martes, 2 de agosto de 2016

Apacible jornada playera en Benirràs

Esta es la breve crónica de la tranquila jornada playera de Gran Uribe en Benirràs, aquella mítica cala a la que acudían los hippies a tocar el tamborcito y a hacer yoga frente a la puesta de sol.

No inquietarse: sigue habiendo chiringuitos (muy solicitados a la hora de comer, a pesar de los clavos que pegan) y ahora algún "Beach Club", tambores (que ya quisiera para sí Calanda), puesta de sol (en la que relajarse y cargarse de energía positiva) y fogatas junto al bosque (siguen plenamente operativas después del incendio de 2010).

Viñeta de Forges (1/8/2016)
Puesta de sol (Sundown) en la playa de  Benirràs (31/7/2016) / [De una fotografía de Joan Lluís Ferrer (Diario de Ibiza])


Sundown (Gordon Lightfoot, 1974)






Postdata a cargo de Rita Vallès i Serra:

"Un lugar mágico", "imagen icónica", "esencia hippy", "fluir de energías", "halo especial", "experiencia única", "ambiente bohemio"... Son algunas de las frases con las que las guías turísticas califican a la fiesta de los tambores que todos los domingos tiene lugar en la cala de Benirràs en Sant Joan, convertida a su pesar en un parque temático de los tópicos del hippismo que se fue para dar paso hoy a una turba armada con paloselfies con una misión: dejar constancia en las redes sociales de un acontecimiento sin parangón... una puesta de sol.

Con tanto calificativo rimbombante, no es de extrañar que muchos, al llegar hasta el lugar y comprobar que su coche es uno más entre mil y que en la playa no hay un grano de arena sobre el que posarse (llegan a concentrarse allí hasta 3.000 personas) no puedan ocultar su decepción. "Pensaba que era una fiesta bucólica, en plan cala desierta", se lamentaba una turista vasca en un revelador reportaje de este diario firmado por Joan Lluís Ferrer [se refiere a Benirràs: récord de masificación].

[...] El islote de es Cap Bernat, frente a Benirràs, es también conocido gracias al papanatismo imperante como ´el dedo de Dios´. Y juraría que es el dedo corazón el que, a modo de peineta, les muestra a esos hippyjos y a su "fluir de energía"».


5 comentarios:

  1. Otro "clásico" que nos han "quemado". Al final, lo único que podrá hacerse en verano será quedarse en casa..., para que los demás se "relajen" y carguen pilas de "energía positiva". ¡Quién pudiera tener vacaciones en agosto, para irse a las antípodas!
    El Tapir

    ResponderEliminar
  2. ¡Huya de allí, Uribe!

    ResponderEliminar
  3. Se me olvidaba: ¡la música OK! y el chiste de Forges también.

    ResponderEliminar
  4. Qué horror,Uribe! Será posible? Si no lo veo no lo creo!
    Nvts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad parece que regalen algo.

      Eliminar