jueves, 22 de febrero de 2018

Hasta siempre, Forges

Muere Forges, genial dibujante de medio siglo de historia de España


Hoy es un día triste. Descansa en paz, querido Forges. Gracias por todo. No te olvidaremos...

6 comentarios:

  1. Hasta siempre. Le echaremos mucho de menos, cada día en El País.
    "La historia forgesporánea", con sus tres tomos y su rigor o "La historia de aquí", ambas para reír y aprender. Imposible olvidarle.

    ResponderEliminar
  2. Imposible... Le debemos mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy ni chafardero ni amarillista. Pero cuando alguien conocido y al que aprecio muere sin haber tenido yo noticia previa de sus problemas de salud siempre me pregunto por las circunstancias, por cómo sucedió y de qué manera sobrellevó las cosas. Una manera más de acercarme al personaje. Y me ha vuelto a pasar con Forges.

      He leído todo tipo artículos laudatorios, merecidas laudes por cierto, pero en ninguno de ellos se nos apunta ningún detalle de cuándo lo empezó a pasar mal y de lo bien que sobrellevó esos males sin que ninguno de sus seguidores pudiéramos siquiera aventurar lo canutas que las estaba pasando, siempre con ese buen humor tan suyo y tan nuestro hasta el final.

      Eliminar
    2. Solo uno de los artículos laudatorios, de una mujer cuyo nombre ahora no recuerdo, mencionaba como de pasada que notaba la enfermedad de nuestro Forges por su voz, que delataba su estado. Eso ha sido todo. Forges de nuevo nos ha dado una lección a todos de contención y de elegancia frente a su adversidad. ¡Qué pena más grande tenemos sus seguidores de tantos años!
      nvts

      Eliminar
    3. Y otro de Juan Cruz en el que explica que se lo encontró por la calle, no indica cuándo, con unos auriculares escuchando una Sinfonía de Mahler. ¿Sería "por un casual" el tercer movimiento de la Sinfonía Titán?

      Eliminar
  3. Me ocurre lo mismo que a GU: yo tampoco sabía nada de su enfermedad -la continuidad y normalidad de su viñeta diaria en El País contribuyeron a mi ignorancia-, de manera que la sorpresa ha sido mayúscula. Una gran pérdida para todos, de la que será difícil reponerse. Forges, descansa en paz, que te lo has ganado.
    El Tapir

    ResponderEliminar