martes, 13 de septiembre de 2016

Última jornada en la Rioja

Un modesto lugar de comida casera riojana que Gran Uribe visita siempre que pasa por aquí (menos de lo que quisiera). Bueno, está ya claro que el comedor de Mari Vega, en Rodezno, es una maravilla. Hoy eran alubias rojas, pero otro día son patatas a la riojana, lo que sea. Y el bacalao a la ídem (riojana) ni os cuento. Por diez euros no está mal. Esta gente vive bien, no hay duda. Ça vaut le voyage, aunque difícilmente monsieur Michelin fijará sus ojos aquí, afortunadamente.

Las alubias rojas de Mari Vega están O.K.
Los clientes de Mari Vega salen satisfechos
Las alubias rojas de Mari Vega
Y después de la comida, los 20 Km. de vuelta a Santo Domingo de la Calzada, ya a punto de llover y con unos paisajes de trigales y campos de judías verdes estupendos (uno pensaba que siempre crecían entre entramados de cañas).

[Entre Rodezno y Alesanco / granuribe50.blogspot.com.es / (13/9/2016)

4 comentarios:

  1. Espero que Gran Uribe no salga "tan satisfecho" del restaurante como el señor de la oronda barriga de mano derecha... Por lo demás, todo tiene muy buen aspecto, las alubias rojas, el comedor, las fotografías de la campiña riojana... El viejo Tapir le envidia a usted desde la "isla mágica".
    El Tapir

    ResponderEliminar
  2. Sí, por lo visto, las clientas no llegan al grado de satisfacción de los clientes. Las fotos buenísimas, pero la última con ese monte de fondo que, aunque real, parece pintado, me gusta más. Buen viaje de vuelta. MJ

    ResponderEliminar
  3. Ojo, porque el señor de azul del medio tiene una barriga muy superior a la del otro, pero en visión frontal pasa más desapercibida.

    ResponderEliminar
  4. Esperemos que los de la guía Michelín no descubran nunca este tipo de lugares.

    ResponderEliminar