viernes, 5 de enero de 2018

La edad aquella en que vivir es soñar

Miguel de Unamuno, Agranda la puerta | [Mª.C. Silva / granuribe50]



Era una "noche mágica", casi como las de las más sonadas victorias del Barça. Nuestra madre —Patiña— se esforzaba a tope durante las Navidades: nos llevaba pacientemente a tiendas de juguetes y bazares diversos para saber qué queríamos poner en la carta a los Reyes. Eran decisiones difíciles de tomar porque cada año salían juegos y juguetes nuevos, pero el resultado final era casi siempre parecido: algún libro de Salgari, de Editorial Molino (¡bendito Salgari!, él inició a Gran Uribe en la lectura), indios y cowboys con su caravana correspondiente, algo parecido a un pequeño futbolín o similar y algún novedoso juego, casi siempre fallido ("Finanzas", "Fletes", etc.), salvo el de "Detectives", con sus míticos personajes: "TodoOjos" (el muerto), el "Marqués de Oros", la "señorita Amapola", etc. Lo conservó mucho tiempo. Años después, este bloguero cree que lo llamaron "Cluedo", o ese era el nombre del original en inglés. Tren eléctrico, nunca, y Gran Uribe no se lo echó en cara jamás, bastante se esforzaban...


[Hay un cuento infantil de Elvira Lindo, ilustrado por Emilio Urberuaga, titulado "Olivia y la carta a los Reyes Magos" que habla de lo de la carta a los Reyes y el tren eléctrico de manera sencilla y emotiva].

El caso es que la tarde había sido de nervios, muy sobreexcitada, aunque la mayor parte de ella la solíamos pasar en el cine Adriano, un poco desconcentrados en la película, la verdad. Y, ya por la noche —secretamente—, nuestros padres organizaban una compleja puesta en escena que incluía toses, arrastre de sillas, golpes diversos, etc. Ponían también pellofas de naranja y cagarrutas de caballo, simulando las de camello, aunque este último detalle El Tapir lo atribuya a la calenturienta imaginación de Gran Uribe. Quizá sí.

La edad aquella en que vivir es soñar
Pero todo eso lo veíamos al día siguiente. Ya muy temprano, a través de la cerradura, se intuía la prometedora silueta de los indios a caballo y de las caravanas, todo eso.

Magia pura. La verdad es que Gran Uribe no conserva recuerdos posteriores que le evoquen una emoción parecida a la de aquellos días. Como dice Miguel de Unamuno en su breve poema, uno quisiera volver a "la edad aquella en que vivir es soñar". En efecto, nada, absolutamente nada, fue igual después...

14 comentarios:

  1. Ojo...Unamuno hablaba del "estado permanente de congoja", y no iba equivocado.
    salut

    ResponderEliminar
  2. Uribe.....te he pillado el Unamuno este: https://madbar2.blogspot.com.es/2018/01/todo-pecado-la-gula-tiene-su-penitencia.html
    Ah y feliz año...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece perfecto, Chordi. Te lo agradezco, y también te agradezco que me lo digas. Unamuno es un tío grande y este es un hermoso poema para una noche como la de hoy.
      Ah, feliz año (ojalá más tranquilo que este), Chordi.
      Seguimos en contacto.

      Eliminar
    2. No te voy a quitar el ojo de encima....que lo sepas !!

      Eliminar
  3. Muy bonito el poema de Unamuno. Sobre todo para los que tendríamos dificultades aún agrandándola.
    Mis padres también se lo curraban un montón. Mi padre presumía de ser amigo de los reyes que comían y bebían lo que les dejaba. Luego le escribían una tarjeta y un año ponía "Estaba todo muy rico. Gracias. Adiós Enriquito, hasta el año próximo". De esa sí me acuerdo. MJ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. [img]https://2.bp.blogspot.com/-eCHs6OPP81I/WlEvkBd0yiI/AAAAAAAAgCI/ekOu0-SFewcG3ILBV-A5ZY-U2bd0i4blACLcBGAs/s1600/adios_enriquito_1.jpg[/img]

      Eliminar
    2. Muchas gracias G.U. Su tarjeta es más bonita.

      Eliminar
    3. Estupendo regalo de Reyes.

      Eliminar
    4. Muchas gracias a usted. ¡Ojalá tenga un buen año!

      Eliminar
  4. Una entrada muy bonita, GU.
    Buen año a usted y a doña Perpetua.
    Vh

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Vh. Me he limitado a hacer una especie de glosa de esa imagen con el poema de Unamuno aportando algunos recuerdos de la edad aquella en que vivir era soñar...

      De parte de Gran Uribe y de doña Perpetua les deseamos eso mismo: un buen año, sin sobresaltos, en el que esperamos poder visitar Menorca, quizá desde las Pitiusas.

      Eliminar
    2. Nos encantaría. También es posible que lleguemos a coincidir en Ibiza, aunque nuestros trayectos se crucen a menudo. Cuando ustedes vienen a "ses illes", nosotros vamos a Barcelona. Es una lástima no vernos más.
      Un gran abrazo a los dos.
      Vh

      Eliminar
    3. A nosotros también nos encantaría. Ese cruce que usted cita también se produce con frecuencia con ese sujeto llamado Tapir. Algo habrá que arbitrar. Un abrazo a todos.

      Eliminar