miércoles, 27 de julio de 2016

Todos no: Gran Uribe no es Leo Messi (2)

#GranUribeNoEsLeoMessi

[Ya que: ni mete ya goles ni lleva (todavía) ese peinadito rubio platino. Además, paga a Hacienda] 

Escribe un buen barsista como Ernesto Ayala-Dip lo siguiente, acerca del look de Messi y su clamorosa evasión fiscal:

Messi, en Saint George's Park (Inglaterra)
«Lionel Messi adelanta el retorno a su faena. Y lo hace con un impactante platinado en su pelo. Y por lo visionado en la tele, también con unos nuevos tatuajes. Los medios de comunicación atienden el hecho como si Messi no hubiera tenido últimamente ningún problema con nadie, tan atentos están por su puesta a punto y su renovado look. [...]

Recuerdo perfectamente que el Barça inició, no hace ni un mes, una campaña de defensa de Messi tirando de un eslogan copiado de los que se utilizaron para solidarizarse con las víctimas del terrorismo. “Todos somos Messi”. Ese fue un error de bulto. Inexcusable por banalizar un asunto tan sensible como son las víctimas del terrorismo. De cualquier terrorismo. Y no es menos escandaloso victimizar a una persona que no atendió debidamente sus obligaciones fiscales. Un club tan importante y con tantos seguidores en todo el mundo, incluido el que escribe esto, no puede caer nunca en tan inexplicable despropósito.[...]

Soy un defensor acérrimo del fútbol, del Barça y de Leo Messi, pero no a cualquier precio. Y me parece que son muchos los seguidores del Barça que sienten lo mismo. 

El Barça antes de iniciar (o reiniciar) campañas de victimismo barato, debería introducir en su escuela de La Masía algunas sugerencias éticas en materia de deberes solidarios. Empezando por inculcar a sus futuros cracks cumplir con Hacienda, que esta sí somos todos».






2 comentarios:

  1. Bueno, es que el Barça es más que un club.

    ResponderEliminar
  2. Victimismo barato, esa es la clave. El Barça copia lo que ve por aquí, y que tan buenos resultados rinde. En cuanto a Messi... hará bien en cambiar de peluquero. Ese look le queda fatal, la verdad.

    ResponderEliminar