lunes, 28 de marzo de 2016

No se le ocurra a usted robar una bicicleta

Fotografía de Samuel Sánchez
«La corrupción legal, en tiempos de Esperanza Aguirre e Ignacio González, puso un huevo ahí, en medio del campo, y ahí sigue, como una protuberancia extraterrestre. Cualquier día se abre y aparecen unos hombrecillos dispuestos a invadirnos, como si no estuviéramos suficientemente colonizados por nosotros mismos. El huevo, que pretendía albergar el Instituto de Medicina Legal de un supuesto Campus de la Justicia, ha devenido, paradojas de la vida, objeto de análisis forense. Si se le hiciera una biopsia, como el tumor que es, quedaríamos espantados ante la malignidad de las células que lo componen. 

Observen el raquitismo de la vegetación que lo rodea, incapaz de crecer a su sombra porque come de todo. Él solo se tragó en su día 22 millones de euros, a los que sería preciso añadir los 105 que se invirtieron en el resto del complejo. Un dineral con el que usted y yo habríamos cubierto cientos de necesidades, habríamos tapado miles de agujeros.
Instituto de Medicina Legal (Madrid) / [granuribe50.blogspot.com.es]
Los pasajeros que van o vienen del Aeropuerto de Barajas lo ven inevitablemente desde la ventanilla del taxi, con sol o lluvia, frío o calor. Los días de niebla, parece un coágulo en medio de un paisaje enfermo o difunto, cubierto por el sudario de la bruma. Miles de ojos se posan cada día en su cáscara. Sería un buen sitio para colocar publicidad, pero quién se atreve a acercarse a él. ¡Vaya usted a saber lo que contagia! Quienes lo perpetraron, abandonándolo, tras pagar las facturas, a su suerte, circulan con libertad, sin que hasta la fecha hayan sido citados por el juez. Pero no se le ocurra a usted robar una bicicleta».

Juan José Millás, Anatomía patológica, EL PAÍS (27/3/2016)



"FIAMBRES EN ESPERA DE AUTOPSIA"

Para documentarse sobre esa fantasmagórica "ciudad" y, en concreto, sobre el edificio del Instituto de Medicina Legal, pueden ustedes consultar un artículo de la Wikipedia del que adjuntamos el enlace, un ejemplo de lo que NO debe ser una entrada en una enciclopedia, en opinión de Gran Uribe.

Allí nos enteramos, entre otras cosas, de que el proyecto urbanístico de "La Ciudad de la Justicia" de Madrid fue el ganador del denominado Concurso Internacional de Ideas Cojonudas (que se celebró en 2005), un mal presagio con ese nombrecito, que podría haberlo escogido la eximia concejal de Cultura de Manuela Carmena (si es que no se lo ha inventado el inspirado autor del artículo).

Y leemos palabras como: "chupópteros", "paniaguados", "fauna predadora" que parecen pronunciadas por Jose Mª García ("El butanito") o frases como: "de todos los edificios previstos sólo se ha medio construido el destinado a albergar el Instituto de Medicina Legal, que afortunadamente nunca ha llegado a ocuparse, dado que sus principales moradores habrían de ser fiambres en espera de autopsia", expresiones todas ellas que no deberían figurar nunca en una obra seria.

Seguramente el autor del artículo tiene su punto de razón, pero los señores administradores de la Fundación Wikimedia tendrían que revisar los artículos que escribe ese sujeto o esto puede degenerar un montón.

Enlace a Wikipedia: Campus de la Justicia de Madrid

1 comentario:

  1. Todo una horterada tremenda. Por decirlo suave.

    ResponderEliminar