viernes, 31 de marzo de 2017

El mal menor: una peña blaugrana

Viñeta de JM Nieto ("Fe de Ratas") / 30/3/2017)



En el local de abajo había una sinagoga y se trasladó hace unos meses a un local más amplio, mudanza que no desagradó a Gran Uribe, muy al contrario. Sin comentarios, por si acaso.

Siempre es una incógnita cuando se produce un cambio de vecinos. ¿Quién coño vendrá? ¿Qué problemas creará? ¿Qué ruidos emitirá?, son preguntas habituales que se hace uno en este tipo de circunstancias.

Local de CUP en Centelles / Peña Blaugrana en un lugar por determinar

Hoy ha habido novedades. Todavía circunspecto G.U. por sus nuevos vecinos del local de abajo (techo con suelo)—la Penya Blaugrana de Les Corts— hay quien le ha animado recordando que podría haberle tocado un local de la CUP o de Okupas. Es muy cierto, desde luego, pero eso no supone un consuelo para este antibarsista visceral que se dirige a ustedes. Pero como el vecindario está que no cabe en sí de gozo, toca disimular. Y en eso, nos pilla acostumbrados.

6 comentarios:

  1. No me agrada el fútbol, así que para mi sería lo mismo una del Barcelona que una del Madrid.
    El "Orígen deportivo del Estado" es un pequeño trabajo de Ortega que nos dice ya en 1933 como se manipula a las masas para tal o cual suceso. De entrada se refiere a las manifestaciones mussolinianas, pero puede estar correligado a cualquier estado, pongamos por ejemplo Irlanda, donde los del Celtic son católicos y los del Rangers protestantes.
    Aquí, sin ninguna verguenza, los barcelonistas desde la dirección se proclaman independentistas, y cambian sus estandartes, sus colores , azul y granate, por las del trapo de turno que hacen ondear en la Generalitat.
    El fútbol sólo crea enemigos, G.U., créame, y es utilizado para gilipollar a la masa, de tal manera que en Madrid pasa otro tanto.
    Si no fuera efectivo, ¿creé ud. que desde ayer, viernes, vamos a llevar 42 días, si cuarenta y dos, con futbol cada día sin parar ?
    Salut

    ResponderEliminar
  2. Ya irán ustedes viendo si cada vez que haya partido del Barça, más si es un partido sonado, tienen que soportar manifestaciones de júbilo molestas, es decir, vocerío. Las concentraciones de fans y el resto de actividades de una peña de fútbol, que, como apunta Tot Barcelona, deben de ser muy parecidas entre sí, pueden ser civilizadas, o a lo peor, no. MJ

    ResponderEliminar
  3. Y otras consustanciales, Don ANÓNIMO, como por ejemplo la proliferación de trapos (así denomino a todo aquello que quiera representar no se que de un país, estado, nación o autonomía, y me da lo mismo que lleve 51 estrellas que una), que nada tienen que ver con los colores de aquel colegio inglés de Liverpool, el Merchant Taylors, donde los dos hermanos fundadores del CF Barcelona, los Witty, estudiaron en su niñez. Y no lo digo yo, lo dice el biznieto del Sr Gamper, el sr Manuel Gamper en uno de sus libros sobre la historia del club en cuestión.
    Así que del fútbol a la política no tendrá, G.U más que un paso, o un piso, que en este caso vendría a ser lo mismo.
    Lo siento de verdad por ud., Gran Uribe.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Le agradezco su solidaridad! A mí tampoco me agrada nada la proliferación de trapos y los fanatismos diversos que suelen llevar consigo.

      Eliminar
  4. Pues menudo contratiempo… Lo siento mucho, de verdad. Acabarán ustedes hasta las narices de tanta banderola y tanto fanatismo. En fin, y hablando en plata, un horror, y no un honor, por mucho gozo que muestren los vecinos, que a saber si son sinceros…


    ResponderEliminar
  5. ¡Qué suerte tiene usted, GU!
    El Tapir

    ResponderEliminar