar en el entorno de las viñas un edificio que imita la forma en que se apilan las botellas durante la segunda fermentación del cava catalán, con ciertas resonancias modernistas.

Bodega y hotel Mastinell (Vilafranca del Penedés)
El proyecto ganó la Medalla de Oro 2011 en el "Shanghai International Interior Design Festival", lo que no nos puede sorprender ya que, como hemos visto más arriba, en China agradan mucho estas explícitas alusiones. A G.U., menos. Con la recién estrenada cámara, y aprovechando el buen tiempo que se avecina, intentaremos girar una visita al lugar y les daremos noticia, a pesar de que no tengamos idea de pernoctar allí, desde luego, aunque el entorno es estupendo.

lunes, 11 de junio de 2018

Un caballerete de bigote ausente: Aznar

Boda de Ana Aznar en El Escorial, con algunos de los "paganos" del magno evento (5/9/2002)
Rubén Amón hace un retrato del actual Aznar en su columna titulada Aznar y la maldición del bigote. Dice así:

«Impresionan el desahogo y el providencialismo con que José María Aznar se ha propuesto a sí mismo como líder integrador del centroderecha y como timonel extemporáneo de la oposición al socialismo. No se percata de su situación extravagante de vieja gloria ni se responsabiliza de las corruptelas que han sepultado a Mariano Rajoy en la escombrera de Génova 13.

Felipe II / Aznar
[¿Sánchez Coello o Sofonisba Anguissola? / granuribe50]
La sentencia de la Gürtel expía y expone las cañerías de la opulencia escurialense. Y los políticos y empresarios implicados en aquella trama y en otras aledañas —Correa, El Bigotes, Bárcenas, Rato, Zaplana, Jesús Sepúlveda... Silvio Berlusconi— se engominaron en la boda de todas las bodas y se reclinaron en los bancos postineros del templo, cuando José María Aznar se propuso pasar a la historia y reconocerse en la unción imperial de Felipe II.[...]

Un señor de bigote grisáceo que quiso ser Felipe II y que puede malograrse como caricatura de sí mismo. [...] De otro modo, no se explica que pretenda convertirse en el punto de juntura de la pujanza de Ciudadanos y de la decadencia del PP. Por un lado, trata de apropiarse de un fenómeno político al que ha sido completamente ajeno. Y, por otro, se sustrae a los motivos oscuros que han deteriorado la nave nodriza del PP. La justificación que se desprende de semejante excentricidad serían la unidad territorial y el ventilador con que debe airearse la bandera. Aznar ha considerado a Rajoy un político pusilánime y blando. Y le ha atribuido toda la negligencia imaginable en la gestión de la crisis catalana, pero el monstruo del soberanismo no hubiera crecido tanto sin la dieta proteica que le administró Aznar con los pactos del Majestic y otras concesiones de autogobierno. Se diría que el expresidente es víctima del síndrome del bigote ausente. Hace un esfuerzo para borrárselo del rostro, pero no consigue disiparlo, como si fuera la sombra de su pasado y el rastro inextinguible del fantasma de Canterville».

Viñeta de Peridis (11/6/2018)

domingo, 10 de junio de 2018

La opresión de los tontos a los listos

«Los independentistas catalanes llevan ya tantos años alejados del raciocinio, inventándose agravios imaginarios y negando la realidad, que poco les importa caer una y otra vez en la contradicción. Si se les señala alguna, hacen caso omiso, como si no hubieran oído, o bien incurren en una nueva para intentar enmendar la denunciada. El resultado es un embrollo sin ton ni son, un magma pegajoso en el que nada es discernible, una acumulación de grumos. Se han hecho impermeables a la crítica (les trae sin cuidado), al ridículo y al razonamiento».[...]

La columna de Javier Marías acaba así:

Javier Marías, Lengua hiriente y superior (fragmento); EPS (10/6/2018)





"Jugábamos a póquer e íbamos de farol"

Esto ha dicho la exconsellera de Educación de la Generalitat Clara Ponsatí, que se encuentra huida ('exiliada') en Escocia.

Comentario de texto 

Clara Ponsati
Para que se entienda: "estábamos tomando el pelo a todo el mundo", y muy especialmente a los del lacito amarillo, que aguantan lo que sea (incluso recibir mamporros el 1-O) siempre que se lo digan desde la Generalitat, ya que ésta "no menteix mai" ('no miente nunca').

Esta última afirmación, ya comentada aquí hace un tiempo, la formuló en presencia de G.U. un vetusto jubilado de lacito amarillo cuando un buen día se negó a comprar el Periódico de Cataluña en el quiosco porque habían escrito en un editorial que el gobierno de la Generalitat había mentido (una vez más, por cierto). Lo sustituyó por La Vanguardia, diario al que nunca se le ocurriría decir cosas de ese estilo, y mucho menos en un editorial ('la pela és la pela').


Pero para mentiras, esa del susodicho 1-O. Ese butifarréndum fue una votación sesgada, parcial, maniquea (en la que solo participaron los adictos y los demás se quedaron en casa) y una payasada montada con la secreta ilusión de que la policía nacional cayera en la trampa de pegar unas cuantas leches, para poder 'venderlas' en Europa como una muestra del Estado fascista que nos oprime.

Es mentira, por tanto, que lo que sucedió en ese día 1-O suponga legitimidad o mandato alguno para proclamar la independencia. Se trata simplemente de la exhibición prepotente de una parte de los políticos catalanes contra la mitad del Parlament y de la población y un secuestro interesado de la voluntad popular, dejémonos de historias.